Por | Twitter: @jum_41 | 7 septiembre, 2017
nikola Mirotić
Matt Sisneros

Si bien es cierto que ni Hoiberg ni algún miembro de la organización ha declarado sobre quiénes serán los titulares, la mayoría entre insiders y fans concuerdan en uno: Dunn-LaVine-Wade-Markkanen-Lopez. A falta de saber oficialmente el futuro de Wade, los Bulls en cuanto a la conformación de su banquillo poco distaría del actual.

De todas formas, sería un quinteto propio de un equipo que está empezando una reconstrucción, apostando por aquellos jóvenes jugadores que se les proyecta un nivel por encima del de otros compañeros de similar edad y dando equilibrio con jugadores experimentados y con liderazgo para influenciar sobre los demás.

Tanking en estado puro

Nadie puede negar que los Bulls irán a por un buen puesto en el siguiente draft y pujarán fuerte en la próxima AL, y por ello los movimientos que han hecho en esta offseason. Bien, teniendo en cuenta esto, el banquillo quedaría así:

Bases: Jerian Grant, Ryan Arcidiacono, Cameron Payne*

Escoltas: Justin Holiday, David Nwaba, Antonio Blakeney

Aleros: Paul Zipser, Denzel Valentine y  Quincy Pondexter

Ala Pívots: Bobby Portis, Nikola Mirotić*

Pívots: Cristiano Felicio

*Mirotić todavía no ha renovado con la franquicia y Payne está en la cuerda floja, teniendo muchas papeletas para ser cortado.

Con miras hacia el futuro

En la ciudad del viento apuestan por desarrollar a su banquillo, que en circunstancias como la que están pasando es hasta incluso, necesario.

Con una media de edad que no supera los 25 años pero sin tener necesariamente jugadores poco experimentados, los Bulls se adentran en una reconstrucción a paso lento, dando confianza a aquellos miembros del equipo que han dado destellos de calidad e incorporando nuevos jugadores esperando que sean capaces de aportar a la causa.

Para empezar, Portis, Zipser y Valentine son los que están llamados a tomar más responsabilidades dentro del campo de juego, deben ser la columna vertebral de la 2da unidad, involucrándose en el movimiento de balón, aportando dinamismo e inventiva. Y no hay mejor momento para ganar confianza que en un proceso como este, en el cual gozarán de más minutos.

Por otro lado, Felicio debe seguir aportando esa energía que muchas veces contagiaba a los demás cada vez que entraba al campo, eso sí, con un mejor físico y midiéndose en ocasiones. Puede llegar a ser un respetable 2do pívot.

Holiday debe ser el suplente en el cual confiar si no es siempre, casi siempre. Y lo ha demostrado en NY la temporada pasada, de lo más regular de aquel equipo. Eficiencia y consistencia, eso debe de definir a Holiday esta temporada que se aproxima. Con 28 años en su haber, Justin será uno de los “veteranos” del equipo, su experiencia debe de influenciar en aquellos que recién empiezan.

Y sin dejar de lado a los demás, por supuesto. Grant será el 2do base de Chicago casi con total seguridad. Mas allá de la situación de Payne, Grant ha demostrado más nivel que el otro y teniendo a Arcidiacono como “rival” directo en la posición, el jugador de 3er año está en una situación inmejorable para mostrar qué tan válido es.

El anteriormente citado Arcidiacono es uno de nuestros 2 two-way contracts junto con Antonio Blakeney, jugadores que sobresalieron por encima de los demás en la pasada SL. De 23 y 20 años respectivamente, tendrán que ganarse a pulso un puesto en la rotación de Hoiberg.

El recién adquirido Pondexter, en teoría, poco podrá aportar al conjunto. Jugador de 29 años que por lesiones no ha mostrado un buen nivel. Tras perderse la temporada pasada tras someterse a una cirugía, su participación en la temporada 2017-18 todavía no es segura.

Y Nikola Mirotić, el montenegrino sigue sin llegar a un acuerdo con la franquicia sobre su renovación. Ambas partes quieren seguir juntas pero hay discrepancias en cuanto a los términos del mismo. Mirotić no ha rendido como se esperaba, desde su temporada rookie ha ido a menos y su cartel de “especialista” se ha devaluado con el tiempo.

De concretarse la renovación Mirotić deberá demostrar que no está acabado como jugador NBA y que todavía puede ser un jugador fiable para un banquillo que en estos momentos necesita de un Nikola en su mejor versión.

Hoiberg y el banquillo

Una pregunta que muchos nos hacemos para esta temporada es si finalmente este equipo se adecua más al estilo de Fred Hoiberg. Cada uno viendo cómo está el equipo y analizando jugador por jugador llegará a una conclusión: Evidentemente este equipo se adapta más a las “necesidades” del entrenador que el anterior roster y mas aún que el roster del 1er año de Fred al frente del banquillo de Chicago, vamos, sin ninguna duda.

Temporada clave para el técnico, por fin veremos con más claridad si era cosa de una mala composición del roster o si en realidad había algo más detrás de todo esto.

Toca esperar al inicio de la pretemporada para ver este nuevo equipo, hay grandes esperanzas depositadas en este conjunto. ¿Ilusiona? Sí, y más ahora por el hype que cierto jugador finlandés está dejando a su paso en estos días.

Hay riesgos que evidentemente se han tomado a raíz del traspaso de Butler, y es algo con lo que la franquicia cargará durante todo este proceso, para bien o para mal.