Derrick Rose tranquiliza al mundo por su lesión

Solamente sufre un leve esguince de tobillo

Vibrante partido el de ayer en el United Center, los aficionados al baloncesto se frotaban los ojos al ver la primera parte que se estaban marcando LeBron James y Derrick Rose. Sin embargo, el bueno de Rose por un momento puso el miedo en el cuerpo y silenció de golpe al enorme pabellón de los Bulls de Chicago, que poco después de ver que Rose se incorporaba respiraba aliviado, pero con ese susto en el cuerpo después de sendas lesiones tan importantes.

Y es que a falta de poco tiempo para acabar el segundo cuarto, Rose, en un salto junto a Kyrie Irving, se produjo una torcedura en el tobillo al caer, aunque se temió por algo más grave, en la repetición se ve claramente como se tuerce el tobillo. Rose volvió tras el descanso pero las molestias hicieron que no se sintiera cómodo y no terminó el partido.

«Me siento bien, solo tengo el tobillo un poco dolorido. […] Las pruebas son positivas, no hay que preocuparse, no es nada grave. […] Simplemente es un esguince en el tobillo y tuve que permanecer más tiempo en el banquillo.»

La estrella de los Bulls tuvo que salir a tranquilizar a la gente y a desmentir rumores que presagiaban de nuevo algo más grave, puesto que las alarmas se dispararon tan pronto como el «1» de los Bulls se llevó la mano al tobillo, pero los rumores fueron desmentidos con estas declaraciones.

Leave A Reply

Your email address will not be published.