Fuente: Geoff Livingston CC)

Los Hornets quieren sobrevivir en la batalla del Este

Borrón y cuenta nueva

Fuente: Geoff Livingston CC)
Fuente: Geoff Livingston CC)

Los Charlotte Hornets están contentos de que se halla terminado el mes de enero. El primer mes del año no ha sido bueno para la franquicia de North Carolina, tras unos malos resultados, que han terminado con un balance de 6 victorias por 11 derrotas provocando que los Hornets se encuentren fuera de posiciones que dan lugar a los Playoffs, la franquicia presidida por Michael Jordan espera que se deje atrás este nefasto mes, y que el equipo recupere la senda de los buenos resultados de principios de temporada. Los malos resultados han sido causados por las diversas lesiones y por la gira por el oeste, que ha hecho que el equipo jugara la mayoría de los encuentros fuera de su pabellón.

La conferencia este se está destapando este año como una de las más atractivas en los últimos años, donde muchos son los equipos que quieren conseguir billete para los Playoffs. Salvo los Cavs y los Raptors, destacados en las primeras dos posiciones y luchando por el liderato de la conferencia, muchas son las franquicias que están peleando por las posiciones de Playoffs. De la tercera posición que ocupan en estos momentos los Chicago Bulls, hasta la décimo segunda plaza que ostentan los Orlando Magic, solo existe una separación de 5 partidos entre ellos, con lo que hay diez franquicias peleando por seis plazas de Playoffs. Entre estas franquicias se encuentran los Charlotte Hornets, que a pesar de los malos resultados de principios de año, se encuentran a tan solo 2 partidos de la octava posición que ocupan los Detroit Pistons y a dos partidos y medio de los Pacers. Por tanto, las posiciones de Playoffs no se encuentran lejos del alcance de los jugadores de Steve Clifford, por lo que el objetivo de principio de temporada de entrar en la postemporada no se antoja difícil, más y todo si el equipo consigue recuperar a los jugadores que están arrastrando lesiones.

El calendario de los Hornets para los próximos encuentros es complicado, disputando partidos contra rivales directos como son los los Heat, Wizards, Bulls o Pacers, y anteriormente contra los Cavs. A pesar de ser un calendario complicado, los Hornets tienen cuatro partidos en el Time Warner Cable Arena, por lo que deberían conseguir victorias que les acerquen a la octava posición. Tras estos primeros partidos en casa, el equipo empieza una gira de seis partidos por el este. Estos encuentros se antojan importantes para el devenir de la temporada de los Hornets, donde visitarán campos de rivales directos como el de los Pacers por partida doble o campos como el de los Nets o Bucks que se deben conseguir victorias si no se quiere perder el tren de los Playoffs. No conseguir un balance por lo menos del cincuenta por ciento de victorias supondría decir prácticamente adiós a las posibilidades de entrar entre los ocho mejores de la conferencia, más si cabe viendo el excelente nivel y dura batalla que se esta viendo esta temporada en la conferencia este.

Uno de los apoyos que ha encontrado Steve Clifford para conseguir mejorar al equipo y así entrar en las ocho plazas de la conferencia, ha sido del entrenador de los Carolina Panthers Hornets, Ron Rivera. El entrenador del equipo de fútbol americano que se ha clasificado para la Super Bowl, se le ha visto apoyando al equipo de North Carolina en varios encuentros junto a su esposa Stephanie. Clifford y Rivera han entablado una buena relación en los últimos tiempos, apoyándose mutuamente y pidiendo consejos uno del otro. Un caso concreto del apoyo entre ambos fue cuando Clifford tas perder siete partidos seguidos pidió consejo a Rivera de como podía conseguir que su equipo volviera a defender bien como hizo antes. El entrenador de los Panthers le aconsejó a Clifford romper el equipo en pequeños grupos y trabajar más específicamente en las habilidades y la estrategia que se había erosionado. Ante este consejo, el entrenador de los Hornets decidió entrenar más con ejercicios de dos contra dos o tres contra tres. Tras este consejo los Hornets han visto como han conseguido recuperar un buen nivel defensivo en los últimos encuentros.

Para intentar lograr el objetivo de Playoffs recuperar todas las piezas lesionadas se antoja crucial. Uno de los jugadores que el equipo ha recuperado recientemente y que está dejando muy buenas sensaciones es Michael Kidd-Gilchrist. El jugador de New Jersey y que jugó en la universidad de Kentucky, reapareció el pasado 29 de enero ante los Blazers, haciendo una gran actuación en los más de 30 minutos que estuvo en el campo, logrando 13 puntos y 7 rebotes. En el segundo encuentro ante los Lakers ha conseguido anotar 19 puntos y capturar 12 rebotes. MKG está mostrando una mejoría ofensiva en su juego, sobretodo en su lanzamiento exterior donde a logrado convertir los dos lanzamientos de tres puntos que ha intentado, mostrando una mayor confianza en su tiro y buena selección del lanzamiento. Muchos son los casos de jugadores con lesiones importantes que han aprovechado el tiempo en el que han estado lesionados para entrenar y mejorar su lanzamiento exterior, pues MKG es el caso más reciente de ese tipo de jugador. Una muestra de que ha entrenado su lanzamiento exterior y que se encuentra con mayor confianza es que en todo el año pasado no lanzó ningún tiro de tres en los 55 partidos que disputó, y en toda su carrera en la NBA solo lanzó 18 veces, consiguiendo anotar en tan solo 2 de ellos, por tanto en estos dos partidos ya ha anotado tantos triples como en sus primeras tres temporadas.

Sin embargo, no es la parcela ofensiva en lo que más destaca el alero de New Jersey, sin duda es uno de los mejores defensores que existen en la actualidad en la NBA. MKG es un defensor que va desgastando al rival al que se enfrenta, haciendo que a medida que el partido vaya transcurriendo los porcentajes de su rival van bajando paulatinamente. Ante el alero de los Hornets sus rivales lanzan un 2,7%  en el primer cuarto peor que en sus promedios durante la temporada, en el segundo cuarto la pareja de baile de MKG no nota tanto su defensa ya que ta solo lanza un 0,6% peor de lo habitual, sin embargo en el tercer cuarto se vuelve a ver una gran bajada del porcentaje del rival que vuelve a ver que su su eficacia de cara al aro empeora un 2,8%, por último, en el cuarto y último cuarto los rivales lanzan con un 3,1% ante MKG. Estos son datos que muestran el gran impacto defensivo del jugador de los Hornets y que hacen que sea actualmente uno de los mejores defensores exteriores de la NBA.

Muchos jugadores han empezado desde la defensa para hacerse hueco en una franquicia NBA, y más tarde han evolucionado su juego ofensivo y han logrado convertirse en una de las estrellas de la liga. El último caso de este tipo de jugador es Jimmy Butler, consagrado ya como uno de los mejores jugadores exteriores de la competición, sin embargo al inicio de su carrera no era un jugador con grandes dotes ofensivas, era un defensor incansable que lograba ganar partidos para su equipo desde la defensa. Los Hornets esperan que MKG que pueda seguir los pasos de jugadores como Butler, y así poseer a un futuro All-Star en sus filas y ayude a Kemba Walker a liderar a la franquicia en los próximos años. Sin embargo, pensar que puede llegar en un futuro al nivel de juego como Butler es soñar en un supuesto futuro, en este momento lo que necesitan de MKG es que siga contribuyendo al equipo con su defensa y consiga contagiar a un equipo que encaja más de 101 puntos por encuentro.

Dura se antoja la batalla por lograr entrar en los Playoffs en la conferencia este, lo que supone una gran noticia para los seguidores de la liga americana, haciendo la competencia más emocionante cada encuentro. Ante la difícil tarea los Hornets esperan conseguir enderezar el rumbo y lograr recuperar el juego que les llevó a la segunda posición del este al principio de temporada, apoyos como los de Rivera y la recuperación de jugadores como Batum, MKG o Lamb serán muy importantes para poder entrar en las eliminatorias por el título.