Historia de los Sixers

Para conocer el génesis de la franquicia profesional más perpetua de la historia del baloncesto norteamericano casi tenemos que remontarnos nada más y nada menos que a los inicios del baloncesto, sí, han leído bien, ya que allá por el 1939 nace el primer equipo en tomar consciencia de lo que es uno de los deportes más extendidos a nivel mundial. Teniendo en cuenta que el primer acercamiento con el baloncesto nació en 1891 de la mano del profesor  Naismith, en la YMCA Training School de Springfield (Massachusetts), es digno de renombrar que 48 años después de que la idea como tal de baloncesto haya ramificado a miles de estilos de juego y de jugadores, tanto como cientos de ligas, se crease el Syracuse Nationals, un equipo profesional independiente, con sede en la New York de los 40’s.

El equipo era propiedad del inmigante italiano Danny Biasone, más conocido como el que implantó el reloj de posesión (24 seg). El equipo no entró a disputar el título de la liga de la NBL, hasta el 1946.

El primer año de competición los Syracuse Nationals acabaron con un récord negativo de 21-23 aunque tuvieron la oportunidad de optar a un puesto en playoffs. El equipo de Siracusa fue batido por, los Rochester Royals por 1-3.

Ya en temporada 1949-50, los Nationals de Siracusa, junto con otros siete equipos de la NBL se fusionaron con la ABA para formar la NBA. Esta temporada fue la de la consolidación como un equipo capaz de ganar el campeonato. Dolph Schayes, a la edad de 21, se consolidó como máximo exponente de la plantilla, y se logró un récord de conferencia de 51-13, que sirvió para ganar el título de división. En PO se enfrentarían al anterior equipo de la ciudad de Philadelphia, los Philly Warriors. Los Nationals vencieron a los Warrios por 2-0 pasando a la final de división en la que se encontrarían a los New York Knicks, esta serie estuvo muy apretada, y finalmente se aterializó en victoria para los Nationals, quiénes pasaban a la gran final, dónde esperaban a unos durísimos Minneapolis Lakers que se llevaron el título por 4 a 2.

Y por fin en el año 55 los Nats se alzan con el título que tanto ansiaban al ganarle las series a Fort Wayne por 4-3, en un final apasionante. Se consiguió por tanto el primer título de la franquicia.

Ya en el 1963, y ante la hegemonía de Celtics, el equipo fue comprado por Irv Kosloff que lo mudó a Philadelphia en 1963.

Ya adentrados en la temporada 1964-65 los Sixers ficharon al legendario pivot Wilt Chamberlain procedente de los Warriors. Chamberlain fue una leyenda de instituto. los Sixers ese año llegaron a las finales de conferencia dónde se enfrentaron a los archiconocidos Boston Celtics, quiénes fueron capaces de derrotar a Sixers en siete partidos. El último fue el más reñido, acabó 108-110 a favor de los Celtics

Chamberlain fue la pieza central de los 76ers de la 1966-67 que incluían a los por entonces futuros miembros del Hall of Fame Greer y Billy Cunningham. Los 76ers de aquella temporada consiguieron un récord histórico en liga regular de 68-13. Aunque los Celtics iban en camino hacia su noveno título consecutivo, los 76ers de Chamberlain estaban más fuertes que nunca, realizando éste una temporada regular brillante

En cuanto a los 76ers, promediaron 125.2 puntos por partido, el tercer mejor promedio en la historia de la NBA. Era un equipo muy profundo, con todas las posiciones perfectamente cubiertas. Un equipo único y realmente completo.

Junto con Chamberlain, en la pintura estaba Lucious Jackson, un ala-pívot intimidador, seguido del alero Chet “the Jet” Walker; rápido, anotador y con buena mano. Hal Greer, futuro Hall of Fame, era el escolta del equipo, promediando 22.1 puntos por partido, y finalizando con el base Wali Jones.

En el banquillo estaba Billy Cunningham, un jugador de segundo año que promedió 18.5 puntos en solo 26.8 minutos.

Los Celtics no podían hacer otra cosa si no felicitar a su verdugo.

“Ellos juegan de la misma manera que lo hemos hecho nosotros en los últimos nueve años. En otras palabras, juego en equipo”, dijo K.C. Jones.

Dos semanas más tarde, los 76ers conseguirían el anillo de campeón tras ganar en seis partidos las Finales a San Francisco Warriors

“Fue una temporada preciosa, preciosa”, exclamó Greer. “Sabíamos que lo teníamos todo, que íbamos a ganar la mayor parte de nuestros partidos, el asunto era por cuanta diferencia”.

En la temporada 1967-68, Chamberlain fue nombrado MVP por cuarta y última vez. Por tercer año consecutivo, los 76ers tuvieron el mejor registro de la liga, pero los Celtics les eliminaron en siete partidos en las Finales de Conferencia Este.

Tras la marcha de Chamberlain a Lakers los Sixers iniciaron un evidente declive, ya que en las siguientes tres temporadas no lograron superar la primera ronda de playoffs. En la 1971-72 ni siquiera lograron clasificarse para playoffs por primera vez en la historia del equipo.

La peor temporada fue la de 1972-73, el equipo solo pudo lograr 9 victorias, es la segunda cantidad más baja en la historia de la NBA. Tras cinco años de ausencia en la 75-76 lograron llegar de nuevo a playoffs.

Y con la llegada de Erving desde la ABA a la NBA el juego cambió significativamente en la mejor liga del mundo, y los resultados positivos para los 76ers se acentuaron.

Tras cargarse a Celtics y Rockets llegaba la ansiada final 9 años después, en este caso se enfrentaron a los Trail Blazzers de Walton ante los que Erving nada pudo hacer al perder por 4 a 2 la serie. Para la 1978-79 los Sixers siguieron sujetos a su lema “We owe you one” y partiendo con la vitola de favoritos fueron derrotados por los Lakers por 4-2.

En la 82-83 la llegada de Mo Malone al equipo le dió a éste el plus de energía que necesitaban. Con jugadores como Erving, Malone, Cheeks, Jones o Toney los Sixers consiguieron 65 victorias y 12-1 en playoffs para coronarse como campeones ante Lakers.

El controvertido Charles Barkley como rookie en la 1983-84 liderando al equipo hacia las finales de conferencia para luego caer eliminados por los Celtics.

Lo más destacable de la era Barkley ocurre cuando en el 1986 se produce uno de los traspasos más desafortunados de la historia, en el que Sixers envían a Malone a Washington a cambió de tres jugadores que pasaron esporádicamente por la franquicia.

En la 87-88 el equipo no consiguió el objetivo de postemporada desde la 74-75.

En la 89-90 Barkley ganó el MVP mientras que Sixers conseguía el título de división.

En la temporada 1997-98, los Sixers mostraron una leve mejoría y abandonaron la parte baja de la clasificación con un balance de 31 victorias y 51 derrotas. En esta temporada Iverson se consagró como estrella del equipo.

En la 98-99 Iverson consiguió el titulo al máximo anotador (26.8 ppp), pero cayeron en 2º ronda ante Pacers.

Se produjeron diferencias entre Larry Brown e Iverson en la 00-01 y a punto estuvo Allen de abandonar el equipo pero finalmente se solucionó la relacion y los Sixers pudieron llegar a las finales de la NBA de esta misma temporada.

La final la perderían los Sixers por 0-4. Lo más notable de la temporada fueron los titulos individuales para Iverson, Mutombo , McKie, y coach Brown. Tras el bajón de años posteriores y tras no poder rememorar antiguas glorias, Iverson le dió un ultimatum al equipo, y se marchó en 2006.

Con un equipo renovado y en plena reconstrucción, el joven Andre Iguoadala se quedaba solo al frente del equipo y le tocaría ejercer de lider. En la 06-07 el equipo cayó en primera ronda ante Pistons.

Tras pasar inadvertidos, en la 07-08 serían derrotados por los Magic en 1º ronda.

En la 08-09 no fueron capaces de meterse en PO por lo que Collins fue nombrado como entrandor y llevó al equipo de nuevo a PO, dónde fueron derrotados por Heat.

Finalmente en la temporada 2010-11 la franquicia cambió de dueños. Tras esto se vislumbró una cierta mejoría pasando a segunda ronda de PO pero cayendo eliminados por Celtics de nuevo.

En el 2012 el jugador franquicia, Iguoadala, recaló en Nuggets.

Desde el 2012 en adelante, se trabaja desde los despachos para renovar todas laz piezas del equipo y llevar a cabo tanto la reconstrucción total como el ‘tanking’. Hinkie es el actual presidente y GM, mientras que Brett Brown dirije al equipo liderado por nuevos jugadores como MCW o Noel.