Keith Allison (CC)

Andre Iguodala defiende el sistema de los Warriors

ha sufrido críticas en los últimos dias

Andre Iguodala
Andre Iguodala, Golden State Warriors (Keith Allison CC)

Parece que la frase estrella de la última semana, que es una verdad absoluta si se desea acreditar a Stephen Curry y a sus Warriors. «Es un equipo con un sistema, y él es un jugador sistema«. Sin embargo, y más con Stephen Curry que nadie, es imposible de sostener ese argumento, y por ello, Andre Iguodala, ha salido a defender al líder de los Warriors.

«Tú intentas implementar cualquier sistema que haya tenido éxito, y tienes que tener a los jugadores adecuados en ese sistema» dijo Iguodala antes de jugar el Game 6, en donde le dieron espasmos. «Ves a los Bulls, ellos corrían el triángulo ofensivo, y tienes que tener al tipo adecuado para ese sistema. Y después con los Lakers, tenías a jugadores similares… Lo mismo con los Spurs y el éxito que han tenido en la última década o así. Simplemente rotaron algunos jugadores de su roster, como los Patriots».

Y es que aunque Curry no esté jugando al nivelazo que nos tiene acostumbrados, es verdad que sus números en las finales no tienen desperdicio alguno. Está promediando 23’5 puntos por partido, 4’8 rebotes, e incluso 4 asistencias por partido. Sin embargo, pueden más los números que LeBron, que tras haber enrachado dos victorias consecutivas, parece que tienen todas consigo para ganar según los eternos detractores de los Warriors. Pero este equipo en el Oracle, y entre la espada y la pared, es otra cosa y bien diferente a lo demostrado en Cleveland en el último partido.

Según el propio Iguodala, el sistema no es producto de un gran CI baloncestístico, o producto de un roster con muchísimo talento, sino que es una mezcla de ambos.

«Siento que en la pista somos cinco tíos y que cada uno juega en el puesto que le toca y que cada uno hace lo que se le ha asignado».

Por tanto, ahí tenemos la clave del sistema de Kerr y sus Warriors. La inhibición de los personalismos, el juego en equipo, en contra del individual.

«Al final de todo, aprovechas lo que la defensa te da. Suena muy simple, pero hay muchas cosas que influyen en eso. Estás envuelto en este mundo de las marcas, de publicidad, de las redes sociales, que al final tiendes a pensar en ‘yo’, y conviertes este deporte en un juego individual frente a lo real, que es un juego de equipo».

En conclusión, no es que los Warriors se hayan convertido en un equipo individualista, sino que el único que anotaba tiros y bandejas en el Game 6 fue Stephen Curry, mientras el resto de sus compañeros pasaron por ciertos apuros para poder cuajar un partido aceptable, pero esa no es la forma de ser de los Warriors.