SomosBasket
Noticias de la NBA en español, baloncesto europeo, ACB, Euroliga, rumores y mercado de fichajes
Anthony Davis y DeMarcus Cousins son la mejor pareja interior de la Liga - GabboT (CC)

Anthony Davis no sufre daños graves

Tuvo que abandonar el partido ante Portland

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

Después de una resonancia magnética, la estrella de los Pelicans no tiene daños graves y podrá ejercer con normalidad su actividad baloncestística. Anthony Davis sólo sufrió un mal golpe y ha sido listado por el equipo cómo day-to-day.

anthony davis
Anthony Davis tuvo que abandonar por problemas con la rodilla. Foto: Zach Brien (CC)

Parece que no todo son problemas para los New Orleans Pelicans este año. Anthony Davis, quién tuvo que abandonar el último partido de su equipo ante los Portland Trail-Blazers por molestias en la rodilla izquierda, no sufre ningún daño estructural que pueda frenar su continuidad, gran noticia para un equipo que naturalmente suele estar azotado por las lesiones.

La estrella del equipo de Louisiana sufrió en el primer cuarto del partido un choque con Mo Harkless después de haber sufrido otro anteriormente en un bloqueo a Damian Lillard y tuvo que abandonar la pista a los cinco minutos del comienzo del partido.  A los pocos minutos se pudo saber que Anthony sufría una lesión en la rodilla izquierda y sería sometido a una resonancia magnética después del lance. Tras haber sido esta producida, se pudo confirmar que el ala-pívot no sufre daño estructural y ha sido listado como day-to-day para el siguiente partido, ante los Sacramento Kings.

Davis no volvería a pisar más el parqué y los Pelicans pudieron luchar durante todo el partido gracias a una exhibición de DeMarcus Cousins, con 39 puntos.

“No sé mucho acerca de la lesión”, dijo el head coach, Alvin Gentry, después del partido. “Nuestros entrenadores solo dijeron que la resonancia magnética regresó negativa. Estoy seguro de que sabremos más mañana”.

La historia de la rodilla izquierda con Anthony Davis no cesa. Ha sido su talón de aquiles durante toda su carrera, pues se ha tenido que enfrentar a esta lesión dos veces; en su temporada rookie y en la temporada 2015-16, dónde las lesiones le lastraron significativamente.

Este año, al igual que el pasado, Davis ha comenzado como un tiro. En sus primeros tres partidos (sin contar los 2 puntos y 1 rebote cosechados en los cinco minutos del último), ha promediado a la monstruosidad de 31,7 puntos y 16,7 rebotes, acompañados de un 53,2 % en tiros de campo y 2 robos. Por lo tanto, que los Pelicans perdieran esta aportación sería mortal para sus aspiraciones este año, que no son más que los ansiados Playoffs de la NBA.