Joffrey Lauvergne está listo para su nuevo reto en Oklahoma (Foto: Laura Cristaldi, SB)

Los planes de verano de los Nuggets

Declaraciones de 'Gallo' y Lauvergne a la prensa

Lauvergne nuggets media mass
Foto: Laura Cristaldi (CC)

Como reflejamos ayer, Nikola Jokić no sabe aún si Sasha Djordjević lo incluirá entre los seleccionados para llevar a Serbia hacia el sueño olímpico de Río. La selección del país balcánico disputará su torneo pre-olímpico en casa, en Belgrado, a principio de Julio y por supuesto al joven pívot de los Nuggets le encantaría ser parte del grupoTim Connelly confirmó recientemente, como ya nos había dicho Malone el mes pasado, que los Nuggets apoyan al 100% la participación de sus jugadores en los torneos pre-olímpicos y – si sus selecciones tuvieran que lograr clasificarse – también por supuesto en los Juegos de Río.

De momento sabemos por cierto que Danilo Gallinari liderará a la selección italiana en el preolímpico de Turín (siempre y cuando la FIBA no siga con su guerra y decida fastidiar hasta esta competición) y lo hará sin restricciones, ya que el jugador recibió el alta médica por el esguince de tobillo que le mantuvo alejado de la cancha durante el último mes y medio de competición; mientras que Joffrey Lauvergne tendrá primero que descansar y recuperarse de unas molestias a la espalda antes de ponerse a disposición de la selección francesa, que disputará el pre-olímpico de Manila.

“Gallo”, tras la decepción de la no conseguir la clasificación a los Playoffs y molesto por haberse perdido los últimos partidos de la temporada, está muy motivado en vista de la aventura con Italia. Esto dijo el jugador a los compañeros de La Gazzetta dello Sport

“Quiero llegar listo a la concentración. El tobillo está bien, podré trabajar al 100% desde el primer día”.

Italia se concentrará para la importante cita el 31 de mayo, aunque faltarán los jugadores empeñados en los Playoffs de los varios campeonatos, incluido muy posiblemente el coach Ettore Messina, ya que es lógico pensar que los San Antonio Spurs lleguen bastante lejos en la post-season.

“Será un poco raro al principio, ya que faltarán jugadores y el coach. Con Messina hemos hablado mucho a lo largo de la temporada, todas las veces que se han enfrentado Nuggets y Spurs. Tenemos muchas ganas de empezar a trabajar juntos, ya que no lo hemos hecho nunca, aunque siempre he admirado su trayectoria”.

Danilo no pisa una cancha de baloncesto desde el pasado 26 de febrero:

Esa lesión ha sido el momento más duro de la temporada. Estaba jugando bien y el equipo estaba en un momento clave para centrar la clasificación para los Playoffs. No lograr disputarlos por poco es un gran remordimiento, si hubiésemos ganado 4-5 partidos más… Y hablo de partidos posibles, ya que perdimos varios encuentros en la recta final, tan solo no faltó algo más de cinismo y experiencia; pero este es un grupo joven, que puede mejorar muchísimo trabajando juntos”.

Gallo cerró la temporada con un promedio de 19.5 puntos por partido (en los 53 encuentros jugados), su mejor marca histórica en la NBA:

“Para mí ha sido una gran temporada, posiblemente la mejor. La diferencia la han hecho la salud y mi rol en el equipo: era el líder y percibía la confianza por parte de todos: compañeros, entrenador y sociedad, y he podido tomarme tantas responsabilidades. ¿El mejor momento? Seguramente a principio de año”.

Joffrey Lauvergne por su parte fue entrevistado por el periódico francés L’Equipe, comentando la temporada que acaba de terminar, se unió más a la decepción con respecto al equipo:

“No quiero aparecer desagradecido, pero jugar en un equipo que pierde muchos partidos, a nivel de emoción, no es el máximo de la vida. Se juega cada dos o tres días, y esta temporada ni se respiraba demasiada euforia tras las victorias, ni demasiada tristeza tras las derrotas. Me considero un privilegiado por estar aquí, y vivir mi pasión en la liga más importante del mundo, pero realmente no creo que sea el sueño de ningún jugador de baloncesto estar en un equipo que gana poco más de 30 partidos al año y cuya temporada termina el 15 de abril”.

“Es frustrante, a veces, me falta esta adrenalina y el afán de ganar, pero hay que seguir…”

Cambiemos de tercio. El futuro de King Joffrey no está aún decidido, está en manos de los Nuggets, que podrían renovarle por la próxima temporada o más años. Malone se ha declarado más de una vez muy fan de la ética de trabajo del interior galo:

“Joffrey disputó una gran temporada. Es un gran jugador, un gran profesional y es muy completo. Es joven en el mundo de la NBA, es normal que a veces se pueda sentir frustrado. Tiene márgenes de mejora; es el típico jugador que cada entrenador quisiera tener en su equipo”.

Lauvergne promedió 8 puntos y 5 rebotes en una media de 10 minutos en campo por partido y es relativamente “barato” (1,7 millones de dólares); el mismo jugador, internacional por 56 veces con Francia, presumió un poco:

No les salgo muy caro; no veo por qué no deberían no renovarme”.

Preolímpicos a parte, la otra gran cita del verano será seguramente la Summer League, donde podremos ver en acción a varios jugadores de los NuggetsMudiay, Jokić (si finalmente no es convocado por la selección de Serbia), Gary Harris, JaKarr Sampson, Axel Toupane y Jusuf Nurkić deberían de estar presentes a la cita de Las Vegas. El roster de los Nuggets será completado por los nuevos jugadores que saldrán del draft y algunos agentes libres que no encuentren equipo antes de la cita.

También podríamos volver a ver en campo a Nikola Radicević. El joven base serbio, drafteado por los Nuggets el año pasado en segunda ronda y este año en fuerzas al Baloncesto Sevilla en ACB, se ha perdido la temporada entera por haberse sometido a una operación de cadera, pero está muy cerca de su completa recuperación. El personal de los Nuggets se ha mantenido en contacto con el conjunto andaluz a lo largo de la temporada, para seguir la evolución de la rehabilitación de esta joven perla, que tiene matices de juego que recuerdan a Goran Dragič.

La gente de Denver está en contacto conmigo desde el verano”.

El jugador comentó a la Agente EFE lo siguiente:

“Me cuidan y estoy contento porque es una franquicia muy buena, con una gran organización, pero ahora estoy centrado en seguir aquí otra temporada, ya hablaremos del futuro”.

La lesión ha posiblemente atrasado de un año el “grande salto” de Radicević, que podría seguir un año más en ACB antes de cruzar el charco.