Por | 11 septiembre, 2017
Tom Thaii(CC)

Uno de los agentes libres más apetecibles del mercado durante este verano era el veterano Vince Carter, de 40 años, que ha demostrado las últimas temporadas que aún tiene mucho baloncesto en sus manos y que no ha mostrado signos de querer retirarse aún, a pesar de su longevidad.

Una de las franquicias que intentó hacerse con sus servicios fueron los Toronto Raptors, según Ryan Wolstat, periodista del Toronto Sun, en lo que habría sido un interesante golpe de efecto, al volver a fichar a uno de los mejores jugadores de su historia, además de añadir una unidad muy interesante para el banquillo.

Sin embargo, las negociaciones no habrían llegado a buen puerto, ya que finalmente Vince Carter firmó con los Sacramento Kings a principios del pasado Julio. El contrato ofrecido, unos 8 millones por un año (muy por encima del mínimo de veterano), pudo ser una de las razones de la decisión, aunque también se apunta al reencuentro con David Joerger y Zach Randolph, entrenador y compañero respectivamente durante los últimos años en los Memphis Grizzilies, como otro de los factores importantes en este fichaje.

Vince Carter, a pesar de ser actualmente el jugador más veterano de la NBA, a sus 40 años (seguido de cerca por Manu Ginóbili, el argentino de los San Antonio Spurs, de la misma edad) , sigue siendo un jugador realmente productivo. El año pasado en los Memphis Grizzlies actuó como sexto hombre, promediando 8 puntos, 3,1 rebotes, 1,8 asistencias, 0,8 robos y 0,5 tapones por partido, en 73 partidos jugados.

Los Toronto Raptors perdieron la oportunidad de sumar un activo que podía haber sido importante, ya que en su posición han perdido recientemente a Demarre Carrol (Brooklyn Nets) y Terence Ross (Orlando Magic). Una semana después de que la opción Carter se descartara, ficharon en su posición a CJ Miles por 25 millones en 3 años, y que, aunque de menor edad, no tuvo unos números significativamente mejores en la última temporada con los Indiana Pacers.

Vince Carter es un jugador que tiene una historia muy especial con la franquicia canadiense y su vuelta habría sido muy mediática. Los Raptors fueron el equipo con el que debutó en la NBA, en la temporada 98-99, ganando el Rookie of the Year tras promediar 18,3 puntos, 5,7 rebotes y 3 asistencias en su primera temporada. Sin embargo, fue en su segunda temporada cuando se erigió como uno de los grandes iconos de la liga, al ser elegido para el All-Star Game y, sobre todo, por su enorme actuación en el Concurso de Mates del 2000, que se recuerda como una de las mejores de la historia.  Carter estaría 6 temporadas en los Toronto Raptors, hasta que se cansó de no estar en un equipo contender, momento en el que pidió el traspaso, acabando en los New Jersey Nets de Jason Kidd, dejando Canadá con 5 All-Star y 24,5 puntos, 5,2 rebotes y 4,2 asistencias por partido a sus espaldas. A día de hoy sigue siendo que ha promediado más puntos por partido en la historia de la franquicia.

En Toronto aún se le recuerda como uno de los mejores jugadores de la historia de la franquicia, y su legado sólo ha sido comparado recientemente en la mente de los aficionados canadienses con estrellas como Chris Bosh o, hoy en día, DeMar DeRozan. Ahora bien, tan solo podemos imaginar lo bonito que hubiera sido que Vince Carter volviera a sus orígenes, y mientras lo pensamos, seguir disfrutando de él viendo cómo ejerce de maestro de los jóvenes Sacramento Kings.