Foto: Keith Allison y Mark Runyon (CC)

Los Raptors de Lowry y DeRozan hacen historia

Miami Heat 89 - 116 Toronto Raptors

Lowry-DeRozan Raptors
Foto: Keith Allison y Mark Runyon (CC)

Como bien avisábamos ayer, el partido entre los Toronto Raptors y los Miami Heat se citaban en un Game 7 apasionante para decidir quién sería el rival de los Cleveland Cavaliers en las Finales del Este. Y tras 21 temporadas, los de Canadá por fin podrán decir que sabrán lo que es jugar esa eliminatoria. Muy probablemente no estén en su mejor momento de forma y poco o nada podrán ofrecer contra los de LeBron y compañía, pero al menos sabrán qué sensación queda cuando, como mínimo, disputas 18 partidos de PlayOffs.

Anoche ganaron gracias, especialmente, a sus dos All-Stars, DeRozan y Lowry con 63 puntos entre ambos y a un Bismack Biyombo que jugó de manera impecable terminando con un doble-doble que puso de manifiesto la falta de kilos en la pintura de los Heat, con un McRoberts haciendo lo posible para suplir la baja de Whiteside. Pero volvamos a la pareja estrella, Lowry – DeRozan, quienes con 39 tiros pudieron irse a casa con la sensación del trabajo bien hecho, con 63 puntos, 15 rebotes, 9 asistencias (todas de Lowry) y un meritorio 41% en tiros de campo. La pareja rival, Dragic-Wade, con 16 puntos cada uno, se vieron desbordados ante el acierto de los de los Raptors. Wade estuvo lastrado por faltas desde el primer cuarto mientras que Dragic no encontró el tono en todo el encuentro. En la pintura, el dueño y señor fue Bismack Biyombo, héroe del partido con 17 puntos, 16 rebotes y 2 tapones aunque, sin embargo, estuvo muy mal en la línea de tiros libres, firmando un 5 de 12 desde la personal.

En lo que concierne al partido, los de Florida rindieron a un buen nivel durante el primer tiempo, llegando a ponerse por delante en el segundo cuarto (36-37) y con parciales de hasta 11-0 iban acercándose en el marcador incluso en el tercer cuarto. Sin embargo, los secundarios de los Raptors (Patterson y Carroll, así como T-Ross y Biyombo) iban apoyando con mucha efectividad al backcourt de los Raptors, dando una ventaja de 20 puntos a falta de 8 minutos en el último cuarto. Esto significó el adiós a la temporada de los Miami Heat en un duelo en el que los suplentes tuvieron minutos (salvo Luis Scola….) y donde los Toronto Raptors hicieron historia.

Esta serie acabó para los de Ontario igual que la anterior contra Pacers, con derrota-victoria-victoria-derrota-victoria-derrota-victoria y volviendo a mantener la tónica de no perder dos partidos seguidos en PlayOffs. Alomejor LeBron rompe esta tendencia, pero todo está por ver. En las 10 eliminatorias que han disputado los Raptors en PlayOffs, solo han salido victoriosos en tres y dos de ellas han sido este año. Pese a la mala imagen dada durante los primeros partidos, parece que este equipo ha llegado donde se le esperaba, a disputar el trono a los Cavaliers y a disfrutar. Porque aquí han venido a eso y más.