Los Wolves asaltan el United Center en OT

Minnesota Timberwolves 102-93 Chicago Bulls

I-Ta Tsai (CC)
I-Ta Tsai (CC)

Los Chicago Bulls se las traían muy felices tras haber ganado el jueves en un partidazo ante los Oklahoma City Thunder, pero los Minnesota Timberwolves darían la campanada en el United Center, con una grandísima victoria en la prórroga. 

Pau Gasol firmó su mejor partido esta temporada, además de ser clave en el final del tiempo regular, mientras que Nikola Mirotic estuvo muy discreto, por segundo partido consecutivo. Por los Wolves destacaron Andrew Wiggins y Nemanja Bjelica. Ricky Rubio estuvo muy bien en la dirección pero algo desacertado en el tiro. 

El partido empezó muy parejo, con mucha igualdad en el marcador en todo momento, con mucho intercambio de canastas que nos dejaban muchos empates y cambios de mando en el partido. Los Wolves empezaron a despegar en el marcador a mitad de cuarto pero rápidamente los Bulls meterían un parcial que les devolvía al empate en el luminoso. El primer cuarto acabó 30-30, dejando en evidencia a las defensas de ambos equipos. 

Taj Gibson estuvo realmente bien, jugando su mejor partido este año y dando lo que los Bulls necesitan de él en la segunda unidad. Los Wolves tuvieron un segundo cuarto fantástico, con un Ricky Rubio especialmente acertado en la dirección, y con Towns y Wiggins ejecutando. La ventaja llegó a ser de +8 para  los Wolves pero para el descanso los Bulls ya se habían acercado de nuevo en el marcador.

Ya en el tercer cuarto, seguíamos con el marcador muy apretado, aunque esta vez las defensas sí se impusieron a los ataques y vimos una anotación más baja, tras unos dos primeros cuartos escandalosos. Pau Gasol era la referencia del equipo en ataque mientras que acciones puntuales de Butler o Snell ayudaban a los Bulls a estar en el partido. De nuevo se llegaba a un final de cuarto con el marcador muy apretado. En este cuarto, Derrick Rose metió -al fin- su primer triple esta temporada. 

Con marcador de 82-82 a falta de 8:27 la realización nos dejaba un dato clave en el partido. Llevábamos ya 17 empates y 12 cambios de mandos en el partido. Justo en ese momento, los Bulls parecían hacerse con el mando con un parcial de 1-7, poniendo a los Wolves sobre aviso. Estos irían recortando puntos poco a  poco, tal y como el partido mandaba. Se llegaba al último minuto con el marcador 89-91 cuando Andrew Wiggins hizo una jugada espectacular con reverso y mate incluido que ponía el empate. Los Wolves se ponían por delante a falta de 27 segundos tras canasta de Prince pero los Bulls empatarían acto seguido gracias a un palmeo de Pau Gasol. Habemus prórroga. 

En la prórroga los visitantes salieron a morder y se llevaron el gato al agua en un gran final de partido para ellos, casi sin oposición en el tiempo extra con unos Bulls muy desacertados. Los Bulls no llegaron siquiera a anotar en la prórroga mientras que los Wolves harían bastar sus 9 puntos, con un festín especialmente en el rebote ofensivo.

Pau Gasol: «No recuerdo una prórroga en la que un equipo no haya anotado».

Ambos equipos vuelven a jugar el lunes a domicilio. Los Timberwolves visitan Atlanta mientras que los Bulls visitarán Philadelphia.

Comments