Zelmo Beaty será incluido en el Hall of Fame

Lo hará de forma póstuma

Zelmo Beaty, conocido en las canchas de la NBA como «Big Z», se convertirá de forma póstuma en la próxima estrella en unirse a las filas del Salón de la Fama del Baloncesto, en septiembre de este año. Entre las diez leyendas que serán premiadas con este honor encontraremos a grandes de este deporte como Allen Iverson, Yao Ming o Shaquille O’Neal.

Nacido el 25 de octubre de 1939 en Texas, este pívot se dedicó profesionalmente al baloncesto al ser elegido en tercer lugar de la primera ronda del draft del año 1962, por los llamados por aquel entonces St. Louis Hawks, debido a que la sede se situaba en Missouri. Fue un halcón durante siete años (1962-1969) en los cuales fue proclamado All-Star en dos ocasiones y a lo largo de su paso por la liga promedió 17.4 puntos, 11.2 rebotes y 1.5 asistencias en 34.2 minutos por partido, y fue incluido en el equipo inaugural de novatos de la NBA. Tras su paso por los Hawks decidió cambiar de aires y aterrizó en la ABA, donde jugó para los Utah Stars con los que alcanzó el título y el premio de mejor jugador del torneo en el año 1971. Después de su paso por esta liga retornó a la NBA para jugar sus últimos años en la franquicia angelina, Los Ángeles Lakers.

Llegados al año 1975, Beaty decidió retirarse con un total de 15,207 puntos y 9,665 rebotes a su espalda. Tras su salida del profesionalismo se convirtió en entrenador de los Virginia Squires de la ABA durante la temporada 1975-1976. Sin embargo, dejó el mundo del baloncesto para trabajar como inversor financiero, y acabó sus carrera laboral trabajando como profesor de primaria sustituto en el estado de Seattle. El 27 de agosto de 2013 falleció a causa de un cáncer, que acabó con su vida a los 73 años de edad.

En una época en la la liga estaba dominada por los hombres altos, Zelmo Beaty tuvo que hacerse un hueco entre los más grandes de la historia, a pesar de no ser tan alto como jugadores como Bill Russell, consiguió pelear contra estos gracias a su tenacidad y arrojo. En recientes declaraciones, la franquicia que le vio crecer como jugador le ensalzó como uno de los grandes pívots de su tiempo:

Zelmo Beaty era conocido como uno de los competidores más duros y talentosos de su tiempo, y el reconocimiento de su carrera por el Naismith Basketball Hall o Fame está más que merecido. Fue una estrella durante varios años tanto en St. Louis como en Atlanta, e hizo contribuciones muy significativas como representante en la NBA y como presidente de la asociación de jugadores de la ABA. La organización de los Hawks queremos felicitar a la familia de Zelmo Beaty por este tremendo honor

Leave A Reply

Your email address will not be published.