HeelSports (CC)

Las dudas de Michael Malone

no acaba de dar con la tecla

Fuente: Adrián Rodríguez (CC)
Fuente: Adrián Rodríguez (CC)

El inicio de temporada fue de color de rosas para los de Colorado, logrando llegar a ganar hasta 6 de sus primeros 11 encuentros con unos quintetos inicialmente compuestos por: Emmanuel Mudiay, Gary Harris, Danilo Gallinari, Kenneth Faried y Joffrey Lauvergne. A día de hoy, un mes después, y ya con 14 derrotas en el casillero por tan solo 8 victorias, las dudas comienza a crecer tanto en la cancha como en el banquillo.

El principal problema en la cancha es bastante fácil de detectar: La consistencia en el juego. El equipo es incapaz de desplegar el mismo nivel de efectividad e intensidad durante los 48 minutos del partido. El encuentro de ayer solo fue una muestra más de esto, llegando al descanso con una ventaja de 6 puntos y habiendo anotado 47 en total, y finalizando el encuentro con derrota, a 11 puntos del rival y habiendo anotado únicamente 27 puntos en toda la segunda mitad. Al gran problema de la consistencia hay que añadirle la defensa perimetral y el movimiento de balón, aspectos en los que con sus más y sus menos, el equipo lograr progresar día a día. 

Sin embargo, hay algo que últimamente no me termina de convencer, y es la distribución de minutos de Michael Malone. Del encuentro de ayer me sorprendió en especial la total ausencia de Lauvergne, cierto es que estaba listado con una enfermedad, pero estaba completamente disponible para jugar. Darrell Arthur cayó lesionado y tuvo que retirarse del partido. Las ausencias de ambos interiores provocó que Jokic tuviera que disputar prácticamente 20 minutos tras no haber jugado ni uno solo en el último encuentro, además de que poco a poco se fueron reduciendos sus minutos por el retorno de Lauvergne, un error a mi parecer, ya que hay que recordar que a pesar de ser un rookie más, estaba siendo el jugador con el mejor PER del equipo, dejando detalles ofensivos de gran nivel, además de la defensa más consistente del equipo en el poste bajo (con el permiso de Nurkic).

A todo esto hay que hacer referencia forzósamente a dos nombres: Danilo Gallinari y Kostas Papanikolaou. Kostas fue el motivo por el cual se cortó a Erick Green (jugador por el cual tenía un especial agrado), un hombre que estaría viniendo de perlas ahora mismo dadas las pésimas prestaciones del veterano Foye. Pero volviendo a Kostas, se le volvió a firmar tras haberle cortado anteriormente porque el frontcourt de Denver estaba sufriendo físicamente, sin embargo, no está viendo prácticamente nada de acción. Como consecuencia, y dada la ausencia durante toda la temporada de Wilson Chandler, Gallo está siendo forzado a jugar grandes cantidades de minutos, y no está siendo un hombre que rinda a su máximo nivel con tantos minutos en sus piernas. Es por eso que me niego a pensar que Papanikolaou no tiene el nivel suficiente como para jugar 5-10 minutos por partido, dando así un necesario descanso a Gallo en mitad de los encuentros, ya que cuando el cansancio comienza a afectarle, lo hace en grande medida, provocando que sus porcentajes de acierto caigan en picado.

Además, últimamente Malone ha adoptado la estrategia de sentar a los más jóvenes por los veteranos cuando el partido está más reñido, error a mi parecer de nuevo. Si los veteranos estuvieran rindiendo con las expectativas de inicio de temporada, y se notase una gran mejoría con estos en pista, no tendría ningún problema, pero no está siendo así. Contra los Raptors adoptó esta estrategia, y se ganó, de 1 punto, tras que los canadienses remontasen una ventaja de dobles dígitos sin importar quién estuviera en cancha.

Por este motivo no entiendo la disminución de minutos de Emmanuel Mudiay, que anoche jugó tan solo 21. Obviamente sus últimos encuentros están dejando que desear, y precisamente por eso no pienso que esta estrategia le beneficie en absoluto. El principal problema de Mudiay es el principal problema del equipo: Las desconexiones. Cuando desconecta, es capaz de encadenar 3 pérdidas seguidas de las formas más absurdas posibles. Es en esos momentos en que se le debería cambiar, para que se calmara, sentarle un par de minutos para que reevaluase tanto el encuentro como a sí mismo, y ponerle de nuevo en cancho a redimirse de sus pecados de rookie. Pero no encuentro en absoluto favorecedor el sentarle en los minutos en que más quema el balón. Mudiay demostró especialmente frente a Portland, en uno de los primeros encuentros de la temporada, que no le teme en absoluto a los momentos importantes, y que es capaz de hacer acciones que nos levanten a todos de nuestros asientos. Si se le comienzan a recortar minutos porque él no es la respuesta para ganar (Nelson o Foye tampoco lo son, especialmente este último), también se le recorta la confianza, especialmente si el equipo no logra ganar después.

Todo esto me hace recordar unas palabras de Malone en las que mencionó que encontraría en cada partido a esos 5 hombres dispuestos a ganar el partido, como consecuencia últimamente hemos estado viendo más rotaciones de lo habitual, especialmente dada la baja de Gary Harris y el gran número de jugadores con el que contamos en el backcourt. Todo este vaivén de movimientos me parece que son un claro reflejo de la incertidumbre de Michael Malone, el cual achaca gran parte de los problemas del equipo al duro calendario y las constantes bajas de jugadores. Obviamente eso son factores que afectan negativamente al desempeño del equipo en la liga, pero no estamos hablando de resultados, sino de sensaciones, y las sensaciones son de que Malone se encuentra en una encrucijada ahora mismo.

Los mismo problemas se repiten una y otra vez, a veces desaparecen en un encuentro para aparecer de repente todos juntos en otro; el equipo sigue sin ser consistente; la defensa en ocasiones es un completo coladero… una larga lista de asuntos por resolver que están llevando a Malone a constantes experimentos durante los encuentros, dejando de lado la clara idea de un núcleo que se debería de intentar mantener en la medida de lo posible.

Jusuf Nurkic tiene teóricamente citado un retorno en este mes de diciembre, sin embargo, de él no sabe nada en absoluto todavía, lo cual no alberga buenas noticias. Harris por su parte tiene muchos números para volver este fin de semana frente a Minnesota. Esperemos que, una vez recuperados ambos jugadores, el quinteto habitual a contemplar sea el formado por Mudiay, Harris, Gallinari, Faried (Jokic a mi gusto personal) y Nurkic, con Lauvergne y Barton como principales refuerzos saliendo desde el banquillo.

El objetivo principal debe ser siempre la victoria, es obvio, pero más principal es que en un equipo, cuyo quinteto titular está compuesto por 3 jugadores de alrededor de 20 años (4 jugadores en mi caso, ya que incluiría a Jokic) coja confianza y aprenda de sus errores. No se debe cortar el ritmo de ninguno de ellos a pesar de las malas rachas del equipo, las malas rachas vienen y van, al igual que tuvimos una grandísima racha para comenzar la temporada, y no fueron necesarios ninguno de los experimentos de inclusión de veteranos que Malone está recientemente practicando. Ninguna derrota es nunca en vano cuando aquellos que deben liderar a tu equipo en el futuro aprenden de ella.