Fuente: Chris Metcalf (CC)

«El ESTE mola más»

En la Conferencia de los grandes se lucha por todo

hqdefault (2)

1 de la tarde. Te aporrean la puerta de la habitación y descubres que anoche pasaron cosas indeseables, que quizás muchas de ellas no quieras ni recordar, pero que sobretodo cometiste una herejía. No seguiste la NBA. Llamadlo la batería del móvil, llamadlo la ósmosis celular con ciertas bebidas o tan solo que era un Viernes, había mucha gente y un ambiente distendido. Pero, pese a declararme un «hater» de los «box-score», esta vez no tenía excusa. Y como fan de los Celtics brinqué de alegría al ver su hazaña, derrotando a uno de los mejores locales de la historia (me niego a considerarlo como el mejor) tras un partido en el que, según he leído, el señor Stevens dio una lección táctica a la dupla Kerr-Walton. Pero bueno, que la cosa no acaba ahí. Como buen fan de los Raptors, también me alegré (aunque menos) de su victoria ante los Grizzlies y es que los canadienses están demostrando que son el equipo a batir para los plebeyos del Este, ¿qué opináis?

Y entonces, tras las dignas 5 horas de fase REM, abro el WhatsApp y leo como mis compañeros de redacción, locos como siempre, empiezan a hacer confabulaciones, pronósticos y debates sobre quién es el mejor, quiénes los mejores y, cómo no, quiénes dan pena lastimera. Y ahí entro yo, con solo un párpado abierto y la almohada en mi barbilla, para decir, sin pena ni gloria, que estamos ante la mejor Conferencia de los últimos años. Porque durante el último lustro no se ha parado de engrandecer al Oeste, desde la época los Lakers de Gasol y compañía hasta esta hegemonía casi dictatoria que ejercen los Warriors y los Spurs, firmando dos de los 5 mejores registros de la historia. Pero y el Este, ¿qué pasa? ¿no ha vuelto a resurgir?

«El Este mola más».

Como dirían en la mítica película que todo adolescente debería ver con 14 años, Ali-G, el Este mola más. En el oriente de USA (y Cánada) quizás no encontréis a equipos como los de Él Álamo o La Bahía, pero al menos hallaréis una clasificación igualada, con equipos luchando a capa y espada por un mejor puesto en PlayOffs. Vamos a hacer un repaso a la clasificación del Este: 

  1. Cleveland Cavaliers 54-22
  2. Toronto Raptors 51-24
  3. Miami Heat 44-31
  4. Charlotte Hornets 44-31
  5. Atlanta Hawks 45-32
  6. Boston Celtics 44-32
  7. Detroit Pistons 40-36
  8. Indiana Pacers 39-36
  9. Chicago Bulls 38-37
  10. Washington Wizards 37-39

Como podéis, nada está aun definido. Por arriba, los Cavaliers parecen asentarse en la primera posición aunque los locos canadienses no parecen quedarse a gusto con el tercer título de división seguido y siguen luchando por la que sería la primera vez en su historia en conseguir ser primeros. Podría caerse en la burda definición de «bipartidismo» tan de moda a día de hoy en nuestro léxico democrático. Pero ambas franquicias han mostrado altibajos importantes en la temporada regular y no nos hacen pensar que tienen la plaza asegurada en la Final de Conferencia. Por abajo, hasta cuatro equipo luhan por la ventaja de campo. Cuatro equipos, cuatro plazas. Por ahora, los Miami Heat y los Hornets de Charlotte parten con ventaja pero perfectamente podría darse un cuádruple empate a, por ejemplo, 48-34 como si de un guión de mi amigo Scorsese se tratara.  Y por debajo la cosa no se queda atrás. Los «mágicos» Wizards están, sorprendentemente, en la puja por entrar en unos PlayOffs de locura donde unos Bulls desastrosos aún pueden dar la campanada y meterse en la lucha por el título. Además, los Pacers y los Pistons han visto como Heat primero y Hornets después les han pasado por la izquierda mientras ellos se han mantenido en las últimas plazas de Conferencia. Es muy probable que finalmente los de Illinois y los capitolinos tengan que renunciar a su objetivo. Quizás sea el empujón que necesitan para poder reconstruirse de manera sólida y con vistas al futuro.

Lo que tengo claro es que si tuviera que comprarme un abono para ver estos PlayOffs no lo dudaría, apostaría por el Este. Las primeras rondas del Oeste, con duelos dispares como por ejemplo SAS-UTA, GSW-HOU u OKC-MEM hacen aventurar unos cruces descafeinados. Sin embargo, desde mi humilde sofá, con el café enfriándose en la mesa, me dispongo a trazar un bracket que, sin duda, podría provocar taquicardias a aficionados de postureo.

  • PRIMERA RONDA
    • CLEVELAND CAVALIERS – CHICAGO BULLS (4-3)
    • TORONTO RAPTORS – DETROIT PISTONS (4-2)
    • MIAMI HEAT – BOSTON CELTICS (2-4)
    • ATLANTA HAWKS – CHARLOTTE HORNETS (3-4)
  • SEGUNDA RONDA
    • CHARLOTTE HORNETS – CLEVELAND CAVALIERS (4-3)
    • BOSTON CELTICS – TORONTO RAPTORS (4-2)
  • FINAL ESTE: 
    • BOSTON CELTICS – CHARLOTTE HORNETS (4-1)

Aquí tenéis amigos. Solo pediré consideración, respeto y libertad de expresión (cero crucificaciones que la Semana Santa ya acabó). Es muy probable que con esta apuesta acabe relegado a trabajar editando artículos de Opinión del Despacho, o moderando los Podcasts de LA Fiebre. O peor aún, escribiendo las crónicas de los Raptors. Pero el mensaje está implícito en el texto, «el Este manda, el Este mola más». Y sino, cuando Smart y Bradley sepan frenar a los Splash Brothers y se alcen con el título de la NBA me daréis la razón. Os redirigiré a este artículo y me mereceré un ascenso en esta empresa llamada SomosBasket.

P.D: Este artículo empezó a la 1 de la tarde tras el primer café de la «mañana». Con Ali-G de fondo se me despertaron los sentimientos más nostálgicos de la adolescencia. Ahora, a las 18:32 le pongo fin a esta locura con el segundo café de la tarde y sonando el maestro Kase-O de fondo. En resumen, «como decía mi madre, hijos, nada bueno pasa después de la 1 de la tarde con resaca». 

«Yo tampoco sé vivir estoy improvisando».