Phoenix envía a tres jugadores a Detroit

Los Pistons solo envían su segunda ronda de 2020

commons.wikimedia.org/ (CC)
commons.wikimedia.org/ (CC)

Los Phoenix Suns y los Detroit Pistons han hecho negocios, y no de los habituales precisamente. Los Phoenix Suns, en un intento desesperado por hacer masa salarial para que LaMarcus Aldridge tenga sitio en el equipo, han enviado a Danny Granger, Marcus Morris y Reggie Bullock a Detroit. Los de la Motown tan solo se desprenden de su segunda ronda del año 2020, que se prevé que será muy alta.

Marcus Morris es quizá el jugador que mayor relevancia tenga en este traspaso. El PF fue uno de los mejores jugadores de rotación en la plantilla de los Suns, y promedió 10,4 puntos, 4,8 rebotes y 1,6 asistencias, con un 43,4% en TC y un 35,8% en T3. La incorporación de este jugador ha sido totalmente inesperada, ya que con la llegada de Ilyasova, con Tolliver y Martin en la plantilla y con Johnson y Miller con opciones de jugar en el puesto de PF, se preveía que la posición estaba totalmente cubierta.

Danny Granger es el siguiente jugador por orden de relevancia. El alero, ya veterano, llegó a ser jugador franquicia en los Pacers, pero sus rodillas bajaron su rendimiento cuando él todavía no estaba preparado para hacerlo. Lesiones graves le hicieron abandonar las pistas, y ahora se ha reciclado en tirador exterior. El alero ha promediado 6,3 puntos, 2,7 rebotes y 0,6 asistencias, con un 40% en TC y un 35,7 en T3. Al igual que con Morris, su llegada a la Motown ha sido totalmente inesperada, y veremos si su paso por la franquicia es longevo o se queda en una anécdota.

Por último, Reggie Bullock ha sido el último jugador en estar implicado en esta operación. El escolta no ha tenido suerte desde que entró en la NBA a través de los Clippers. La falta de minutos ha hecho que Bullock no haya tenido oportunidad de mostrar su calidad. El escolta ha promediado 1,9 puntos, 1,4 rebotes y 0,2 asistencias, con un 33,4% en TC y casi 7 minutos por partido. Bullock puede ocupar las posiciones de escolta y alero, y aunque en teoría su incorporación, al igual que las demás, era totalmente imprevista, veremos si consigue hacerse un hueco en el equipo.

 

Comments