Por | Twitter: @Fran14Pinta | 12 noviembre, 2017
Kyrie Irving (Erik Drost)

Los Boston Celtics encadenan 11 victorias seguidas y durante estos 13 partidos no se puede hablar que el vesturario haya tenido una gran estabilidad. Las lesiones no paran de asolar a los de verde y llenar de problemas la mente de Brad Stevens. Primero fue Hayward tras 7 minutos del primer cuarto en el primer encuentro; más tarde sería Horford y el último caso Kyrie Irving.

El #11 de los Boston Celtics sufrió ayer un accidente fortuito con uno de sus compañero Baynes durante el partido que enfrentaban los Boston Celtics Vs Charlotte Hornets (que acabaría con una remontada de 18 puntos de los de verde en el segundo tiempo). No disputo ni un solo minuto del partido después del golpe en la cabeza sufrido.

Kyrie Irving será monitoreado por síntomas de conmoción cerebral antes de la mañana de los Boston Celtics contra los Raptors de Toronto, según el entrenador Brad Stevens.  A Stevens se le preguntó después del partido si a Irving le habían diagnosticado una conmoción cerebral y dijo que aunque aún no ha sido diagnosticado, los Celtics permanecerán atentos a cualquier señal en las primeras etapas de la lesión.

“No que yo sepa. En el descanso dijeron que iban a controlarlo durante las siguientes 36 horas o 24 [horas], cualquier línea de tiempo típica. Entonces, no que yo sepa. Pero, no he hablado con los doctores después.”

Para todo aquel aficionado que no lo sepa en la NBA son bastante estrictos con cuestiones de posibles conmociones y muy precavidos así es pues, no es difícil pensar que Kyrie Irving sea duda para los Toronto Raptors y muy posiblemente no llegue a jugar dicho partido.  Ya existen precedentes de la temporada pasada en los propios Boston Celtics cuando Al Horford sufrió un golpe en la cabeza y se quedó al margen del equipo durante varios partidos.