Historia de Toronto Raptors

La NBA vivía inmersa en su época dorada, con las grandes estrellas de la liga como Jordan, Olajuwon, Barkley, Robinson, y un largo etcétera haciendo soñar noche tras noche a los americanos con su juego. Pero David Stern quería más, y el día 4 de Noviembre de 1993 decidió dar vida a un nuevo equipo en Toronto, quien junto a sus vecinos del norte en Vancouver (posteriores Grizzlies) se convertirían en los equipos número 27 y 28 de la NBA, con el objetivo de expandirse por el mercado del país vecino, Cánada. Tras decidirse por votación que el emblema del equipo fuesen los Raptors, el primer GM fue Isaiah Thomas, mítico Bad Boy quien se retiró años atrás. En el correspondiente Draft de Expansión durante el verano de 1995 se hicieron con jugadores como Alvin Roberson o Willie Anderson. Asimismo en la lotería del Draft, con la 7ª elección seleccionaron al base Damon Stoudamire, primer jugador franquicia del equipo canadiense.

Las primeras temporadas en la liga fueron las corrientes en equipos debutantes, con pocas victorias y mala imagen, aunque pueden presumir de ser de las pocas franquicias que pudieron derrotar a los letales Bulls del récord 72-10. Damon Stoudamire fue el referente del equipo durante los años venideros, en los cuales los Raptors tuvieron la opción de seleccionar a altos números en los Drafts, como Marcus Camby (2th) o el futuro gran jugador Tracy McGrady (9th). Además grandes nombres jugaron con la elástica Raptor en dichos años, como Chauncey Billups, Doug Christie, John Salley o Zan Tabak entre otros. Durante la temporada 97/98 Isaiah Thomas dimitía, y con su salida nos despedíamos de Damon Stoudamire quien había sido nuestra bandera durante las primeras campañas.

Dicho mismo año, Maple Leaf Gardens Ltd compraron los Raptors, subvencionando también la construcción del Air Canada Center, dando un impulso económico a la temporada. Dicho verano tuvo lugar el quizás movimiento más importante de los primeros diez años de la franquicia, el traspado en la noche del Draft cambiando la cuarta elección (Antwan Jamison) por la quinta elección, seleccionada por Golden State Warriors, nada menos que Vince Carter. Aquí comenzaría un nuevo capítulo en nuestra historia. De esta manera los Toronto Raptors daban un paso de gigante en el lugar de la liga juntando a dos de los exteriores más importantes como Carter y McGrady (con además cierto parentesco familiar), además de jugadores correosos como Charles Oakley o Kevin Willis. Pese a todo, dicha temporada, la temporada 98/99 no fue todo lo exitosa que podría haber sido, lo que condujo a una nueva reconstrucción, manteniendo el bloque joven y reclutando a veteranos experimentados en la dirección de juego y la pintura. Antonio Davis, Muggsy Bogues y Dell Curry. Esta fue la primera temporada en la que consiguieron un récord positivo (45-37), lo que le sirivió para disputar su primer periplo en postemporada, perdiendo en primera ronda frente a los New York Knicks (3-0).

Quizás lo más importante de esta temporada fuese la participación en PlayOffs, pero seguramente hubo otro acontecimiento más relevante aún, la participación en el Slam Dunk del All Star Weekend del año 2000 por parte de los primos Vince Carter y Tracy McGrady. Dicha competición, supuso un impulso para la franquicia dado que es considerado el mejor concurso de mates de la historia, llegando ambos jugadores a la final, siendo el ganador Vince Carter.

bio_slider_image19
La noche que Vince Carter rozó el cielo

La aventura de PlayOffs, pese a corta de duración fue bastante intensa, despertando sentimientos en los aficionados Raptors que nunca habían podido percibir, por tanto, de cara a la temporada 00/01 se mostraron deseosos de más. En el verano de comienzo de milenio, el alero Tracy McGrady ponía rumbo a Florida, firmando un suculento contrato por los Orlando Magic. Pese a su baja, se reforzaron bien incorporando entre otros al base asistente Mark Jackson y manteniendo el resto del bloque. La plantilla canadiense logró el que sería mejor balance de victorias / derrotas de su historia (hasta la presente temporada), con 47-35 Consiguieron de nuevo clasificarse para postemporada, consiguiendo pasar a Semifinales de Conferencia tras derrotar en primera ronda a sus verdugos de la temporada pasada, los Knicks, por 2-3. Ya en la siguiente ronda perdieron en el 7º partido frente a los geniales 76res de Allen Iverson.

Al comienzo de la temporada 01-02 pasaban a convertirse en la única franquicia de Cánada con la mudanza de los Grizzlies a la ciudad de Memphis. Se produciría la mediática llegada de uno de los mejores pívots de la historia de la competición, Hakeem Olajuwon, muy mermado físicamente, así como las renovaciones de hombres claves como Alvin Williams o Antonio Davis. Pero una lesión en forma de tendinitis rotuliana apartó a Carter de la competición, perdiendo en primera ronda de PlayOffs frente a los Detroit Pistons por 2-3. La siguiente temporada, 02-03 no fue mucho más exitosa, con el inicio de un clima negativo y una nueva lesión del jugador franquicia de nuevo en su maltrecha rodilla. El récord de victorias-derrotas fue de 24-58 lo que condujo a una serie de salidas de jugadores, encabezadas por Antonio Davis, así como los primeros rumores de incoformidad de Carter. Ese mismo verano tuvieron la oportunidad de seleccionar en el Draft al que sería el proximo jugador referencia, Chris Bosh.

La siguiente temporada, con Carter convaleciente de la lesión, fue liderada por jugadores como el mediático Jalen Rose, el novato Chris Bosh o Donyell Marshall. Quizás el por aquel GM Glen Grunwald perdió una oportunidad de oro al rechazar un traspaso que enviaba a Carter a Dallas a cambio del ala pívot Dirk Nowitzki. Finalmente el escolta sadría a los Nets (tras el recambio en la dirección Raptor, siendo Grunwald relevado por Rob Babcock), trayendo años de incertidumbre a Toronto.

Con esta salida, la plantilla sería liderada por un joven Chris Bosh, acompañado del anteriormente citado Jalen Rose así como jóvenes extranjeros como José Calderón, Rafael Araujo o Charlie Villanueva entre otros. Los récords negativos se acumulaban lo que permitió por primera vez en la historia del equipo canadiense, tener el beneplácito de seleccionar en primera ronda del Draft del verano del 2006. Con grandes jóvenes como Rajon Rondo, Brandoy Roy o LaMarcus Aldridge, los de Toronto se decantaron por el pívot Andrea Bargnani. Formaban así un bloque de futuro que la temporada 06/07 igualaron el balance del equipo de Carter del 2002, con 47-35. Su vuelta a postemporada terminó en primera ronda, perdiendo frente a los Nets de su ex-estrella Carter por 4-2.

Las siguientes temporadas firmaron un claro declive del equipo canadiense, demostrando la incapacidad defensiva y reboteadora del italiano Bargnani, la falta de anotación general del equipo, o la soledad en la pintura de Bosh. Pese al cambio en los despachos, y la toma de la dirección por parte del GM Brian Colangelo, solo consiguieron volver a PlayOffs la temporada 07/08 tras un récord de 41-41, perdiendo de nuevo en primera ronda, esta vez frente a los Magic de Orlando 4-1.

Los años venideros son muestra de la apuesta constante por jugadores extranjeros, uniéndose al italiano Andrea Bargnani y al asentado Calderón, su compatriota Jorge Garbajosa, Rasho Nesterovic, Carlos Delfino, Leandro Barbosa,  Hedo Turkoglu, Primo Brezec o Roko Ukic entre otros. Las temporadas 08-09 y 09-10 volvieron a ser muy negativas en lo referido al juego, sin opciones de entrar a PlayOffs, lo que propició la marcha del hasta entonces estrella Chris Bosh a los Heat de Miami formando el famoso Big Three de Florida junto a sus compañeros de generación LeBron James y Dywane Wade. En el verano de 2010 seleccionarían al angelino DeMar DeRozan, futuro jugador clave de los Raptors.

Al igual que las temporadas anteriores, los años 2011 y 2012 fueron poco exitosos para los de Ontario, tanto en el juego como en la dirección de la franquicia. El movimiento más importante fue la incorporación de Rudy Gay procedente de Memphis Grizzlies. Además, incorporar desde la agencia libre al base Kyle Lowry (lo que abrió la puerta de salido al español José Calderon tras años rindiendo a un excelente nivel). Asimismo vinieron vía draft tanto Terrence Ross como Jonas Valanciunas. Todas estas incorporaciones para la temporada 12-13, así como la incorporación en el año de 2011 del entrenador Dwane Casey y la concesión de importancia ofensiva a DeMar DeRozan dejaba entrever la vuelta a PlayOffs. Pero no fue así, lo que ocasionó la llegada del Executive of the Year del 2013 Masai Ujiri, la última pieza del puzzle.

Y así llegamos a la última temporada de la NBA, la 13-14, con un gran bloque formado por jugadores jóvenes aunque experimentados y con un entrenador con dos años previos en la franquicia y un General Manager tan mediático como eficaz. Con el trío Lowry – DeRozan – Gay los aficionados se ilusionaban con momentos, soñando con marcadores por encima incluso de los 120 puntos. Pero tras solo 18 partidos disputados,  Ujiri volvía a dejar boquiabiertos a los aficionados canadienses traspasando al artillero Rudy Gay rumbo Kings a cambio de jugadores de menor calidad como el base Greivis Vázquez, el ala-pívot Patrick Patterson o el pívot Chuck Hayes. Sobre el papel diho movimiento estaba destinado al fracaso, pero fue el impulso necesario para que todas las piezas encajaran, y durante toda la temporada el equipo logró numerosos triunfos, terminando por alzarse con el título de Campeones de División, logrando el mejor registro histórico de la franquicia, con 48 victorias y 34 derrotas, superando a las míticas plantillas de Carter y Bosh.

La clave del éxito estaba clara, apostar por jugadores con hambre, no por superestrellas, y dar oportunidades a los extranjeros como Valanciunas, Vázquez o De Colo. Los PlayOffs de 2014 se presentaban ilusionantes, viéndose las caras con los Brooklyn Nets, un equipo de filosofía similar a la Raptor, apostando fuerte por jugadores extranjeros y sin superestrellas de primer nivel.  Finalmente perderían en el 7º partido, con un riguroso tapón de Pierce a bandeja de Lowry, poniendo punto y final a una serie igualada y exigente, decidiéndose en el último suspiro.

A buen seguro que los PlayOffs quedaran grabados en la retina de los aficionados y los jugadores, pero la nueva temporada, 14-15 se presenta llena de ilusión, tras conseguir mantener a los jugadores importantes, renovando a Patterson, Lowry y Vázquez, firmando a jugadores importantes para reforzar la rotación como Lou Wiliams, James Johnson, Jordan Hamilton o Greg Stiemsma y apostando por jóvenes como Will Cherry o los brasileños Bruno Caboclo (flamante número 20 del Draft’14) y el ex-estudiantil Lucas “Bebe” Nogueira. Las bases ya se han asentado, los aficionados apuestan fuerte bajo el lema “#WeTheNorth” y la directiva, con Ujiri al mando, está volcada con la plantilla.¿Qué nos depará el futuro?

WeTheNorth!!