Fuente: Michael (CC)

Mark Eaton, El Maestro del Tapón

El mejor taponador de la historia

 

“La altura no se enseña”. Con esa frase Frank Layden, técnico de Utah Jazz a finales de los 70 y principios de los 80, justificó la elección de un joven salido de la Universidad de California, Los Angeles.

¿Quién era el joven?, ¿Por qué debió justificarse?, ¿Qué hizo ese jugador? Y lo más interesante… ¿Qué le dejo a la NBA?

El día 24 de enero de 1957 nacía en la ciudad Westminster, California, Mark Eaton. Un muchacho que estaba más interesado en jugar al waterpolo, que en estar corriendo y botando una pelota naranja.

Empezó a estudiar en el Arizona Automotive Institute de Phoenix, y se graduó de mecánico automotor. Con 22 años y el título debajo del brazo fue a trabajar a un taller mecánico de su vecindario; un día le trajeron un auto para reparar y el dueño era Tom Lubin, ojeador del equipo de básquet del Cypress Junior College. Ante los ojos Tom se apareció un gigante de 2,24m.

Pongámonos un momento en los zapatos de alguien que se dedica a encontrar jugadores de baloncesto e imaginemos que nos sucede a nosotros, evidentemente intentaríamos convencerlo de que fiche para nuestro equipo, ¿no es cierto? Tom ni lerdo ni perezoso, convenció al héroe de nuestra historia de que dejase, las bujías y que tomara la pelota naranja para meterla en un aro.

Rápidamente los resultados le dieron la razón a Lubin, ya que Mark se convirtió en el líder del equipo al promediar en su estadía de 2 años en la universidad 14,3 puntos y 10 rebotes, y llevando al equipo al título estatal.

Eaton decidió dar el gran salto y probar suerte en el Draft de la NBA llevado a cabo el año 1979. Escuchó el nombre de Magic Johnson como número 1 del Draft, luego el de David Greenwood y así hasta 106 jugadores en total antes de que los Phoenix Suns decidieran escogerlo. Con gran desilusión, escogió seguir jugando a básquet amateur, pero en una universidad más prestigiosa: la Universidad de California, en Los Angeles. En esta universidad pasaron jugadores de la talla de Kareem Abdul-Jabbar, Jamaal Wilkes, Sidney Wicks o Kiki Vandeweghe entre otros.

Lamentablemente para Mark, su estadía de 2 años en la UCLA no fueron muy felices, solamente estuvo 42 minutos dentro de la cancha donde sumo 1,3 puntos y 2 rebotes en tan solo 11 partidos.

En el año 1982 volvió a presentarse y nuevamente su nombre tardó en ser oído, ya que esta vez los Utah Jazz lo eligieron en el puesto 77. Cuando le preguntaron al técnico del equipo porque elegía a un jugador con un desempeño tan opaco en la Universidad este contestó que “La altura no se enseña” usando la frase del mítico Red Auerbach, campeón de la NBA como entrenador 9 veces.

Los Jazz tenían a un jugador llamado Danny Schayes (hijo del legendario Dolph Schayes, miembro del Salón de la Fama) elegido en el puesto 13 del Draft anterior, en la posición de pívot. Sin embargo, rápidamente el protagonista de esta historia le sacó el puesto, ya que en su temporada de rookie terminó con 3,4 tapones y 5,7 rebotes por partido.

Los años siguientes fueron de consolidación y reconocimiento para Eaton, hasta llegar al año 1984-1985. Esa temporada fue la mejor campaña de su historia y terminó promediando 5,6 tapones y 11,3 rebotes por noche.

Hagamos un alto aquí. Mark Eaton consiguió 5,6 tapones por partido ese año. Comparemos qué significa esto con el resto de los jugadores de la NBA de toda la historia: es el mejor promedio de toda la historia. Para que tengamos realmente la magnitud del logro, el último año Anthony Davis fue el que más tapones puso y “solo” puso 2,9 por partido. Otro ejemplo, hace uno días se retiró la camiseta de Dikembe Mutombo, gran taponador y que muchos lo recordamos por ese gesto diciéndole que “No” a los rivales con el dedo, en su mejor año puso 4,5 bloqueos por noche. Otro más: en la temporada 1984-85 Eaton en total metió 456 tapones. Para que nos dé la misma suma entre jugadores que hallan liderado la NBA en los últimos años, tendríamos que sumar las 136 de Andrei Kirilenko en la 04-05 + las 184 de Marcus Camby en 05-06 y pedirle al mismo Camby que nos preste un total de 136 del año siguiente para hacer el mismo número que Eaton.

En total, Mark Eaton jugó 11 años en los Jazz y dejó varios datos destacados:

  • Fue líder de la NBA 4 temporadas en tapones, 83-84, 84-85, 86-87 y 87-88.
  • Es el cuarto máximo taponador de la historia de la NBA con 3.064 tapones, solo por detrás de Hakeem Olajuwon, Dikembe Mutombo y Kareem Abdul-Jabbar.
  • Tiene el récord de mayor porcentaje de tapones por partido, con 5,6 en la temporada 84-85; récord de mayor cantidad de tapones en un año en la misma temporada, la 84-85, con 456.
  • También fue miembro del equipo defensivo del año en 3 ocasiones: 84-85, 85-86 y 88-89. Fue All-star en una ocasión, en el año 1989.
  • La camiseta número 53, que usó durante toda su estadía en Utah, fue retirada por los Jazz.

En muchas ocasiones en que los Jazz juegan de local se le puede ver en las gradas alentando al equipo, y si no lo encuentra no se preocupe, le daremos una pista: Busque al hombre más alto de todo el pabellón y reconocerá al máximo exponente, en lo que a tapones se refiere, en toda la historia de la NBA.