Valanciunas se queda en Toronto. Fuente: Matthew Addie (CC)
Valanciunas se queda en Toronto. Fuente: Matthew Addie (CC)

Los Raptors llevan intentando traspasar a Jonas Valanciunas durante todo el verano. Un contrato muy inflado para un jugador que ha tenido sus altos y sus bajos, pero que no ha estado a la altura de su salario. Desde las oficinas canadienses se lleva tiempo intentando desprenderse de masa salarial, que empezó por la salida de DeMarre Carroll a Nets. El traspaso de JV era la primera opción para lograrlo, pero la realidad es que nadie se ha interesado por el pívot lituano.

Aún jugando con dos jugadores como Lowry y DeRozan en el equipo, el ‘center’ ha sido capaz de promediar 12 puntos y 9’5 rebotes, estadísticas que prácticamente se han repetido año tras año en los Raptors, desde su año de sophomore en 2013. Un jugador que indudablemente ayuda al equipo, pero prescindible al fin y al cabo, y así lo piensan Masai Ujiri y compañía.

En el pasado cualquier equipo hubiera querido un pívot que promediase un doble-doble en unos 25 minutos de juego. La NBA está cambiando y los hombres grandes son los principales perjudicados. Los equipos han aprendido a vivir sin un pívot, por lo que es difícil encontrarle una salida.

En los Raptors en concreto, la pérdida de JV podría ser beneficiosa para el equipo. El recién renovado Serge Ibaka, consagrado defensor de la liga, pasaría a ser el pívot titular, dejando más opciones para Lucas Nogueira desde el banco y también para OG Anunoby. El GM de Raptors, Masai Ujiri, seguirá intentando un traspaso que involucre a Jonas Valanciunas, pero con tranquilidad, pues el objetivo de evadir la tasa de lujo ya estaría cumplido. Su presencia no molesta al entrenador Casey, que estaría encantado de volver a tenerlo entre su plantilla. El pívot, por su parte, disputará el Eurobasket 2017 con la selección de Lituania mientras se decide su futuro.

  • TRaptor10

    Jakob Poeltl va por delante de Lucas Nogueira, le ganó el puesto al final de la pasada campaña.