Foto: Adrián Rodríguez (CC)

Los Nuggets deben seguir trabajando para lograr más continuidad

Declaraciones de Malone tras la derrota contra Spurs

Fuente: Adrián Rodríguez (CC)
Fuente: Adrián Rodríguez (CC)

“Por  alguna razón no somos capaces de tener continuidad en nuestro esfuerzo. Jugamos bien a rachas. Tenemos rachas increíblemente buenas, pero también muy malas”.

Se puede resumir con estas palabras de Michael Malone tras el encuentro perdido frente a los Spurs el peculiar momento que están viviendo sus Denver Nuggets, que han cosechado la quinta derrota consecutiva, la cuarta en casa. Una discontinuidad, la que presenta el equipo, que aparece siempre más evidente, y que quizás podrá mejorar a mano a mano que el equipo recupere efectivos y pueda ampliar las rotaciones, pero mientras tanto la imagen que proyectan los Nuggets es la de un equipo en plena fase de construcción, con pocas ideas claras y momentos de confusión en la cancha.

Tenemos que recuperar la fortaleza mental” – continuó Malone – “y encontrar la manera de jugar concentrados por 48 minutos. Los partidos no duran 30 minutos, no estamos en el colegio, tenemos que jugar por 48 minutos, y si no lo haremos, seguiremos perdiendo”.

No estoy preocupado por el esfuerzo, mi equipo se ha esforzado, pero no ha sido capaz de cerrar el encuentro cuando ha tenido la posibilidad de hacerlo. Empezamos el último cuarto y nos metieron tres triples, allí se acabó el partido. Es una pena, porque contra un gran equipo como los Spurs en el tercer cuarto estuvimos a solo 2 puntos… Tenemos que evitar tener estos momentos de bajón. Hemos tenido buenos momentos en ataque y buenos momentos en defensa, pero esto no es bastante; lo dije antes y lo repito: 48 minutos”.

Acerca de Gary Harris, que se sentó tras 25 minutos en la cancha, Malone confirma que no le veía bien físicamente tras una contusión y es duda para el partido de hoy frente a los Mavericks, de la misma manera que Kenneth Faried. Debería de volver a la cancha, en cambio, Joffrey Lauvergne.

Mientras tanto Darrell Arthur está trabajando para aumentar su porcentaje de acierto en triples. El veterano ala-pívot de los Nuggets, conocido por su habilidad en el tiro en suspensión y en las situaciones de pick-and-roll, está empezando a tirar más a menudo desde el arco. Contra San Antonio registró un porcentaje de 33,3% en triples, que ha sido el segundo mejor registro de su carrera en este aspecto.

“Estoy trabajando en ello. Estoy buscando más opciones para meterme en el juego y últimamente el tiro está siendo una de ellas”.

Tras un buen 37,5% en triples en la temporada 2013-14, el porcentaje de acierto de Arthur cayó al 23% la temporada pasada, ahora está volviendo a subir, y podría ser un arma más al arco de estos Nuggets que andan buscando su identidad.

Con el partido de esta madrugada en Dallas empieza una complicada gira de 5 partidos fuera de casa; sería importante volver a encontrar la senda de la victoria para devolver la moral a un equipo joven que se viene abajo fácilmente y tiene que encontrar la fuerza para levantarse y reaccionar.