NBA
Chandler Parsons lidera la clasificación de los peores contratos de la NBA – Danny Bollinger (CC)

Lleva tiempo hablándose del aumento del límite salarial en la NBA, el cual limita el dinero que cada equipo puede invertir en la contratación de los jugadores. El aumento de este límite permitiría unos contratos mayores por jugador, como ya hemos podido ver en algunos casos, como el de Stephen Curry o James Harden.

Sin embargo, el aumento salarial ha sido menor de lo que se esperaba, lo que ha llevado a calificar algunos contratos de “desastrosos”, pues consumen gran parte del margen económico de algunos equipos y esto venimos a analizar en este artículo, los 10 peores contratos.

10. J. R. Smith (44.2 millones por 3 años)

J.R. Smith con los Cleveland Cavaliers – Erik Drost (CC)

J. R. Smith llegó a los Cleveland Cavaliers en 2015 procedente de los New York Knicks. A pesar de ser un gran jugador que ayudó a los Cleveland Cavaliers a ganar el anillo en la temporada 15-16, ha demostrado ser una pieza muy irregular, con un 34,6% de acierto en tiros de campo en su última campaña, en la que solo jugó 41 partidos debido a las lesiones.
Estos datos, sumados a que ya tiene 31 años, lo sitúan en el último puesto de esta lista, pues su contrato lo ata a los Cleveland Cavaliers durante tres años mas, a razón de unos 15 millones por año aproximadamente, limitando así la movilidad de la franquicia a la hora de buscar jugadores en el mercado. 15 millones por un escolta de 32 años caracterizado por la irregularidad en el tiro y que no parece que vaya a encontrarla ahora que el final de su carrera podría comenzar a vislumbrarse.

9. Bismack Biyombo (34 millones por 2 años + Player Option y 17 millones):

Bismack Biyombo se destapó en los Playoffs de la temporada 15-16 que jugó con los Toronto Raptors. Su gran actuación en Playoffs le llevó a la agencia libre el mismo verano de 2016, en busca de un contrato mayor y no faltó interés por parte del resto de equipos, incluidos los Toronto Raptors.

Bismack Biyombo
Bismack Biyombo durante un evento – Fiba.com

Pero fueron los Orlando Magic los que convencieron al pívot para firmar. Las estadísticas de Biyombo han sido pobres esta temporada, no ha aportado lo esperado, con unos promedios de 6 puntos y 7 rebotes por partido y saliendo desde el banquillo, aunque con su fichaje se especulara que quitaría el puesto titular a Nikola Vucevic.

8. Kent Bazemore (35 millones por dos años + Player Option y 19.2 millones):

El caso de Kent Bazemore es similar al de Biyombo, pues fue un jugador que destacó en los Atalanta Hawks durante la temporada 2015-16. Esta actuación llevó a que los Hawks le ofrecieran una renovación en el verano de 2016 a razón de 70 millones distribuidos en 4 años, siendo el último de ellos un opción de jugador y habiendo pasado ya un año desde la firma de la renovación.

Kent Bazemore renovó con los Hawks con un contrato muy oneroso – Nil Alemany (SB)

Los números de Bazemore esta última temporada no se puede decir que sean malos, pero no corresponden al último gran contrato que firmó, pues en la temporada 16-17 sus promedios son de 11 puntos, 3.2 rebotes y 2.4 asistencias por partido, números más propios de un jugador de rotación y no de un titular. Teniendo en cuenta el rendimiento de Bazemore, su contrato debería moverse alrededor de los 10 millones por año, en lugar de los 15-19 millones que cobrará hasta 2020, si hace efectiva su opción de jugador.

7. Evan Turner (53.7 millones por 3 años):

Evan Turner firmó un contrato muy importante en Portland – TonyTheTiger (CC)

Evan Turner es uno de los casos más destacados cuando se habla de contratos exagerados. Sobre todo teniendo en cuenta que Turner fue un pick número 2 del Draft. Pudiendo ser uno de los jugadores más completos de la liga, se ha quedado como un jugador de banquillo al que el entrenador le pueden encargar diferentes tareas, desde defender a distintos jugadores hasta organizar el juego, actuando de playmaker.

Pero, a pesar de su versatilidad, siempre ha tenido un punto débil que es el que lo sitúa en este Top, el tiro. Se mueve alrededor del 34% de acierto en tiros de campo, una cifra un tanto pobre para un exterior que tendría que ser capaz de convertir una mayor cantidad de tiros. Sus números de 10.3 puntos, 3.8 asistencias y 5.8 rebotes por partido no pueden justificar el gran contrato que firmó después de salir de los Boston Celtics (13.2 ppp, 4.5 app, 5.6 rpp) rumbo a los Portland Trail Blazers.

Como pasa con Bazemore, su contrato debería corresponde al de un jugador de rotación, en torno a los 10 millones por temporada.

6. Ömer Asik (21.9 millones por 2 años + Player Option y 12 millones):

Ömer Aşık jugando con los Houston Rockets – thepanamerican (CC)

Con sus 2.13 metros de altura, su capacidad reboteadora y defensa podría haber sido una gran estrella en la NBA. Pero parece que la NBA actual, en la que predomina el tiro exterior, no le viene demasiado bien.

Su edad (31 años), las lesiones, su escasa influencia en ataque y la presencia de otros pívots en los New Orleans Pelicans han convertido a Ömer Asik en un jugador aparentemente inútil en este equipo, lo cual no significa que no pueda ser importante en algún equipo falto de altura.

El último año de su contrato no está garantizado del todo, solo lo están 3 de los 12 millones que le corresponderían. A pesar de esto, el contrato de Asik es muy alto teniendo en cuenta que sus estadísticas son muy pobres (2.7 ppp, 5.3 rpp, 0.5 app, 0.3 tpp).

5. Brandon Knight (43.8 millones por 3 años):

La temporada 15-16 fue la mejor en la carrera de Brandon Knight. Pero esta buena temporada pareció solo una ilusión, pues su última temporada fue la peor de su carrera (11 ppp, 2.4 app, 2.2 rpp). Temporada en la que, además, solo disputó 54 partidos jugando una media de 21.1 minutos. Y el lastre de las lesiones no termina, pues Knight se lesionó el ligamento cruzado anterior, lo que lo convierte en una carga para su equipo, por la reducción en el rendimiento y por las continuas lesiones que ha sufrido.

4. Luol Deng (54 millones por 3 años):

Luol Deng
El contrato de Loul Deng es considerado “tóxico” por los Lakers – Keith Allison (CC)

Quizás, junto a Timofey Mozgov, es uno de los casos más curiosos del verano pasado. Parecía que el papel de Deng sería el de “tutor del joven Brandon Ingram”. Pero los 54 millones por un mentor se escapan de cualquier razonamiento. Además, Deng tampoco venía de hacer una de sus mejores temporadas en Miami la pasada campaña, aunque todavía aceptable. La temporada en Los Ángeles ha sido bastante desastrosa, con unos promedios de 7.6 puntos, 5.3 rebotes y 1.3 asistencias. Y ahora los Lakers deben hacer frente al gran contrato del “mentor” que tampoco ha aportado mucho en el campo.

3. Timofey Mozgov (48 millones por 3 años):

Timofey Mozgov
El “contrato-veneno” de Timofey Mozgov fue traspasado a los Brooklyn Nets – Nil Alemany (SB)

Por fin, el caso más llamativo del verano pasado. Timofey Mozgov terminó su contrato con los Cleveland Cavaliers siendo un hombre poco importante en el campo, ya fuera por las lesiones, por sus limitaciones o por cualquier otra causa. Los números de Mozgov durante su último año en Cleveland fueron realmente bajos, pero los Lakers decidieron apostar por él. Sus números mejoraron ligeramente respecto a su anterior campaña, pero muy poco, lo que convertía al jugador en un lastre. Por ello, una de las pocas maneras que tenían los Lakers para deshacerse de semejante contrato era traspasarlo junto a un jugador de gran valor, como pasó el 20 de junio de 2017, día en el que D’Angello Russell fue traspasado a los Nets a cambio de Brook Lopez.

2. Joakim Noah (55.6 millones por 3 años):

El contrato de Joakim Noah es uno de los “peores” de la NBA – Nil Alemany (SB)

En este caso los números no son tanto de fiar para decidir que el contrato es desmesurado para este jugador. Lo que aporta Noah no son solo números, aporta una actitud competitiva no muy frecuente. Pero esta actitud es difícil de tasar, lo que llevó a los Knicks a ofrecerle un contrato realmente alto. Pero teniendo en cuenta la edad, los promedios y las lesiones, el contrato de Noah no es lógico, por mucha energía que aporte.

1. Chandler Parsons (72.3 millones por 3 años):

Chandler Parsons, parece no tener un respiro en cuanto a lesiones se refiere. Este calvario comenzó en los Dallas Mavericks. Pero todavía, sus dos temporadas en Dallas fueron aceptables. Sin embargo, fue en Memphis donde no ha levantado cabeza. Únicamente ha jugado 34 partidos esta última temporada en Memphis y con unos promedios muy bajos. A sus 28 años todavía hay esperanzas de que recupere el buen juego que tiene.

  • Fichaxe

    Sin duda contratos tóxicos donde los haya. Entretenido artículo xD.
    Los cuatro últimos, exceptuando a Parsons, se venían venir, sobre todo porque en la última temporada los jugadores ya habían venido a menos y la edad no perdona como para hacer esos contratos de más de 2 temporadas.
    Lo de Parsons fue debido a la obligación del equipo de convencer a Conley y lo difícil que es para Memphis fichar en la agencia libre, aunque viendo el rendimiento hoy en día merece competir con Noah por ese puesto.

    • Juan Martínez

      Parsons es un mercenario. En Dallas ya estaba sobrepagado con un rendimiento insuficiente para lo que cobraba, independientemente de las lesiones, y como quería más dinero se fue

      • Fichaxe

        Casi todos los jugadores que pueden firmar por el máximo lo hacen y hacen bien. Ya que el formato NBA los trata como mercancía que no tiene en cuenta su opinión a la hora de los traspasos.

        • Juan Martínez

          Sí, evidentemente los jugadores buscan aspirar a tener los mejores contratos posibles, algo normal. Y el año pasado muchos equipos se pasaron sobrepagando a jugadores que no merecen tanto, que es de lo que trata el artículo. Pero lo que critico de Parsons es que ya tenía un contrato en Dallas de más de 15 millones por año, que ya era por entonces más de lo que merecía. Y el año pasado se desvinculó buscando más aún. Por eso digo que es un mercenario .

  • Turner vai pa Presi

    La temporada pasada, Evan Turner anotó el 42,6 % de sus tiros, no el 34 %. La diferencia es abismal. Y sus promedios fueron de 9 puntos, 3,8 rebotes y 3,2 asistencias por partido.

  • TRaptor10

    ¿Dónde está Mahinmi?