Marco Belinelli: “Las cosas aquí no son como yo pensaba”

La Gazzetta dello Sport entrevistó al italiano

Fuente: Wikipedia
Fuente: Wikipedia (CC)

Los Kings ganaron el derbi californiano frente a Los Angeles Lakers 106-98 en el partido disputado anoche; no fue una victoria de esas que quedarán para la posteridad, pero fue una victoria, y este año ya es bastante pedir para la franquicia de Sacramento, que ve ya casi esfumado el objetivo de los Playoffs.

Tras el encuentro Marco Belinelli fue entrevistado por los compañeros de La Gazzetta dello Sport; tenemos así la posibilidad de conocer las sensaciones del escolta italiano acerca del partido y de la temporada en general.

“Honestamente el encuentro frente a los Lakers ha sido un partido muy feo, pero al final, bajo nuestro punto de vista, ha llegado la victoria tras una racha de derrotas. En mi opinión hemos jugado un buen primer cuarto, luego los Lakers han robados balones y realizado canastas en transición… Se nota que son un equipo joven y que corre, entonces consiguieron volver a meterse en el partido en los últimos 5-6 minutos del encuentro, pero al final logramos cerrar y es muy importante para nosotros”.

Interrogado acerca de su juego con cuentagotas (cinco minutos en el primer cuarto, más tiempo en el segundo, luego pasando al olvido), así respondió Marco:

Es muy complicado. Seguramente las cosas aquí no son como yo pensaba. Aún quedan 16 partidos, intentaré dar todo lo que pueda en los minutos que el entrenador decida concederme en la cancha; intentaré entrar en campo y ser agresivo, como he hecho hoy. Por supuesto hay muchos interrogantes, porque entro, luego salgo… entonces no es fácil, es un sistema algo peculiar. Pero hasta el final intentaré dar mi contribución y apretar los dientes hasta el último partido”.

P – Los Play-off están casi imposibles, ¿qué pueden dar los Kings de aquí a finales de temporada?

“Tenemos que intentar bajar a la cancha y jugar bien para nosotros mismos y para nuestros aficionados e intentar salir con la cabeza levantada de cada situación. Ya mañana [hoy] tenemos otro encuentro muy importante frente a New Orleans y no será fácil, ya que son fuertes tanto en ataque como en defensa. A ver qué tal acaba”.

Palabras veladas con un toque de tristeza y casi de resignación para el ex campeón de la NBA con los Spurs, que cuando fichó para los Kings tenía grandes expectativas, como el resto del ambiente que rodea al equipo, desde luego. Sin casi objetivos y con un clima seguramente no muy sereno en el vestuario, parece que en Sacramento el último mes de competición será más bien una agonía, esperando que se acabe para encontrar nuevos retos, tanto a nivel individual, como de equipo.

Comments