El planeta basket se alza contra Sterling

Sanción ejemplar de la NBA por sus palabras racistas

Hablamos ya en somosbasket.com de la polémica grabación de Donald Sterling hace unos días, en la que declaraba su aversión a la gente de color. Tras salir a la luz, todo el mundo NBA alzó la voz en contra de sus palabras, en contra del racismo. Ya anunciamos aquí que los Rockets aconsejaron a Dwight Howard que no se pronuncie sobre estos hechos. También hemos publicado las declaraciones de todo un mito de este deporte, Michael Jordan, cargando contra el propietario de los Clippers; y también les informamos de las intenciones de “Magic” Johnson de comprar la franquicia de Los Ángeles y así apartar a Sterling de la NBA y el baloncesto en general, aunque parece que este rumor no se concretará por el momento.

Más allá de estas primeras reacciones, durante el transcurso de las horas más y más voces importantes dentro y fuera de la liga hicieron hincapié en condenar al propietario de la franquicia californiana. Dos grandes estrellas como Kobe Bryant y LeBron James ya señalaron estas palabras como inaceptables. El de los Lakers publicó en su cuenta oficial de Twitter que “es en estos momentos cuando debemos apreciar a la familia Buss” – propietarios de la franquicia de amarillo y púrpura – y más tarde sentenció con otro tweet: “No, no debería seguir siendo propietario de los Clippers”. Por su parte, el jugador de Akron declaró a los medios después de un entrenamiento:

Es inaceptable en nuestra liga. No importa si eres blanco, negro, hispánico, lo que sea. Es inaceptable. El comisionado debería plantarse y ser muy agresivo con estas declaraciones. No sé qué sucederá, pero no podemos tener esto en nuestra liga. […] Confío en Adam (Silver) y en la NBA. Confío en que solucionen esto de forma rápida antes de que se les vaya de las manos. Como he dicho, no hay sitio para Donald Sterling en nuestra liga.”

Además de las grandes estrellas actuales de la liga, según Alex Kennedy (redactor en Basketball Insiders) muchas futuras promesas del Draft 2014 comunicaron que no quieren ser elegidos por los Clippers si Sterling continua. Aunque no han trascendido los nombres, es evidente que la franquicia de California tendrá muchos problemas para atraer nuevos jugadores a sus filas, sean Rookies o jugadores procedentes de la agencia libre. Además, algunos integrantes de la actual plantilla de los Clippers y también el entrenador Doc Rivers, ya han insinuado que no tienen clara su continuidad respecto a la temporada que viene si Sterling sigue encabezando la franquicia.

Otra forma de discrepancia de los jugadores, esta vez del propio equipo de los Clippers, la pudimos ver en el 4º partido de la serie que enfrenta a los de azul y rojo ante Golden State Warriors, disputada en el Oracle Arena. Antes de empezar el calentamiento previo al inicio del partido, a modo de protesta silenciosa, los jugadores decidieron quitarse el traje del equipo y vestir la camiseta de calentamiento, ya que esta no tiene el logotipo de los Clippers. Por su parte, Mark Jackson, entrenador de los Warriors, ha sugerido que los fans del hermano pobre de Los Ángeles deberían boicotear el siguiente encuentro dejando de ir al estadio y quedándose en sus casas, porque “es el mayor acto de protesta que pueden hacer”.

Como gesto importante en estos Playoffs y que demuestra lo hondo que caló este asunto en la liga, en el cuarto partido que enfrentaba a Heat y Bobcats los de Florida realizaron la misma protesta silenciosa que sus compañeros californianos; dejando sus camisetas en el centro del campo mientras calentaban, además de vestir todo el equipo calcetines negros durante el encuentro  y llevar la sudadera al revés en el banquillo como muestra de apoyo. 

Más allá de la propia NBA, otro personaje público influyente que dio su opinión sobre los hechos fue Barack Obama, el Presidente de los Estados Unidos. De viaje oficial a Malasia, el primer Presidente afroamericano de la historia del país valoró las declaraciones como “ignorantes, increíblemente ofensivas y racistas”, posteriormente añadió que esperaba que la NBA actuase con contundencia.

Por si no fuera suficiente, los Patrocinadores de Los Ángeles Clippers empezaron a cancelar sus contratos con la franquicia y han dejado de anunciarse junto a ella. Marcas tan importantes como Red Bull, KIA, Virgin America, CarMax o The Chumash Indians (mayor patrocinador del conjunto californiano las últimas 4 temporadas) decidieron cortar de forma unilateral sus contratos con los Clippers. Mientras tanto, otras empresas como State Farm, Gatorade, Taco Bell o Anheuser-Busch decidieron permanecer a la espera hasta que se aclarasen los hechos, antes de tomar una decisión definitiva.

El Comisionado Adam Silver ofreció el martes una rueda de prensa en la que comunicó una sanción histórica de $2.5M para el Sr. Sterling, además de vetarlo de por vida y prohibirle tener cualquier contacto con la NBA o la franquicia de los Clippers. Está decisión, según palabras del propio Comisionado, «afecta única y exclusivamente a la persona de Donald Sterling». Sin embargo, dejó claro que él no puede desbancarle como propietario de la franquicia, aunque “hará todo lo posible para que no continúe”, teniendo además todo el apoyo de los otros 29 propietarios. Lester Munson, analista legal, habló en una entrevista para ESPN.com y nos dejó claro que Sterling deberá acatar la resolución tomada por el Comisionado, puesto que nadie en la NBA puede discutir una orden dictada por él.

Las reacciones a la decisión no se hicieron esperar, y tanto en la red social Twitter como en numerosos comunicados y declaraciones todos los jugadores y sindicatos alabaron el papel de Adam Silver en este proceso y la decisión tomada. Incluso la propia franquicia californiana emitió momentos después un comunicado:

Apoyamos la decisión de la NBA y del Comisionado Adam Silver de hoy. Ahora empieza el proceso de curación”

En cuanto a las consecuencias que se han ido sucediendo estos días, el Sr. Silver aclaró que deben aún valorar muchas cosas en este proceso que no ha terminado. Por ejemplo, instó a los fans de los Clippers a desoír la propuesta de Mark Jackson y acudir al pabellón a animar a su equipo y así lo hicieron, consiguiendo además la victoria que puso el 3-2 en la serie en favor de los damnificados Clippers. También habló de la posible marcha de jugadores de los Clippers al final de la temporada, afirmando que no espera que se produzca tal situación pero que la estudiarían llegado el momento. Finalmente, también respondió a cuestiones económicas, instando a las empresas que han cancelado sus contratos con LAC a que vuelvan a negociar, puesto que la franquicia de los Clippers es ajena a lo que piense su propietario.

Así las cosas, pese a esta avalancha de críticas el aún Propietario de LAC no ha hecho declaraciones y solo habló con la NBA para afirmar que la voz de la grabación es suya y, sin embargo, no se ha arrepentido de sus palabras en ningún momento. El mundo se le ha venido encima al Propietario de los Clippers y seguramente en breve abandonará su cargo y desaparecerá del planeta baloncesto, puesto que ya no es bienvenido. Nadie, ni su propia mujer Rochelle, le apoya en estos momentos y ya solo le queda vender la franquicia rápidamente al mejor postor y esfumarse para no volver a ser noticia nunca más en el mundo del basket. 

Comments