LeBron James
LeBron James en la rueda de calentamiento previa a un partido ante los Knicks. – Nil Alemany (SB)

Todo aquel que siga la NBA de cerca conoce que la relación entre LeBron James y los New York Knicks es mala y, además, ha ido a peor en los últimos meses. Todo estalló cuando los Knicks echaron al histórico jugador de la franquicia, Charles Oakley, del Madison Square Garden por el altercado con James Dolan. Entonces, la estrella de los Cleveland Cavaliers, como era de esperar, lanzó duras críticas a la organización y, posteriormente, invitó a Oakley al próximo partido entre ambos equipos que se disputase en Cleveland (ciudad natal del ex-jugador). Además, en otro encuentro entre ambos conjuntos, en el que Cavs ganaba con amplia ventaja, LeBron se dedicó a hacer el flip bottle challenge con el resto de compañeros en el banquillo (toda una falta de respeto y profesionalidad).

Ahora, esta pequeña guerra ha tomado un nuevo rumbo tras las críticas de The King a la elección de los Knicks en el pasado Draft (Frank Ntilikina en el octavo puesto). Los Cleveland Cavaliers preguntaron a LeBron James acerca del joven talento de los Dallas Mavericks, Dennis Smith Jr, y el alero declaró lo siguiente:

“Los Knicks pasaron de un tío muy bueno y los Mavericks ahora tienen un diamante. Él debería haber sido un knickerbocker y Dallas está emocionada por tener un talento tan espectacular, puede penetrar, tirar y va a seguir mejorando si le dan oportunidades”.

Obviamente, las respuestas por parte de la franquicia neoyorquina no se han hecho esperar. Primero, Enes Kanter, en otro nuevo gesto de ganarse a la afición neoyorquina, tuiteó en su red social “No!! Nos encanta lo que tenemos…gracias!!” y, posteriormente, añadiría ante los medios las siguientes palabra:

“No me importa quién sea, nadie puede faltar al respeto de mi familia de esa forma porque cuando yo juego para una organización veo a mis compañeros y a esa franquicia como a mi familia. Y no importa si es LeBron o cualquiera, no voy a permitir que falte el respeto de esa forma. Los entrenadores, los general managers, el presidente, esta organización sabe lo que está haciendo”.

Quien también salió ante los medios de comunicación presentes en el entrenamiento para defender a Frank Ntilikina fue Kristaps Porzingis, quien sigue asumiendo el papel de estrella del equipo tanto dentro como fuera de la cancha:

“No sé por qué hizo esos comentarios, pero todo lo que puedo decir es que nos encanta Frank, estamos muy contentos de tenerlo con nosotros. Está haciendo un gran trabajo, está jugando genial y está cumpliendo lo que se esperaba de él. Y no cambiaría a Frank por nadie. Es fácil”

Como era de esperar, quien también salió a dar la cara y responder a LeBron James fue Frank Ntilikina, a quien no le importa lo que nadie tenga que decir sobre él:

“Creo que en la vida la gente puede opinar lo que le dé la gana. Sin embargo, no es algo que nos vaya a afectar a nosotros o a mí. Lo que la gente piense, el equipo y yo estamos concentrados en lo que hacemos todos los días para mejorar y hacernos mejores”

Este cruce de declaraciones entre los protagonistas de ambas franquicias llegan en el momento más indicado debido a que ambas se enfrentan esta noche en el Madison Square Garden e, imagino, que la afición saldrá a defender a sus Knicks como nunca para buscar la segunda victoria esta temporada ante los de Cleveland Cavaliers.