Por | Twitter: @damibarrio | 10 Agosto, 2017
terry stotts Portland Trail Blazers
Terry Stotts tendrá que valorar todas las opciones para que el equipo funcione mejor – Portland Trail Blazers (CC)

La temporada pasada los Portland Trail Blazers no rindieron como se esperaba, y sin duda una de las posiciones en las que más carencias se encontraron fue en la de 4. Mientras que gracias a la incorporación de Jusuf Nurkic la posición de pívot vio un gran avance, en la de ala-pívot no hubo un jugador que destacase.

Siendo los Blazers conscientes de este problema, en este pasado Draft se encargaron de escoger a dos jugadores que pueden encajar en esta mencionada posición, los cuales son Caleb Swanigan y Zach Collins. A estos se les suma la posibilidad de que jugadores como Al-Farouq Aminu, Moe Harkless o Noah Vonleh sean los posibles para esta posición.

Para encontrar al jugador que mejor encaje en este puesto, primero es necesario comenzar por lo que ocurrió la temporada pasada. Sin un “4” puro, la temporada comenzó con una alternancia entre Moe Harkless y Al-Farouq Aminu, a la que se sumaba algunas veces, pero con resultado prácticamente negativo, Meyers Leonard. Sin embargo las cosas no iban bien con estos jugadores y los resultados no eran los esperados. A todo esto se le sumó la lesión de Aminu y empezó a entrar en rotación Noah Vonleh, quien ha logrado madurez y rindió a un buen nivel los partidos que disputó como titular; ahora bien, es cierto que es aún joven, pero demuestra todavía muchas carencias, sobretodo en defensa y en muchas ocasiones no consigue comprender la situación de juego de la manera más adecuada. Lo bueno es que aún tiene margen de mejora.

Viendo esto lo más razonable parece que Noah Vonleh fuese el ala-pívot titular del equipo, o bien Al-Farouq Aminu y continuar con el tan de moda small ball, eso sí, rechazando tajantemente la opción Meyers Leonard, a no ser que haya mejorado mucho este verano: es un jugador que, y más aún en la posición de 4, produce más problemas de los que es capaz de solucionar. En este punto es donde se debieron ver los directivos de los Portland Trail Blazers y en el Draft decidieron ir directamente a por jugadores que pudiesen cubrir esta carencia, seleccionando a dos jugadores que pueden cubrir este perfil.

Comenzando por el primero, Zach Collins: es un jugador muy versátil, que juega tanto en la posición de pívot como de ala-pívot y que destaca principalmente por su capacidad defensiva y atlética, algo que, principalmente la defensa, no le vendría nada mal a los Blazers, pero si bien, su capacidad lejos del aro se ve muchas veces limitada, ya que no confía excesivamente en su tiro y se centra en tiros cercanos a canasta o atacar en el poste, pero que debido a su edad parece tener una gran capacidad de progresión.

Finalmente, pero no menos importante, está el otro rookie, Caleb Swanigan, ala-pívot por naturaleza y que dispone de arsenal tanto ofensivo como defensivo, siendo capaz de atacar el aro, jugar en el poste o tirar desde larga distancia, además de ser un gran defensor y reboteador. Durante la pasada Summer League fue de lejos el jugador más destacado de los de Oregon, además de ser elegido entre el mejor quinteto de la competición, promediando un doble doble y dejando grandes partidos con muy buenas sensaciones.

Con todo esto puede parecer que las opciones de los Portland Trail Blazers son muchas, sin embargo, hay tres claramente diferenciadas:

La continuidad y el small-ball de Moe Harkless y Aminu

Esto sería la opción que más continuidad daría al equipo del año pasado, si bien, visto como funcionó, igual no es la mejor. Esta opción aporta una gran versatilidad al quinteto ya que tanto Harkless como Aminu pueden rotar entre las posiciones de 3 y de 4, lo cual abriría el campo en gran medida y facilitaría el juego para el resto de jugadores, además de tener un mayor número de oportunidades de tiros abiertos. El principal problema: ni Harkless ni Aminu son tiradores fiables, y menos aún desde la pasada temporada, donde bajaron sus promedios desde temporadas anteriores. En cuanto a defensa Aminu es el máximo exponente de la misma en el equipo, si bien en esta pasada temporada solo se le usaba para ese fin ya que en ataque dejaba bastante que desear, por lo que no sería nada descabellado que este año entrase desde el banquillo.

Confiar en la progresión de Noah Vonleh

Esta puede parecer la opción más acertada debido a que será ya su cuarto año en la Liga y tiene 22 años, lo cual demuestra que aún tiene margen de mejora. A su favor está que la pasada temporada cumplió cuando fue necesario para el equipo y dejó algunos destellos de buen jugador, sin embargo todavía parece que no controla bien todas las facetas del juego y sus carencias son muy obvias. Es un jugador que con minutos es capaz de producir para el equipo, sin embargo, podría ser más efectivo si tuviese un número de minutos considerable saliendo desde el banquillo.

Dar minutos a los rookies

Nada más terminado el Draft parecía claro que Zach Collins sería el jugador perfecto para ocupar esta posición de titular, defensa, un gran IQ, atlético y una gran eficiencia, parecía perfecto para crecer junto a jugadores como Damian Lillard o C.J McCollum. Sin embargo todo esto pareció esfumarse cuando pudimos ver a Caleb Swanigan, “Biggie”, en acción en la Summer League de las Vegas, un jugador que promediando un doble doble, dejó unas sensaciones realmente buenas. Además de su confianza, su tiro y su defensa, se le une su historia de superación personal que hace que sea, o al menos uno de ellos, el favorito de la afición para este puesto. Encajaría perfectamente en el juego del equipo y su capacidad de mejora debido a su gran ética de trabajo no tiene límites, es un jugador que puede llegar a ser una estrella y desde nuestro punto de vista debe tener minutos desde el principio, y que mejores minutos que saliendo desde el puesto de titular.

Está claro que jugar con Swanigan de titular puede ser un poco arriesgado, pero viendo las sensaciones que dejó y la confianza que ha demostrado, parece ser el indicado para jugar desde el inicio con Damian Lillard, C.J McCollum y Jusuf Nurkic.

La apuesta ya está hecha, ya solo falta que Terry Stotts decida quien es el indicado para ser titular en esa posición.

  • Txingudi

    Buen artículo Damian, pero la critica al de Illinois habria que matizarla. Él no ha sido nunca un PF, es un cinco, para lo bueno y para lo malo.

  • Xa-Vi

    Siempre tienen la opción de entrar en el trade de Rockets y Knicks aceptando a Ryan Anderson a cambio de enviar a N.York a Turner y metiendo algún contrato mas (Leonard supongo que es imposible).

  • Turner vai pa Presi

    Muy interesante este tema. Yo también creo que salir con Swanigan de cara podría dar resultados sorprendentemente buenos. Habrá que ver hasta qué punto está dispuesto a arriesgar Stotts con su quinteto titular: si las cosas no empiezan bien, la gente perderá la paciencia, recordará lo peor de la temporada pasada y culpará al entrenador y a Meyers Leonard de todos los males. Sea cual sea la decisión, aunque no sea la que yo prefiero, esperaré que sí sea la correcta.

  • Patricio Carmona

    No me gusta Leonard y no me gusta Harkless, los Rookies hay que espetar como de verdes o no están porque la NBA no es la Summer League, yo imagino que comenzara Vonleh y con el transcurrir de la temporada ya se ira viendo que opción conviene mas.