Los Timberwolves barren a unos mermados Kings

Minnesota Timberwolves 105 - 97 Sacramento Kings

Fuente: Basket Streaming (CC)
Fuente: Basket Streaming (CC)

Los Minnesota Timberwolves llegaban la noche del jueves a Sacramento después de dar una de las sorpresas más grandes de la temporada, venciendo en el Oracle Arena a unos Golden State Warriors en plena lucha por llegar al famoso récord de los Chicago Bulls. En frente iban a tener a unos Sacramento Kings que intentan acabar con dignidad su temporada y sobre todo despedir con alguna alegría al Sleep Train Arena, que con el de ayer le quedaban solo dos partidos siendo la casa de los Kings.

George Karl no pareció tener ese mismo sentimiento hacia la temporada y hacia el adiós del estadio, dando descanso a DeMarcus Cousins, al cual dijo que daría descanso en los dos últimos partidos de la temporada coincidiendo con que el equipo juega fuera, y a Rajon Rondo, que venía de hacer uno de sus mejores partidos ante los Blazers. Con todo esto, el equipo con el que saldría de inicio estaba formado por Darren Collison, Seth Curry, Rudy Gay, Willie Cauley-Stein y Kostas Koufos. Por su parte, Sam Mitchell ponía en liza su quinteto de gala, formado por Ricky Rubio, Zach LaVine, Andrew Wiggins, Gorgui Dieng y Karl-Anthony Towns.

El partido comenzó con una alternancia de parciales en el marcador, primero de 8-3 para los Kings que respondían los Wolves con otro de 9-0. El equipo visitante lograba tomar primero la iniciativa de manos de un espectacular LaVine, que mediado el cuarto tenía ya 12 puntos en su haber. Sin una referencia en ataque clara ( Rudy Gay volvió a defraudar cuando tenía el deber de ser esa referencia ), los californianos se veían perdidos en ataque y los Wolves lo aprovechaban para lograr una amplia ventaja de 13 puntos, que entre Collison y McLemore lograron recortar en el último minuto para marcharse solo a 4, 31-27.

https://vine.co/v/iIxQJ9TjdQa

El poco acierto de cara al aro fue el protagonista de los primeros compases del segundo cuarto. Los puntos sumaban en el marcador con cuentagotas, y los Kings lograron darle la vuelta al marcador tras un 2+1 de Cauley-Stein, pero rápidamente llegaba la reacción de los Wolves por parte de los dos jugadores que son el presente y futuro de la franquicia, Wiggins y Towns, hasta este momento desapercibidos en el partido, que dieron una ventaja de 7 puntos de nuevo a los suyos en apenas dos minutos. LaVine volvía a pista y hacía daño desde la larga distancia, una constante en los rivales de los Kings, pero la garra de Acy permitía que no se alejasen más de esos 7 puntos al acabar el cuarto, 58-51.

https://vine.co/v/iIxZwp97Pgj

A la vuelta del descanso, Rudy Gay intentaba tomar las riendas en ataque, pero en defensa no lograban frenar a sus rivales, en especial a Dieng en estos primeros minutos. Los Kings pisaban los talones a los Wolves, pero estos eran capaces de responder siempre que sentían la presencia de los californianos acechando su liderato. La igualdad del cuarto se rompió en los segundos finales, cuando Jones y Bjelica iban a sumar dos triples para irse a los últimos 12 minutos con un colchón de 7 puntos de nuevo.

Acy seguía empeñado en darle a la afición una alegría en una de sus últimas noches, anotando los 6 primeros puntos del equipo, pero seguían sin saber como parar la anotación de los Wolves, muy serios en ataque, incluso con la segunda unidad en pista. La diferencia de 7 puntos se transformó en 14 tras unos malos minutos de los Kings en ataque, con un desacertado Rudy Gay fallando tiros y perdiendo balones. El equipo de Minneapolis se asentó en esa ventaja, y en los siguientes minutos no iban a permitir que los locales se acercasen a menos de 13 puntos, dando pie a unos últimos dos minutos de la basura con el fondo de ambos banquillos en pista. Un último parcial permitía a los Kings maquillar el resultado y dejarlo en 105-97 a favor de los Timberwolves.

Sin duda, hay que destacar en el lado ganador una gran labor colectiva, con hasta 5 jugadores por encima de los 15 puntos pero sin llegar a 20, con Dieng siendo el más destacado con 18 puntos y 13 rebotes, y Karl-Anthony Towns con su doble doble número 50 de la temporada, 17 puntos y 12 rebotes. Buen partido de Bjelica desde el banquillo, anotando 18 puntos con un solo fallo en el tiro. En el lado perdedor, el mejor volvió a ser Collison, con 19 puntos, acompañado por los 17 de Quincy Acy, siendo los dos que más intentaron tirar del carro local.

Ambos equipos volverán a jugar el sábado, los Wolves visitan a los Portland Trail Blazers, mientras que los Kings despiden el Sleep Train Arena recibiendo a los Oklahoma City Thunder.

Comments