Por | Twitter: @DCrack91 | 12 Agosto, 2017
Roherca Designs (CC)

Muchos fueron los rumores y las noticias que hubieron días antes del Draft vinculados a la franquicia de New York Knicks. Entre ellos podíamos encontrar, la posible salida de joven estrella de la franquicia neoyorquina, Kristaps Porzingis, en busca de “hacer lo mejor para el club“, como así lo expresó Phil Jackson. Y al parecer una de las intenciones del ex-presidente en operaciones del equipo era conseguir a Lonzo Ball.

Recordemos como fue el inicio de verano en la franquicia de New York ni bien se terminará la temporada; Phil Jackson declara que Carmelo Anthony estaría mejor en otro equipo, eso molesta a muchos jugadores entre ellos Lance Thomas y Kristaps Porzingis, el Letón decide faltar a la reunión al final de temporada con Phil Jackson y semanas antes del Draft se da a conocer que Porzingis estaría disponible en el mercado.

En su intento de cambiar a Kristaps Porzingis, Phil Jackson coqueteó con varias franquicias como Phoenix Suns, Denver Nuggets o Boston Celtics, poseedor de la primera elección. Justamente con este último fue con quien más cerca estuvo de un trato, pero finalmente Boston daría marcha atrás a su oferta viendo que las exigencias de Phil Jackson eran muy altas.

La principal idea del dirigente en aquel momento era el de reconstruir entorno al base estrella de la UCLA, Lonzo Ball, más allá de no ser considerado el mejor prospecto del Draft pasado. Lo cierto es que Lonzo tiene las características perfectas para encajar en el sistema ofensivo que durante toda su gestión Phil Jackson intentó imponer.

En su único año en la universidad, Lonzo Ball promedió; 14.6 puntos, 6 rebotes, 7.6 asistencias por partido, un 55.1 % de tiros de campo y un 41.2 % de tiros de tres puntos. Además de tener un gran impacto en sus compañeros de equipo. Recientemente fue nombrado el MVP de la Summer League en Las Vegas.