Foto: Wikipedia (CC)

Ettore Messina, listo para llevar a Italia hacia Río

La prensa italiana entrevistó al entrenador azzurro

Foto: Wikipedia (CC)
Foto: Wikipedia (CC)

La selección italiana ya ha empezado su camino hacia la cita con el preolímpico de Turín en programa del 4 al 9 de julio. Ettore Messina, que finalmente ha terminado su empeño como entrenador ayudante de Gregg Popovich en los San Antonio Spurs antes de lo esperado, con la franquicia de Texas eliminada en cuartos de final, ha empezado a trabajar con el primer grupo de 7 jugadores en Bologna, entre los cuales se encuentra Andrea Bargnani, actualmente sin equipo.

Un segundo grupo de otros 10 jugadores, incluidos los NBA Danilo Gallinari (Denver Nuggets) y Marco Belinelli (Sacramento Kings) y el fresco campeón de Grecia con el Olympiacos Pireo Daniel Hackett se unirá a partir del lunes para el training-camp en programa en Folgaria, pintoresca localidad situada entre los Alpes de la región de Trentino. Un tercer grupo, con los jugadores actualmente empeñados en diferentes finales Playoffs, se unirá en cuanto terminen los respetivos empeños.

Hay varios integrantes del Emporio Armani Milano (Alessandro Gentile, Cerella y Cinciarini) y del Grissin Bon Reggio Emilia (Aradori, Polonara, Della Valle y De Nicolao) que se verán las caras en la final “scudetto” en Italia, serie a lo mejor de 7 encuentros en programa a partir de este viernes.

Luego está el ala-pívot del Brose Basket Bamberg Nicolò Melli, que jugará la final de la Beko Bundesliga frente al Ulm a partir del domingo; los hombres de coach Trinchieri, uno de los equipos revelación de la última Euroliga, buscarán revalidar el título conquistado el año pasado.

Y por supuesto el capitán de la selección azzurra, el alero Luigi Datome, que en las filas del Fenerbahçe ha vuelto a encontrar su mejor versión tras un paso por la NBA no demasiado exitoso. El conjunto entrenado por el enérgico Obradović se verá las caras con el Anadolu Efes en la final de la liga turca, con primer partido en programa el viernes día 3.

Los compañeros de la prensa italiana han hablado con coach Messina, empezando por el tema más actual: la final NBA. Así la ve el experimentado entrenador:

“Veo a Golden State con ventaja ahora mismo. Han vivido unos Playoffs complicados, recuperando un 1-3 en contra frente a Oklahoma, pero la manera en la cual Curry y compañía han sido capaces de darle la vuelta a esta situación es un símbolo de gran solidez: estoy convencido de que los Warriors puedan revalidar su título”.

Messina ha sido un nombre muy de actualidad en los últimos meses, con varias entrevistas para el puesto de entrenador jefe en diferentes franquicias NBA (sería el primer europeo en entrenar en la mejor liga del mundo), pero finalmente la llamada no llegó. ¿Decepcionado?

“No, se trata de un recorrido necesario. Las entrevistas me alaban porque demuestran un interés concreto, pero sé que abatir el muro del primer entrenador extranjero en la NBA va a ser difícil. Mi familia y yo, de todas formas, estamos muy bien en San Antonio, y ahora mismo tengo delante este estimulante verano con la selección italianaGregg Popovich lleva meses animándome y le habría encantado poder estar presente en Turín, pero posiblemente los empeños de mercado se lo impidan”.

El camino hacia las Olimpíadas no va a ser fácil para Italia, que se medirá a Croacia y Túnez para empezar y luego posiblemente a México y Grecia.

“Espero que el camino hacia el preolímpico no tenga contratiempos: con tan solo dos semanas para trabajar todos juntos, tendremos que buscar la vía para entendernos rápidamente. El aspecto principal será el mental: me espero partidos muy luchados y cuando la pelota es caliente gana quien tiene más sangre fría y es capaz de jugar en equipo y defender”.

Hablando de las estrellas NBA, las situaciones son distintas: mientras Danilo Gallinari viene de disputar la mejor temporada de su carrera, pase al esguince de tobillo que le mantuvo fuera durante el último mes y medio de competición, lo mismo no se puede decir de los demás:

“Sin ofender a nadie, pero Marco Belinelli y Andrea Bargnani son los primeros en saber perfectamente que no han vivido un año positivo, pues espero que esto les sea de estímulo para que den lo mejor de sí mismos con Italia: ir a Río sería una gran alegría que cancelaría los malos tragos. A los jugadores que vienen de la NBA les pido que se dejen entrenar, esto quiere decir que si levanto la voz porque cometen un error, ellos tendrán que empeñarse en no repetir el mismo error”.

Como comentado antes, podría haber tres campeones en diferentes ligas europea, algo que Messina valora positivamente:

“Esta experiencia internacional ayudará mi trabajo: jugar la final de Euroliga como Datome o ganar el derbi de Atenas para hacerse con el título como Hackett son experiencias que enriquecen a un jugador de manera inconmensurable”.

Ettore Messina y sus jugadores están listos para devolver a Italia al baloncesto que cuenta. Forza Azzurri!