Análisis de temporada: Los Angeles Lakers

Un resumen personal a la nefasta temporada de Lakers

nba_u_lakers_mb_1296x729

Cuando Kobe Bryant se lesionó su talón de Aquiles la pasada temporada, el futuro de Los Angeles Lakers su nubló y los fans se temían lo peor para la siguiente campaña. Dwight Howard, una de las esperanzas de poder lograr algo sin Kobe, abandonó California para iniciar un nuevo camino hacia el anillo de la mano de Houston Rockets. A cambio llegaron jugadores secundarios de nombres reconocidos como son Nick Young y Wesley Johnson. Jordan Farmar volvió a la que fue su casa un tiempo y donde ayudó al equipo a conquistar el anillo mientras que Chris Kaman decidió fichar también por el equipo. Por último, un joven y “desconocido” Xavier Henry se incorporó a las filas angelinas. Este batallón sería todo cuanto dispondría Mike D´Antoni para plantar cara en la liga mientras durara la ausencia de Bryant, añadiendo obviamente a jugadores de la pasada temporada como eran Steve Nash, Steve Blake, Robert Sacre, Jordan Hill, Jodie Meeks y el ala-pívot español que tomaría el relevo de estrella, Pau Gasol.

  • Comienzos de temporada

Con pocas esperanzas puestas en el equipo y aun a la espera de cómo rendiría Bryant tras su recuperación, Los Angeles Lakers sorprendieron (y mucho) al debutar con una victoria en el derbi que les enfrentaba contra los Clippers de Doc Rivers. El equipo demostró tener un banquillo profundo y jugadores muy anotadores, capaces de grandes cosas ofensivamente. Defensivamente… será mejor no comentar nada sobre la defensa que demostró tener este conjunto (aunque el propio D´Antoni admitió que apenas entrenaban defensa).
La pésima eficacia defensiva tuvo sus efectos y tras la gran -y breve- alegría de los seguidores en el debut del equipo, llovieron las derrotas. Sin embargo el equipo seguía achuchando e intentando llegar al 50% de v/d y los críticos valoraban el trabajo de D´Antoni como bueno, a la espera de su estrella. Seguro que los “lakers fans” no olvidaran fácilmente la victoria frente a Houston Rockets sellada en el último segundo gracias a un triple de Steve Blake ante Howard.

  • La vuelta de Kobe Bryant

 

El optimismo volvió a flotar en Los Angeles cuando los Lakers hicieron oficial la vuelta de su superestrella Kobe Bryant. Parecía ser que el escolta estaba completamente recuperado de su lesión del talón y dispuesto a exponerse a la máxima competición baloncestística del mundo. Su vuelta se daría en el partido que enfrentarían a LAL contra los Raptors de Toronto en el Staples. El encuentro acabaría con derrota de los locales y un partido bastante malo de Kobe, que hacía dudar a la afición sobre si volvería a ser el mismo.

Sin embargo, y como era de esperar, Bryant fue mejorando encuentro a encuentro. Así pues, en el partido contra Memphis, Kobe Bryant se dolió de su rodilla derecha, aunque terminó el partido y anotó el triple que selló el partido a favor de los suyos. Tras el encuentro, se conoció que Kobe no volvería a jugar más el resto de la temporada y las esperanzas de los fans y de la plantilla se vinieron abajo. De este modo, la “Mamba Negra” acabó disputando tan solo seis partidos en la campaña, en los cuales promedió 13.8 ppp, 6.3 app y 4.3 rpp.

  •  Continúan las lesiones

A pesar de las críticas a principios de temporada, Pau empezó a lograr grandes números, aunque muy pocos fueran recompensados con victoria. Ganar costaba cada vez más y el Staples Center perdía espectadores. Los Lakers, por añadir algo positivo, agradecieron las explosiones inexperadas de jugadores como Xavier Henry, Nick Young y Jodie Meeks. Todavía había fe en los Playoffs…

Esta esperanza no tardó mucho en disiparse. Como si de una plaga se tratase, la plantilla angelina, tras los pasos de Kobe, fue cayendo en la desgracia y muchos jugadores cayeron lesionados en tiempos paralelos. Xavier Henry dijo adiós tras una excelente temporada, Steve Nash iba y venía; el peso de la edad empezaba a ser demasiado. También se unieron al carro los dos bases, Blake y Farmar, y los Lakers se vieron obligados a fichar a Kendall Marshall. Meeks y Young se unieron a la cadena de infortunios y todo empezaba verse negro; para los fans, para el equipo y sobre todo para el entrenador, Mike D´Antoni. La gran pregunta era: ¿quién no se lesiona?

  • Final de temporada

Ante la desesperación, los Lakers optaron por un cambio. Dejando atrás los rumores de traspaso que volvían a atormentar a Pau, Steve Blake fue traspaso a Golden State Warriors; a cambio llegaron al equipo Bazemore y Brooks. Sobre todo, Kent Bazemore hizo un buen final de temporada aunque no sirviera de mucho. En el debut de los recién llegados, el equipo gano y después, tras un leve sueño y alegría de la afición, volvieron a suceder las derrotas en un amargo retorno a la realidad.

¿Qué podía ser peor para el equipo? La respuesta a esta pregunta no se hizo esperar. En medio de las molestias en el dedo de Chis Kaman, Pau Gasol empezó a sufrir vértigos y le mantuvo alejado un tiempo de las canchas. Tras un agridulce regreso, Pau volvió a recaer y diciendo así adiós a la campaña. La peor temporada de la historia de la franquicia. No era ninguna sorpresa a esas alturas. Adiós Pau. Adiós Lakers.

  • Borrón y cuenta nueva

Volvemos a las mismas. Tras el final de esta temporada, el equipo vuelve a agarrarse a la inseguridad del nivel de Kobe Bryant, que intentará volver a la élite. Además, la directiva prometió fichar un par de buenos jugadores y pone su esperanza al draft. Pau Gasol escuchará ofertas y esperará también el sorteo y el banquillo del equipo busca aún entrenador. Veremos a ver qué les depara a estos Lakers que, a petición de Kobe Bryant, buscan una reconstrucción isofacta que proporcione un equipo con aspiraciones a luchar, una vez más, por el anillo de campeón.

 


 

 

  • Opinión personal

Admitiendo mi condición laker, tengo que añadir que en el análisis de la temporada de LAL es difícil ser subjetivo. Yo creo que las opiniones sobre el trabajo de la directiva y la plantilla esta temporada, son compartidas por la mayoría de seguidores de la NBA. Una mezcla de decepción y desastre que deja un mal sabor de boca a los seguidores de este equipo.

  1. Valoración de jugadores                                                                                                                                                           Teniendo que valorar a tres jugadores, mis nombres son claros: Xavier Henry, Nick Young y Pau Gasol. Vamos por pasos. Valorando del 1 al 10, mi nota para Xavier Henry sería un 7.5 dada su gran evolución y explosión a en la liga. Prosiguiendo, el valor que merece Nick Young según mi criterio es de un 7. Ha realizado una gran temporada y progresado muchísimo como jugador, sin embargo su dejadez, falta de seriedad y poca generosidad en el campo hacen que no pueda darle mucha más nota. Para finalizar este apartado, no podía faltar Pau Gasol, quien ha liderado al equipo todo lo bien que ha podido, con altibajos, y se ha dejado la piel por intentar conducir a los suyos por la senda de la victoria. Mi nota para Pau es un 7, lejos de su mejor nivel, pero cumpliendo sin Kobe.
  2. Valoración del entrenador                                                                                                                                                            Está bastante claro que la fama del señor D´Antoni habla por sí sola. De todas formas como opinión personal diría que otro entrenador hubiera podido hacer poco más ante las circunstancias que han rodeado al ex-técnico angelino. Sin embargo, siguiéndole en sus partidos y observando algunas gestiones «raras» que ha elaborado (por no hablar de los resultados), mi nota para él es de un 4.
  3. Valoración de la directiva A mi parecer, los jugadores que vinieron en verano fueron aciertos por parte de la directiva y además se desenvolvieron bien en el equipo. Como contra, nunca podré olvidar que dejaran a dos vales a Phil Jackson y contrataran a D´Antoni. Puestos a valorar sobre esta campaña y teniendo en cuenta las circunstancias, mi valoración para la directa es de 6 puntos.

Por último, toca valorar la temporada. Yo creo que tras este análisis no hay mucha más historia. Le doy un 3 a la temporada con toda mi generosidad. Ahora toca esperar al draft y turno de la directiva.

 

 

Comments