Por | Twitter: @jacomartinez | 14 noviembre, 2017
rudy gobert utah jazz
Nil Alemany (SB) – Rudy Gobert tuvo la mejor temporada de su carrera en la NBA.

Tras la marcha de Gordon Hayward este verano, los galones de jugador franquicia recaían sobre Rudy Gobert. El pívot francés tenía la responsabilidad de convertirse en el líder de estos Jazz post Hayward.

La temporada pasada fue el de la gran explosión del pivot francés e incluso estuvo a punto de ganar el premio a mejor defensor del año (DPOY). Quedó segundo en las votaciones solo superado por Draymond Green y quedando por delante de nombres como el de Kawhi Leonard. Este año, ya con la vitola de líder de los Utah Jazz, se presuponía que mejoraría aun más sus prestaciones.

Rudy Gobert empezó la temporada en buena forma con una media de 13,9 puntos, 10,5 rebotes y 2,5 tapones por partido (faceta en la que es líder en toda la NBA). Sin embargo, no está acaparando todos los flashes en Salt Lake City, por los rendimientos de Ricky Rubio y el Rookie Donovan Mitchell. Aún así, Gobert es un jugador clave en el esquema Jazz.

El viernes en el partido ante Miami Heat (derrota sonrojante, en una de las peores actuaciones Jazz en años),Rudy Gobert sufría un contratiempo en mitad del partido. Dion Waiters, escolta de los Miami Heats, se cayó al suelo y se llevó puesto al pivot francés al barrer su pierna de apoyo. Le provocó una fea caida y tuvo que irse al vestuario con ayuda de los compañeros. Al principio no parecía gran cosa ya que un par de minutos después aparecía de nuevo en la cancha con un vendaje en la pierna pero sin cojear y siguió jugando.

Pero en los días siguientes y tras someterse a una resonancia magnética, los peores presagios se consumaron. Rudy Gobert sufría una contusión en la tibia que le tendrá apartado mínimo un mes. Es cierto que podría haber sido peor por que la caída fue un poco fea y por accidentes así otros jugadores se perderán toda la temporada.

Las lesiones en los Utah Jazz

Pero en los Jazz ya sabemos que hay una maldición con las lesiones o alguién le hace vudú a los jugadores. No es normal tal cantidad de lesiones y a veces en jugadores fundamentales, pero habrá que volver a sobrevivir a ellas.

También hay que añadir que esta lesión y esta baja de un jugador tan importante no viene en el mejor momento, ya que la mayoría de los próximos partidos son contra equipos que superan el 50% de victorias como los Houston Rockets o equipos emergentes que han empezado muy fuerte la temporada como Orlando Magic.

Aún así veremos si los Jazz se sabrán sobreponer a este gran contratiempo como es la baja de su pivot titular y estrella del equipo.