Sindarius Thornwell está aprovechando los minutos en la cancha - Ronald Martinez/Getty Images

Sindarius Thornwell aprovecha sus oportunidades en los Clippers

El rookie jugó tres partidos como titular

Sindarius Thornwell
Sindarius Thornwell está aprovechando los minutos en la cancha – Ronald Martinez/Getty Images

Los Angeles Clippers siguen en su espiral negativa de resultados, debida a la ausencia por lesión de tres de sus titulares: Milos Teodosic, Patrick Beverley y Danilo Gallinari. Doc Rivers espera recuperarlos pronto, y Beverley parece que podría ser el primero en volver en acción. Sin embargo, pese a los malos resultados, en California intentan mirar al lado positivo de su actual situación, a sabiendas de que aún estamos a principio de temporada. Los minutos jugados, la experiencia y las buenas prestaciones sobre todo bajo el punto de vista defensivo de Sindarius Thornwell están entre los aspectos positivos de las últimas dos semanas.

El rookie de Carolina fue escogido en segunda ronda (48ª elección) por los Milwaukee Bucks en el pasado Draft y traspasado a Los Angeles Clippers. Sindarius Thornwell cuenta para Doc Rivers como jugador exterior defensivo, y como tal está aprovechando los muchos minutos pasados en la cancha en ocasión de los últimos encuentros, debido sobre todo a la ausencia de Patrick Beverley, que en el equipo desempeña un rol bastante parecido.

Tras disputar minutos de rotación en los primeros diez partidos, en los últimos tres encuentros Thornwell fue empleado en el quinteto titular, con las claras directrices de defender. El primer impacto no fue fácil, desde luego. En el encuentro disputado por los californianos frente a los Oklahoma City Thunder, el joven jugador tuvo que defender a Paul George, que acabaría notando 42 puntos.

Me quedé sorprendido por este matchup,” – comentó el jugador – “pensaba que Rivers me habría puesto emparejado a Andre Roberson, pero no, me encontré cara a cara con Paul George. Pero eso está bien, hay que estar preparados para cualquier ocasión”.

Desde luego no todos los 42 puntos de la estrella de OKC fueron anotados en la cara de Sindarius, y él mismo fue capaz de anotar 10 puntos, con 4/5 en tiros de campo.

“Querría ver cómo era enfrentarse a jugadores del calibre de Paul George o Russell Westbrook, fue una experiencia instructiva,”- dijo Thornwell – “he entendido que es imposible pararles, pero hay que intentar ralentizar su juego”.

La noche después Sindarius Thornwell disputó casi 32 minutos en el encuentro frente a los New Orleans Pelicans y 30 minutos más en el último partido contra los Philadelphia 76ers. En total, el rookie de los Clippers está promediando 4.8 puntos tirando con el 44.9% en los 13 partidos disputados (15.1 minutos de promedio). Su cuarto partido como titular en la NBA será esta misma noche del viernes frente a los Cleveland Cavaliers de LeBron James. Aunque no se espera que defienda uno-contra-uno frente al “Rey”, esto será un esfuerzo de equipo.

Tengo muchas ganas de ello,” – siguió Thornwell – “será una gran experiencia enfrentarme a él”.

Hasta el momento, el juego defensivo de Sindarius Thornwell, que cumplió 23 años la semana pasada, no está siendo nada mal, mientras que su aportación ofensiva puede mejorar.

Mi confianza en la faceta ofensiva del juego está llegando poquito a poco,” – comentó el jugador – “por otro lado, en defensa me siento bien: creo que estoy haciendo bien mi trabajo, cumpliendo con lo que me piden. A veces me corto un poco en ataque porque no quiero cometer errores”.

Doc Rivers no se declaró para nada decepcionado por el rendimiento de su rookie, además sabe perfectamente que hay que tener paciencia y que ahora mismo su diezmada plantilla no dispone de alternativas en el rol de base defensivo titular, cogiendo el sitio del lesionado Beverley.

“Cualquier aporte ofensivo nos pueda dar, está bien para nosotros,” – dijo el coach de los Clippers – “puede convertirse en un defensor sobresaliente en la liga, y su aporte en ataque mejorará, porque tiene un buen instinto ofensivo. Lo que no quiero que él haga es lo que le pasa a muchos chicos, que se pierden en el ataque y se olvidan de defender”.

“La mejor manera para enfrentarse a cualquier rival y situación es la de jugar en defensa. Él tiene un don, y es que le gusta y le sale bien: tiene instinto, fuerza y velocidad. Quiere defender, pues no existe un gran defensor que no quiera defender”.