Los sueños están para cumplirse (parte 3) – Las declaraciones de Michael Malone

Pudimos escuchar directamente al coach

Foto: Laura Cristaldi (CC)
Foto: Laura Cristaldi (CC)

DENVER – Si mi primera debilidad en los Denver Nuggets es sin ninguna duda mi querido compatriota Danilo Gallinari, quien tiene la costumbre de seguir mis artículos, seguramente habrá entendido también cuál es la segunda: Michael Malone.

Adoro a ese hombre, ya comenté que me encanta escucharle hablar: normalmente no me pierdo ni una de las entrevistas pre y post partido realizadas por la amable y simpática Ally Sturm de AltitudeTV a través del canal YouTube de la emisora local de Colorado, y a menudo reporto sus entrevistas en las páginas de SomosBasket, porque considero que dice siempre cosas muy interesantes, que ayudan mucho a entender cómo está el equipo.

Pues bien, durante mi viaje de la ilusión, también he tenido la ocasión de escuchar a mi orador favorito y sus declaraciones en directo: ¡otro sueño cumplido! Y como todo, ¡en vivo mola más! A parte de ser siempre muy disponible y claro, me ha parecido una grandísima persona: el primer día cuando estuve a las entrevistas tras el entrenamiento nos presentaron, al decirle que era italiana, en seguida se preocupó de si había tenido la ocasión de ver a Gallo, ¡qué crack! Y se acordó de mi nombre, tanto que por la noche, tras el partido, cuando me volvió a ver, se dirigió a mí llamándome con mi nombre: “Hola Laura, ¿qué tal? ¿Te lo has pasado bien en el partido?”. Yo flipando, claro.

Hasta el momento he asistido a una victoria (frente a los Lakers) y a una derrota (contra los Nets), así que ya he podido comprobar en directo las dos caras de los post-partido: la buena y feliz y la mala y cabreada. Literalmente le cambia la cara y el tono es muy diferente si está satisfecho con lo que sus chicos han demostrado en la cancha o si no lo está.

Tras imponerse 117-107 a los Lakers, el coach de los Nuggets estaba contento, también porque el equipo había vuelto a ganar en casa tras casi un mes:

“Ha habido jugadores que han estado muy bien y nos han permitido remontar: D.J. [Augustin] ha estado fenomenal esta noche, Emmanuel [Mudiay] tuvo un gran partido, Gary [Harris] también ha estado bien. Nos quedan unos veinte partidos para acabar la temporada y creo que son minutos y experiencias importantes que pueden enriquecer a nuestro joven grupo. Estoy orgulloso de ellos, no era fácil con todas las lesiones, pero necesitábamos ganar y lo conseguimos y en la segunda mitad creo que jugamos bien también en defensa”.

Todo otro tono tras la dolorosa derrota sobre la bocina frente a los Nets en la prórroga 121-120:

“Hemos tenido varias oportunidades para cerrar el partido en el tiempo reglamentario, gracias a Emmanuel que ha hecho unas grandes jugadas; luego llegó esta acción ingenua con la falta sobre Bogdanović, hemos ido a la prórroga y una vez más, como nos pasó en Brooklyn, nos faltó un solo paso para ganar. En la primera parte nuestra defensa fue horrible, de chiste; en la segunda mitad estuvo mejor, pero tenemos que aprender la lección: no podemos decidir cuándo defender, si no lo haces siempre, no importa contra quien estás jugando, ¡te van a ganar! Y esta noche se ha visto”.

Una cosa ha quedado clara en estos dos últimos partidos: con Gallinari lesionado, Emmanuel Mudiay se ha convertido en la primera elección de tiro en las rectas finales de los encuentros, y el joven base congoleño está respondiendo bien a estas responsabilidades:

“Está jugando bien en los momentos clave de los encuentros, entonces he decidido poner la pelota en sus manos. Estas situaciones no se pueden entrenar, así que me parece una buena ocasión hacer que sea la primera opción para que gane experiencia y de esta manera el año que viene tendrá más confianza… Con Gallo fuera, necesitábamos a alguien que diera un paso al frente, y creo que Emmanuel ha estado increíble bajo este punto de vista; aunque defensivamente todos hemos dejado que desear”.

Tras la segunda sesión de entrenamientos a la cual acudí, como siempre Malone respondió a los periodistas locales, luego me atreví yo también a hacerle una pregunta, y me contestó muy amablemente, hablando claro, llamándome con mi nombre y mirándome a los ojos (no a la cámara con la cual le estaba grabando).

Le pregunté su punto de vista acerca de la participación de sus jugadores a los torneos preolímpicos que se disputarán a principio de julio, ya que muy posiblemente los Nuggets tengan a un representante en cada torneo. A parte – cómo no – Danilo Gallinari con Italia en el torneo que se disputará en Turín, también Joffrey Lauvergne, que es un fijo de la selección francesa, en el torneo de Manila y Nikola Jokić, que, con la sorprendente temporada que está realizando, casi seguramente estará entre los convocados por Sasha Djordjević con el equipo de Serbia para el torneo de Belgrado.

“Evidentemente nuestra principal preocupación es que los chicos puedan hacerse daño” – me dijo el coach – “pero prefiero dar un paso atrás y constatar que Danilo tiene la posibilidad de llevar a la selección italiana a las Olimpiadas, lo mismo con Joffrey y la selección francesa y Nikola con Serbia. Se trata de una experiencia que pasa solo una vez en la vida, entonces apoyamos al 100% a nuestros jugadores en esta aventura, estamos volcados con ellos. Por supuesto cruzamos los dedos para que vuelvan sanos y sin lesiones”.

“Cada vez que nuestros jugadores tienen la posibilidad de representar a sus países y sobresalen haciéndolo, nos sentimos muy orgullosos por ellos; pensamos que sea algo importante para los chicos y les deseamos lo mejor”.

Luego le pregunté si está en contacto con Ettore Messina, seleccionador de Italia y entrenador ayudante de Popovich en los Spurs, y me dijo que sí, que han hablado recientemente (no le pregunté de qué, porque me pareció superfluo…). Cuando le comenté que tengo todas las intenciones de ir a ver el preolímpico de Turín, me replicó entusiasta:

“¡Yo también!”

Y me contó personalmente lo que ya había escuchado/leído por ahí, o sea que el verano pasado estuvo una semana con Gallo durante la concentración de la selección italiana antes del Eurobasket. Pues parece que tiene la intención de seguir desde muy cerca a su pupilo (y el mío…) también en esta importante experiencia que podría llevarle a vivir el sueño olímpico.

En fin, ¿cómo se puede no adorar a Michael Malone?

Comments