Mark Runyon (CC)

Avery Bradley gana su primer MVP del Despacho

LIDERA EL ATAQUE VERDE

FOTO: MARK RUNYON (CC)
FOTO: MARK RUNYON (CC)

Las lesiones han sido un quebradero de cabeza para el backcourt de los Celtics y Avery Bradley no se ha salvado de ellas. Se ha perdido varios partidos y no ha conseguido entrar en ritmo… hasta esta semana. El ‘0’ se ha destapado como un anotador de muñeca de seda tanto desde el banquillo como desde la titularidad. Además, ha sabido aportar la anotación necesaria para ganar partidos importantes sin bajar la intensidad en la parcela defensiva.

Quizá la posición de escolta sea la más desmerecida en la NBA de hoy en día, Kobe y Wade van bajando su nivel mientras Harden intenta afianzarse en la verdadera élite de la liga. Pero la realidad es que muchos equipos están convirtiendo a sus bases en ‘combo-guards’ ante la gran oferta de ‘1’ de calidad. Los Celtics no se libran y han probado a Smart y a Turner (aunque ambos estén bastante indefinidos) en la posición de ‘2’ con regularidad.

AB, sabiendo que este año el equipo apuntaba a cotas más altas que el pasado, ha vuelto a no permitirse vacaciones para trabajar en el ataque. Se le ve más maduro al aceptar más tiros en los minutos finales y pidiendo la bola cuando pocos la quieren. Un 52% en TC y más de 20 puntos por partido esta semana demuestran que el ataque pasa por él.

La consagración ha sido sin duda en el partido de anoche ante Brooklyn Nets, 27 puntos con 7-14 en triples y con tiros complicados saliendo de bloqueos tanto desde la línea de 3 como desde la media distancia. En la redacción seguimos pidiéndole más puntos en bandejas aprovechando su velocidad pero quizá sus lesiones y pequeño tamaño lo frenen a la hora de la batalla con las grandes torres (un servidor no le culpa). En cualquier caso Bradley ha tenido una semana para enmarcar en lo individual y esperemos que mantenga el nivel, sobre todo desde la maldita línea de 3.