Por | 10 octubre, 2017
Nil Alemany (SB)

Sé que el título es una obviedad absoluta, pero es lo máximo que se puede decir a día de hoy. Es tanto desconcertante y dramática la situación actual de los Chicago Bulls, que los bases que complementarán a Kris Dunn serán nada menos que Cameron Payne y Jerian Grant; dos jugadores que no llegan prácticamente a los 6 puntos por partido. Y el hecho es que Kris Dunn no llega ni siquiera a los 4 puntos. Pero bueno, centrémonos en Kris Dunn e intentamos sacar un artículo digno de entre todo el desastre que rodea la actualidad de los Chicago Bulls de la maléfica asociación GARPAX .

Kris Dunn es la tercera pieza que los Bulls recibieron como moneda de cambio en el famoso traspaso de Jimmy Butler. El base de 23 años formado en la universidad de Providence durante cuatro años, llegó a la NBA con la vitola de ser uno de los jugadores que llegaba mejor preparado a la mejor liga del mundo.

TEMPORADA UNIVERSIDAD PJ PT MPP TC% T3% TL% APP RPP PPP
2012-2013 Providence 25 18 27’2 39’8% 28’6% 69% 3’2 4’8 5’7
2013-2014 Providence 4 0 26’5 31’6% 0’00% 100% 5 2’5 3’8
2014-2015 Providence 33 33 34 47’4% 35’1% 68’6% 7’5 5’5 15’6
2015-2016 Providence 33 32 33 44’8% 37’2% 65% 6’2 5’3 16’4
carrera 95 83 31’5 45% 35’4% 69’3% 5’8 5’1 12’8

Durante sus cuatro años de formación universitaria, como podemos ver en la tabla anterior, es evidente que Kris Dunn consiguió una formación ejemplar y una madurez y capacidad para expandir su rendimiento en diferentes apartados del juego que falta a muchos de los que llegan a la NBA habiendo disputado sólo una temporada de formación, lo que nos hacía pensar que no tendría problemas de adaptación y que su influencia en el juego sería inmediata y que podría ser, por qué no, que fuera la pieza que consolidara los Minessota Timberwolves en la élite de la liga haciéndoles romper con el gafe que los deja fuera de play off año tras año.

Pero no tardamos nada que ver que los primeros pasos de Kris Dunn a la NBA no serían un camino de rosas y de felicidad: nada más llegar, el entonces jugador de los Wolves se mostró sorprendentemente perdido y sin mecanismos de relación con el equipo: en todo aquello que creíamos que destacaría, sobretodo rigor defensivo y orden y organización a la hora de atacar, vimos un Dunn tímido y blando, sin autoridad para hacerse notar en el parqué y, aunque ya intuíamos que podía pasar , sin capacidad anotadora.

TEMPORADA EQUIPO PJ PT MPP TC% T3% TL% APP RPP PPP
2016-2017 WOLVES 78 7 17’1 41’1% 28’8% 61% 2’4 2’1 3’8

Viendo estas estadísticas, las dudas apoderarse de un entorno de los Wolves que además estaban frustrados por el papel que su franquicia había hecho una vez más: podía ser que Kriss Dunn no fuera, tampoco, el jugador que necesitaban los Wolves? Y los entendidos en baloncesto también se hacían preguntas, preguntas que intentaban averiguar si Kris Dunn no se adaptaría bien a la liga o si su estilo de juego chocaba con el actual. Se estaba generando un estado general de desconfianza jugador-entorno y entorno-jugador, y había que hacer algo urgentemente. Ya se ha comentado en varias ocasiones la repercusión del traspaso en ambas franquicias y en este artículo no incidiremos más, pero hay un punto que inevitablemente nos acompañará durante las líneas que quedan: la reconstrucción. Kris Dunn, al igual que Zach Lavine y al igual que Lauri Markkanen, significan la introducción de sangre nueva en la plantilla de los Bulls y una nueva oportunidad para ridirigir el rumbo. Volvamos al tema que nos ocupa.

¿QUÉ ROL DEBERÁ ASUMIR KRIS DUNN LA CAMPAÑA QUE VIENE?

Hay una referencia popular que indica que no hay nada más peligroso que el humano que no tiene nada que perder. Bueno, pues, contextualizándolo, este es el caso de los Bulls y del base Kris Dunn: los primeros porque están inmersos en una reconstrucción que llevará tiempo y temporadas de masticar arena, y el segundo porque no es muy difícil imaginar ninguna situación que no sea ​​la que conduzca Kris Dunn a una mejor dinámica.

Esta temporada, vista la recorriendo inoperancia de un Cameron Payne que vive inmerso en la más absoluta miseria y del que nadie espera que ni siquiera intente levantar la cabeza, es evidente que es el turno de Kris Dunn. Tendrá minutos, oportunidades y jerarquía suficiente para crecer junto con el núcleo joven del equipo (del que él forma parte), y para demostrar sus habilidades de mando ya que, según muchos, es el base ideal para el Hoiball. De hecho, en pocos minutos antes de lesionarse, el base ha dejado bien patente su capacidad para adaptarse al pace and space y para penetrar y encontrar el tirador libre, un aspecto clave en el sistema Hoijberg, que da muchísima importancia el triple como una de las primeras opciones del equipo.

“Estoy emocionado por Kris”, dijo Hoiberg. “Tiene las herramientas físicas para ser un excelente jugador en este nivel, una envergadura de 6-11 y una gran capacidad atlética.Tiene la capacidad de entrar en la pintura y hacer jugadas. Pero es muy difícil jugar al baloncesto de este nivel cuando no juegas con confianza, así que lo más importante es seguir construyendo eso  y hacerle ver al jugador que creemos en él”.

Por lo tanto, tenemos que imaginar un Kris Dunn con galones de verdad. Kris Dunn debe creerse que el equipo es suyo y, repito, debe ser consciente de que él tiene las llaves de la franquicia: los Bulls quieren ver cuáles de los integrantes actuales de la franquicia tienen capacidad suficiente para hacerse con un lugar en los Bulls del futuro, y por lo tanto todos tendrán derecho a equivocarse y corregir sus errores muchísimas veces. Si el base consigue establecer un vínculo estrecho con el entrenador y es capaz de instaurar un patrón de juego en la plantilla, Kris Dunn habrá cumplido con su función y podrá estar tranquilo respecto a su progresión.

Además, la última misión de Kris Dunn para esta temporada será mejorar sus estadísticas individuales: otra de las gracias de la situación de los Bulls es que muchos de los jugadores tendrán licencia para lanzar todo lo que les apetezca, y uno de ellos será Dunn. Además, será uno de los que más tiempo tendrá el balón en las manos, lo que le permitirá mover el equipo, como hemos dicho antes, completamente a su antojo. La franquicia es tuya, Kriss.



 
  • M&M

    Si tuviera 20 años serie paciente con el, pero hablamos de 23 añazos otro que le han colocado a garpax

    • Tinder Mahal

      Es cierto, tiene ya 23 años pero justo va a iniciar su segunda campaña profesional. Si goza de minutos y confianza, puede hacerlo bien. Lo que digo siempre, a algo debemos aferrarnos los de Bulls.

    • Patricio Carmona

      Es cierto que la edad es un Handicap , tiene mucho talento pero para 23 años es anormal que este verde.

  • Xa-Vi

    Dado que podemos adivinar (mas o menos) lo que puede llegar a aportar Lavine, me parece mas importante el paso adelante que debe dar Dunn este año con confianza. Ojalá se confirme como un buen base titular.

  • Nikola

    Todo depende de que logre aprender a jugar a nivel profesional,porque no tiene ni idea.