Fuente: Rosh Sillars (CC)

#GraciasBigBen

Damos las gracias a uno de los referentes de la franquicia

Ben Wallace verá como esta noche los Detroit Pistons elevan el #3 al techo del Palace of Auburn Hills.  El pívot fue y sigue siendo un jugador muy querido en la Motown, y todo reconocimiento es poco para agradecerle todos los servicios prestados a la franquicia. El pívot fue el líder espiritual de los Detroit Pistons de 2004, que ganaron un anillo, el tercero de la franquicia, y que impusieron su estilo durante los mediados de la década pasada en la NBA. El equipo de Michigan volvió a desplegar ese estilo Bad Boy que nos enamoró años atrás, y gracias a eso, el equipo volvió a ser una muralla casi intraspasable. Junto a Tayshaun Prince, Chauncey Billups, Rasheed Wallace y Richard Hamilton, Ben Wallace ganó 4 galardones de mejor defensor del año, fue al All Star y puso el pelo afro de moda.

Muchas personas que ahora lucen con orgullo su camiseta de los Pistons lo hacen posiblemente gracias a que un pívot de solo 2,06 metros fue el mayor cerrojo defensivo de su época, gracias a su ética de trabajo, sus cualidades físicas, y su poder de darlo todo por el equipo, sacrificar su cuerpo para ponerlo al servicio de los aficionados. Por eso y mucho mas, hoy los seguidores de los Detroit Pistons te damos las gracias, Big Ben.

 

#GRACIASBIGBENTBBS

Leave A Reply

Your email address will not be published.