Sterling se disculpa

EN UNA ENTREVISTA EN LA CNN

Tras varias semanas de especulación y multitud de rumores, Donald Sterling ha hablado por fin en público sobre las declaraciones de claros tintes racistas que su ‘amiga‘ V. Stiviano grabó y sacó a la luz. En una entrevista concedida a Anderson Cooper de la CNN, Sterling lamenta lo ocurrido, se disculpa y da algo parecido a una excusa. Con este movimiento está intentando que no se llegue al cupo del 75% de dueños de la NBA que aprueben su marcha lo que le obligaría a vender el equipo. La duda reside en si su mujer se verá también forzada a vender el 50% de los Clippers que posee.

Cuando escucho esa grabación, no sé cómo puedo haber dicho cosas como esas.[…] No sé cómo la chica (Stiviano) me hizo decir esas cosas […] Bien sí, piqué el anzuelo […] Quiero decir, no es la forma en la que hablo normalmente. Yo no hablo sobre personas por una cosa, nunca. Hablo sobre ideas y otras cosas. No hablo sobre personas- D. Sterling

Estas declaraciones van en la línea de su excusa que se basa en que Stiviano le gustaba y quería estar con ella. Como la chica posaba con otros chicos negros, realizó esos comentarios porque estaba celoso de que estuviese con otros hombres, en este caso de raza negra. También resalta en esta entrevista que no es racista, que ha cometido un grave error y que pide perdón a cualquiera que se haya sentido ofendido. Está claro que está buscando la redención después de la reacción del universo NBA, que ha rechazado de firme y unánimemente sus graves palabras. De hecho, el comisionado Adam Silver ha hecho todo lo que estaba en su mano con la multa de 2,5 millones de $ y la prohibición de por vida de acercarse a un edificio de la NBA.

He causado el problema. No sé cómo solucionarlo- D. Sterling

Se ha convocado una reunión de propietarios para el miércoles y otra para la semana que viene que decidirá si el ex-abogado de origen judío deberá abandonar el equipo y si su mujer, según ella prácticamente ex-mujer, también seguirá su camino. Shelly Sterling ha declarado que no comparte los comentarios de su marido y que luchará por seguir siendo dueña de la franquicia. Ambos llevan siendo dueños más de 30 años pero por mucho que Donald Sterling diga que esto ha sido un error en toda una longeva relación con la NBA, ha sido varias veces denunciado por racismo y por diversas acciones como la mudanza de San Diego a LA de su franquicia que él mismo propició y por la que tuvo sus más y sus menos con la NBA en los tribunales.

Lebron James o Magic ya han declarado que no quieren a nadie apellidado Sterling en la organización de los Clippers y aunque diversos periodistas ya han avisado que tanto Sterling como su mujer podrían recurrir la decisón de los dueños de la NBA en tribunales civiles, parece que la familia Sterling está contra las cuerdas. El racismo es un tema muy serio en EEUU y más en una liga en la que la gran mayoría son jugadores de color, por lo que la presión social de los aficionados podría acabar desembocando en el tan pedido cambio de dueño en LA. Es una batalla en la que hay muchos intereses de por medio y no parece que vaya a haber una fácil solución, la polémica está servida.

FUENTE: BLEACHERREPORT

Comments