Por | Twitter: @carruizs20 | 6 diciembre, 2017
Los Brooklyn Nets deberán mejorar este apartado del juego si quieren llegar a los PlayOffs. David Jones (CC)

Los Brooklyn Nets, actualmente, son el segundo peor equipo defensivo de la liga, permitiendo una media de 113,2 puntos por partido a sus rivales, esto es sin duda una de las razones principales por las cuales, la franquicia neoyorquina posee un récord de 9-14.

Un gran problema para los Brooklyn Nets este año ha sido la defensa del pick&roll. Si la franquicia neoyorquina quiere aspirar a un puesto o al menos a luchar por una plaza en los PlayOffs, deben trabajar desde ya mismo en corregir esa carencia.

Problemas defensivos

La falta de altura y explosividad pasan factura. Nil Alemany (SB)

Si nos fijamos exclusivamente en como se trata de defender el pick&roll, Kenny Atkinson, le encarga a sus bases que traten de pasar los bloqueos por arriba, es decir, pegarse al armador del equipo contrario y tratar que el bloqueo solo sirva para ralentizar al defensor. Ya que si lo pasarán por debajo, rodeando al hombre que pone la pantalla, el rival tendría un tiro, prácticamente, sin oposiciónEn cuanto a los interiores de los Brooklyn Nets, cuando el pívot rival sube para realizar el bloqueo, ellos permanecen en el poste, ya que desde el cuerpo técnico de la franquicia neoyorquina, se considera que hay una carencia de capacidades atléticas en los hombres grandes de la plantilla, lo que hace que sea inviable que estos se enfrenten en un uno contra uno a los bases del equipo rival. Además, los Brooklyn Nets, necesitan que sus jugadores más altos estén en buena posición para rebotear, principalmente, porque son uno de los equipos más bajos de la liga.

El que los jugadores interiores no suban a los bloqueos, provoca que si el base no consigue pasar la pantalla del rival, el armador contrario se encuentre libre para lanzar desde 5 metros, un tiro que cualquier base de la NBA puede anotar con facilidad. Otro problema añadido, es que los Brooklyn Nets, se ven obligados en muchas ocasiones en jugar con un quinteto cuyos hombres más altos son Rondae Hollis-Jefferson (2.01 metros) y Trevor Booker (2.03 metros). Esto provoca que la lucha por el rebote sea un martirio, y más aún, sin estos hombres en la zona pintada. Los hombres con más altura de la franquicia, cubren un poco la carencia reboteadora, Tyler Zeller (2.13 metros), Timofey Mozgov (2.16 metros) y el rookie, Jarrett Allen (2.11 metros). De todos modos tanto Zeller como el pívot ruso, carecen de explosividad para poder hacer frente a los bases rivales tras el pick&roll, mientras que Jarrett Allen, a sus 19 años, sigue en desarrollo y peca de falta de experiencia.

Sin duda, la solución a todo esto podría ser el joven Allen, quien a medida de que vaya adquiriendo experiencia , le dará a Kenny Atkinson la versatilidad que necesita en el lado defensivo. Jarrett Allen, cuanta con la explosividad necesaria para salir a cubrir e intimidar a los bases rivales e incluso a puntear lanzamientos exteriores. Además, ya ha demostrado una gran habilidad para taponar tiros cercanos al aro, haciendo valer su gran envergadura.

Si nos fijamos en otros equipos, muchos hacen uso de este tipo de defensa del pick&roll, pero gran parte de estas franquicias cuentan con bases más atléticos o con más físico que tienen más facilidad para pasar por delante de los bloqueos.

Ajustes defensivos

Los Nets pueden corregirlo, pero deben ponerse a trabajar. Nil Alemany (SB)

La filosofía de Kenny Atkinson parece clara, y es que prefiere dejar libre de marca al base rival y que lance desde 5 metros, a que el equipo rival goce de un sinfín de segundas oportunidades, dándoles facilidad para hacerse con los rebotes defensivos, una vez el hombre alto del equipo sale del poste bajo. Por ello, una solución a esto, es que los bases de los Brooklyn Nets hagan un esfuerzo extra en pasar por delante de los bloqueos, trabajando su físico y explosividad para no verse hundidos en esta acción en cuantiosas ocasiones.

Para pasar por delante del bloqueo, el base debe pegarse al rival, para no dejar que haya contacto entre los jugadores del equipo contrario a la hora de efectuar el pick&roll, por otro lado, si este no consigue pegarse al atacante, puede optar por dejar caer el hombro, al pasar por el lado del bloqueo, de esta forma, pierde menos tiempo atrapado en la pantalla y puede recuperarse más rápidamente. Obviamente, esta no es una tarea fácil, más aún, teniendo en cuenta que la medía de altura de los interiores de la liga está por encima de los 2.10 metros, y en los minutos finales del encuentro el cansancio hace mella en los bases, en especial ahora que los Brooklyn Nets cuentan con las bajas de Jeremy Lin y D’Angelo Russell. Que el armador llegue exhausto al final del encuentro puede causar que pierda más tiempo en el bloqueo.

Otra opción, más radical, es que Kenny Atkinson implemente una nueva defensa del pick&roll, haciendo un cambio de marca tras el bloqueo y que el jugador interior de los Nets se eche encima del base rival, no dejando que este avance y tratando de mantener la marca hasta que el armador pueda regresar y recuperar el marcaje, el resto de jugadores defensivos deberían tratar de cubrir los espacios mientras el jugador con el balón se encuentra con dos hombres encima. Este cambio defensivo se puede llevar a cabo de tres formas diferentes:

  • Flat Hedge“: Tras el bloqueo el defensor interior permanece delante del base rival, tratando de moverse de forma plana y evitando retroceder, hasta que el armador defensor regrese a cubrir a su hombre.

 

  • Hard Hedge“: Una vez efectuado el pick&roll, el pívot defensor se lanza sobre el base rival, esto suele obligar al contrario a retroceder, lo que le daría tiempo al guardia defensor a recuperar su marca. Esta opción, permite una defensa de dos contra uno sobre el hombre con el balón, aunque el defensa interior también puede recuperar su marca una vez frenado el ataque.

 

  • Ice screen“: Está opción es una de las más conocidas, el interior avisa al base gritando “hielo” para que este sepa que le van a hacer un bloqueo, entonces, el defensor del hombre con balón, coloca su cuerpo de forma que sus hombros queden paralelos a la línea lateral, haciendo así que el armador rival deba alejarse de la pantalla. En esta defensa del pick&roll, el defensor suele zafarse del bloqueo, pero de todos modos, el interior se quedará frente al hombre con el balón a la espera de que se recupere la marca, y marchando inmediatamente a recuperar a su hombre.

Conclusiones

Rondae tendría un papel crucial en la defensa. Nil Alemany (SB)

Es evidente que los Brooklyn Nets deben cambiar algo en la defensa del pick&roll, a la espera de que regrese D’Angelo Russell, Kenny Atkinson puede obligar a los bases a trabajar mucho más en pasar los bloqueos por delante, reduciéndoles los minutos si estos no se esfuerzan es este ámbito. Por otro lado, Atkinson podría ceder las responsabilidades de esta defensa a Rondae Hollis-Jefferson, saliendo a cubrir al hombre que efectué la pantalla, puesto que él si cuenta con la explosividad necesaria para cubrir al base rival.

La otra opción, es cambiar totalmente la defensa del pick&roll, poniendo aprueba una de las tres opciones mencionadas anteriormente. Sin duda, esta solución se verá reforzada con la explosión y el desarrollo de Jarrett Allen, quien le ofrecerá al técnico mucha más versatilidad en este costado de la cancha.

Una última opción con resultados inmediatos sería que Sean Marks explorara el mercado en busca de un hombre que cubra las carencias de la franquicia en la zona, pero por el momento los Brooklyn Nets deberán trabajar con las piezas que tienen.