Los Splash Brothers, de oro

Curry y Thompson vuelven a GSW tras el Mundial

Comenzaba el Mundial 2014 y con ello la preselección para este. Estaba claro que Stephen Curry iría, pero no así para Klay Thompson. Debido a las lesiones de hombres importantes como Paul George o Kevin Durant, finalmente logró el billete para venirse a nuestro país.

Las expectativas eran realmente altas para Curry, debía asumir un rol muy importante en su selección, como hace en Golden State. El campeonato no empezó como él, ni nosotros esperábamos, y así poco a poco, sus bastante pobres 10 puntos por partido se fueron convirtiendo en rutina. También es verdad, que jugar en la posición de escolta o la normativa FIBA no le benefició en absoluto, sobre todo en el problema con las faltas, una constante durante todo el campeonato. A esto debemos sumarle que Curry estaba rodeado de estrellas, que a su vez querían brillar en un escenario mundial. Finalmente el base de Ohio consiguió 10.6 puntos por partido, destacando en su mejor actuación con 20 puntos y 4 asistencias frente a México, con un espectacular – y a la vez habitual – 6/9 desde la línea de 3 puntos.

En cuanto a Klay Thompson no se le esperaba ya ni el Mundial, pero le ha dado un increíble rendimiento a la selección estadounidense. Ha actuado prácticamente de sexto hombre, y finalmente ha jugado 211 minutos en todo el torneo, tan solo superado por Irving con 219, es decir, el segundo norteamericano con más minutos. Ha sido el revulsivo perfecto de Coach K para los partidos que se ponían algo más cuesta arriba. Hemos visto al mejor Klay Thompson, el mismo que se merece la renovación por el máximo en Golden State, no se ha dedicado solo a meter triples, también se atrevió con unas cuantas entradas a canastas, grandes defensas, alley-oops (sobre todo con Anthony Davis) y hasta le hemos visto hacer algunos tapones espectaculares. Terminó su andadura en España con 12.7 puntos por partido y una medalla de oro al cuello.

Leave A Reply

Your email address will not be published.