alarmasencendiendo las encendien equipo su a motivar intentaTom

Thibodeau no quiere relajación

Cree que aún tienen que trabajar mucho

Parece que el entrenador de los Bulls de Chicago no parece estar del todo contento con la pretemporada de su equipo. Recordemos que los Bulls han disputado hasta ahora tres partidos de pretemporada, de los cuales solo han podido ganar uno de ellos. En Chicago se encienden las alarmas y se preguntan si falta algo por desarrollar y trabajar por su entrenador ahora que poseen uno de los equipos mas talentosos de los últimos años.

Ayer, Tom declaró que se sentía un poco preocupado porque a su equipo le faltó aptitud, tenacidad y disciplina en alguno de estos partidos iniciales. Incluso la victoria esta madrugada frente a Milwaukee no ha servido como tranquilizante. Thibodeau señalaba:

«Vamos a ganar y alguno perderemos. Es obvio que queremos ganar más partidos que nadie. Pero estoy preocupado porque no sé si se está preparando todo bien para poder ganar, y si realmente se hace el trabajo necesario para ello, yo sé lo que hay que aplicar para ganar cada noche, y eso hay que hacerlo todos los días. No se puede dar ningún paso atrás. No podemos descansar si queremos tener éxito. Tú tienes que estar en forma cada noche, y eso ha de ser rápido. Una temporada muy larga se acerca y debemos prepararnos para ello.«

El perfeccionista Tom Thibodeau pone en marcha los engranajes de la presión y el trabajo duro después de tan solo tres partidos de pretemporada, en cuanto a los jugadores, ellos piensan que aún es pronto para sacar conclusiones. Uno de los que quisieron hablar acerca de la situación fue el ala-pivot nacido en Brooklyn, Taj Gibson, que decía:

«Ahora hay que entrenar. Aún no es momento de felicitaciones porque estamos tratando de aprender. Tenemos un grupo de jugadores muy jóvenes, con muchísimo talento, y estamos tratando de entender las cosas. Sabemos que hay muchas expectativas puestas en nosotros. Muchos equipos nos van a atacar y no podemos bajar la guardia. Me gusta la mentalidad de Tom Thibodeau, y la forma en que nos empuja.«

Leave A Reply

Your email address will not be published.