Por | 7 diciembre, 2017
Jarrett Allen, pívot de la universidad de Texas. Victor Arrufat (SB)

Jarrett Allen ha causado una gran impresión durante el poco tiempo que lleva en Brooklyn … y no únicamente en la pista.

Sus números no son espectaculares (4.2 puntos, 3.8 rebotes, 47.8% de disparos, 0.7 robos y 0.7 bloqueos en 15.4 minutos por partido), pero su impacto y potencial se han ganado muchos elogios. Y cuando se trata de ser activo en la comunidad, Jarrett Allen también está puesto en eso. Él más que acostumbrarse a Nueva York, lo está abrazando. El pívot de 2.11m está disfrutando del progreso probablemente porque está ganando algo después de solo 13 juegos en su carrera en la NBA.

“Cada juego siento que estoy progresando y estoy empezando a deshacerme de los pequeños errores”, dijo Allen. “El nivel es bastante alto en este momento. Solo saber que estoy mejorando y escuchar a todos decir que estoy en el camino correcto y que voy a mejorar, eso me mantiene en pie “.

Allen también reveló que Tyler Zeller se ha convertido en un mentor para él. Zeller, quien tiene la misma altura, es por ahora el pívot titular y esencialmente compite con él por minutos, pero le ha dado desinteresadamente al novato el beneficio de su experiencia en la NBA.

“Tyler Zeller, ha sido de gran ayuda”, dijo Allen. “Él quiere verme jugar bien y mejorar. Él me da tanto en los consejos dentro de la cancha y también fuera. Cualquier cosa con la que podría ayudarme para ver que tenga éxito. Me está diciendo qué hacer en los días libres para preparar mi cuerpo. Cuando estemos en el banquillo, me dará todas las cosas que necesito”.

El entrenador de los Nets, Kenny Atkinson, quien ha sido un ávido defensor de Allen desde el primer dia, está empezando a gustarle realmente lo que ve de su preciado novato, en su más reciente presentación, frente a Dallas, tuvo 6 puntos y 6 rebotes en una gran victoria fuera de casa.

“Creo que todavía está tratando de controlar su ritmo desde el parón”, dijo Atkinson, señalando una lesión en el pie que mantuvo a Allen fuera durante dos semanas. “Pensé que había mejorado, como en el último juego, pensé que era mejor que el anterior. Creo que le tomará un par de juegos llevarlo a donde estaba al principio cuando tuvo algunos juegos realmente buenos”.

“Estoy feliz con él “, continuó Atkinson. “Estoy contento con la forma en que se adapta a nuestro sistema, estoy contento con su competitividad, feliz de que nos brinde un protector del aro de sus características. Somos muy buenos defensivamente cuando él está en la cancha, las estadísticas lo respaldan, él es lo que pensaba. Simplemente no puedo esperar a que empiece a acumular más tiempo de la cancha; comete muy pocos errores mentales, muy, muy pocos “.

Fuera de la cancha, Allen le dijo a los Nets que quiere ser parte de los esfuerzos comunitarios del equipo. Él ya tuvo algunos momentos importantes, pagando por los cortes de cabello de los niños no muy lejos de Barclays Center en septiembre, y luego llevó a los niños de Jackson Heights a hacer compras para las comidas de Acción de Gracias el mes pasado. Esa segunda historia fue noticia en muchos de los medios mas importantes del país como ABC News, ESPN, CBS, Fox and Friends, entre muchos otros. Volvió a participar el viernes en la re-dedicación de las canchas de baloncesto en Gowanus con sus compañeros D’Angelo Russell, DeMarre Carroll y Caris LeVert. A él le encanta hacerlo.

“Para mí, así es como me criaron”, dijo Allen. “Esto es lo que mi madre quería que hiciera, y esto es lo que siento que debo hacer”.

A pesar de que un tapón espectacular o mate por encima de 3 defensores debe ser increíble, especialmente midiendo 2.11m y teniendo 19 años, Allen insiste en que participar en la comunidad, especialmente con los niños, es más gratificante.

“No hay nada mejor que devolver algo a la comunidad, sigo diciéndolo”, dijo Allen con una sonrisa. “Los niños aquí afuera, al ver sus caras, podían ver lo felices que están. Hacer eso, simplemente hacer sonreír a alguien más, ese es realmente el objetivo en mi vida en este momento “.

Mientras crecía en Austin, Texas, Allen y su familia estaban muy involucrados con la iglesia, donde participaban semanalmente en una campaña comunitaria con comida para los desfavorecidos. No terminó allí.

“También teníamos algo en los Boy Scouts, donde siempre íbamos a ayudar a construir refugios y construir cosas para animales sin hogar, cosas pequeñas como esa”, agregó Allen, destacando más de sus momentos caritativos.

Allen, que ha sido Net por poco más de 5 meses, le dijo a la organización desde el principio que sea lo que sea que haya en la comunidad, está dispuesto y listo para ayudar.

“Para mí, les dije al principio que quería ser parte de cualquier cosa en la comunidad, y sinceramente, estoy feliz de que me draftearan aquí”, dijo. “Estaban felices (de saber que quiero participar). Estoy bastante seguro de que todos los demás les dijeron que querían participar en la comunidad, pero probablemente no esperaban que un novato dijera eso “.

Ahora lo saben, al igual que saben sobre sus habilidades en la cancha.