Arranca una nueva temporada de la NBA y tengo dos ítems tachados en las encuestas de la liga venidera: El primero, y no creo ser un erudito y tampoco adivinar el futuro, pero que los Golden State Warriors serán nuevamente campeones.

De hecho, en un artículo anterior los he considerado como únicos candidatos reales a ganar el último partido. Realmente no creo arriesgarme y mi apuesta seguramente no pague demasiado, pero si bien sigo firme en mi pensamiento, algunos movimientos posteriores en la NBA me hacen considerar la posibilidad de que mi pronóstico sea errado y, por el bien del básquet, la temporada resulte más interesante que saber en qué equipo jugará Lebron James y las demás estrellas NBA la próxima temporada. Al inicio hable de dos ítems, y el segundo es que Sam Presti tiene que ser el MVP de los General Manager. Denle el premio ya mismo por favor.

A partir de una nota escrita por Scott Rafferty para sportingnews, y tratando de buscar otros focos de interés al inicio de una liga bastante previsible en mi opinión, aportaré mi punto de vista a lo ya escrito por el autor de la nota citada. En esta, se pone énfasis en los nuevos roles que deberán asumir las distintas estrellas cuyos equipos han sido protagonistas de un trade importante.

JAMES HARDEN – HOUSTON ROCKETS

James Harden - Nil Alemany (SB)
James Harden – Nil Alemany (SB)

El primero en la lista, es James Harden. Todos sabemos de lo que es capaz como jugador y cuanto puede producir en cuantos a números.

La llegada de Mike D’Antoni con su ofensiva rápida, dándole el control al Barba (hecho que generó muchas dudas en cuanto se dio a conocer su rol en aquel entonces), sumó a sus estadísticas la capacidad de poder hacer del equipo contendiente un aspirante al título, pese a la caída en semifinales frente a los San Antonio Spurs.

Tras esa sorprendente campaña (Al inicio, D’Antoni venía de campañas frustrantes, además de que pocos creían en la capacidad de Harden para ser el armador de un equipo), el manager Daryl Morey sorprendió adquiriendo a Chris Paul vía trade. ¿Podrán complementarse ambos jugadores? Es trabajo de D’Antoni lograrlo, pero desde ya que Harden no tendrá el dominio absoluto de las decisiones en la ofensiva texana, y deberá asumir y adaptarse a su nuevo rol, teniendo menos la pelota.

Chris Paul es de los mejores bases de la liga, y al igual que su nuevo compañero de equipo, su juego necesita de tener mucho la pelota en sus manos. Para que sus aportes sean complementarios y no se tapen mutuamente, deberán ambos adaptarse a jugar compartiendo el balón y aprendiendo a aportar sin él. Definitivamente, dos grandes jugadores con deseos de ganar que harán lo que tengan que hacer para poder llegar hasta el último partido.

BLAKE GRIFFIN – LOS ANGELES CLIPPERS

Blake Griffin, Los Angeles Clippers - Carlos Almenar (SB)
Blake Griffin, Los Angeles Clippers – Carlos Almenar (SB)

El ala pivote de la franquicia angelina no solo firmo un jugoso contrato, sino que también se quedó con el mando de Los Angeles Clippers. Es cierto, no tener a Chris Paul en su equipo seguramente le hará perder muchos puntos servidos por el base ahora jugador de los Houston Rockets. Aunque pensándolo bien, si Milos Teodosic se adapta rápido tal vez no lo extrañe tanto (no hace falta la capacidad del serbio para generar juego a sus compañeros).

Lo que es seguro que Blake Griffin deberá asumir un rol más importante, no solo como líder de su equipo sino como alguien capaz de generarse sus propios puntos, y llevando la rienda del equipo. Para el futuro de los Clippers es indispensable que se pueda mantener sano toda la temporada.

KYRIE IRVING – BOSTON CELTICS

La llegada de Kyrie Irving da un gran giro al equipo - Nil Alemany (SB)
La llegada de Kyrie Irving da un gran giro al equipo – Nil Alemany (SB)

Pasado el culebrón que genero su pedido de ser traspasado de los Cleveland Cavaliers, y todos los análisis del porqué de su decisión, el base nacido en Australia finalmente será jugador de los Boston Celtics. Ambos tendrán que adaptarse mutuamente a un nuevo rol.

El equipo celta tendrá que adaptar su juego en equipo sin una estrella definida, mas allá de la explosión de Isaiah Thomas, a contar en su plantel no solo a un jugador franquicia, ex compañero de Lebron, campeón junto al Rey, pero que viene demandando ser el quien sea el protagonista y dueño del equipo.

A su vez, Kyrie Irving deberá adaptarse a jugar sin Lebron James: Junto a él, creció hasta convertirse en base top de la liga, pero no hay que olvidar que su capacidad de involucrar a sus compañeros aún no es del todo convincente. Es interesante esta combinación que se da entre un equipo sin protagonista definido, característica que les sirvió para llegar a la final pero no para dar el paso adelante necesario, y un jugador del calibre de Irving dejando la sombra de Lebron James buscando ser protagonista principal.

ANDREW WIGGINS – MINNESOTA TIMBERWOLVES

Andrew Wiggins - Nil Alemany (SB)
Andrew Wiggins – Nil Alemany (SB)

Tres temporadas lleva el canadiense tras ser elegido en el puesto número uno del draft por los Cleveland Cavaliers, quienes luego lo traspasaron a los Minnesota Timberwolves a cambio de Kevin Love. Tres temporadas que los Wolves esperan por la explosión de Andrew Wiggins y que cumpla las expectativas que siempre genera quien es elegido primero de todos en un draft.

En su temporada como rookie no desentonó, pero luego tampoco pudo dar el salto que lleve al equipo de Minneapolis a llegar a los playoffs, ni como estandarte principal y tampoco junto a su nuevo coequiper, el también número uno del draft 2015 Karl Anthony Towns.

Con la llegada de Jimmy Butler, y tras la firma de un jugoso contrato que no solo le da tranquilidad económica sino también la confianza de su dirigencia, el canadiense podrá seguir aportando lo que ya viene mostrando de su juego, desde la sombra sin la presión de ser quien asuma la responsabilidad. Pero, para el bien de su equipo y de él, no podrá eludir el protagonismo que requiere un jugador para poder dar ese paso adelante y convertirse en el all star que todos esperan que sea y por lo que le dieron un contrato importante.

RUSSELL WESTBROOK – OKLAHOMA CITY THUNDER

Russell Westbrook - Nil Alemany (SB)
Russell Westbrook – Nil Alemany (SB)

Tras perder a Kevin Durant, Russell Westbrook tuvo que tirar del carro de los Oklahoma City Thunder el solo. Amo y señor del equipo, vaya forma de asumir aquel rol: Es conocido su tremenda temporada y el triple doble que promedio durante la misma.

Para la liga venidera, Sam Presti hizo gala otra vez de su jerarquía como General Manager y consiguió a otros dos all stars como Paul George y Carmelo Anthony, sin entregar a cambio piezas importantes. Ahora el reto queda en manos de Billy Donovan, y del base súper ofensivo capaz de promediar doble digito en tres rubros distintos, pero también capaz de hacer doble digito en pérdidas.

Russell Westbrook deberá demostrar que no solo es capaz de hacer triples doble, sino que además puede involucrar a otros compañeros y comportarse como se espera que se comporte un base, más allá de la evolución en el concepto del puesto. Su equipo no necesitará que haga un triple doble noche tras noche, pero si necesitara que con su juego alimente a los recién llegados Paul George y Carmelo Anthony. Sin duda, tres all stars que querrán ganar además de hacer números.

LEBRON JAMES – CLEVELAND CAVALIERS

LeBron ante un año clave - SB
LeBron ante un año clave – SB

Es cierto, Kyrie Irving sin Lebron James pierde más que este último sin el base australiano, no obstante el rey de Akron deberá asumir un rol que ya asumió otras veces, esta vez solo con Kevin Love como ladero.

Hasta que no vuelva Isaiah Thomas, seguramente Lebron James será el encargado de tirar del carro de los Cleveland Cavaliers, esta vez ayudado quizá por un equipo más profundo, con las adquisiciones de Derrick Rose, Dwayne Wade y Jae Crowder.

No se sabe si alcanzará para llegar nuevamente a las finales, como los últimos tres años, y tampoco para saber si los Cavs podrán convencer a Lebron a continuar al equipo, pero seguramente James tendrá los números que todos sabemos que es capaz de conseguir partido tras partido.