Por | Twitter: @Guille_Galindo | 16 julio, 2017
TODAVÍA NADIE HA CONSEGUIDO FRENAR A IRVING EN EL 1 CONTRA 1. ERIK DROST (CC)

Lo veníamos comprobando a lo largo de las temporadas, pero Avery Bradley, uno de los mejores jugadores defensivos de la NBA, ha terminado por reconocerlo: a Kyrie Irving no hay forma de defenderle. Solo hay que fijarse en los números para comprobar cómo, mientras Bradley ha sido capaz de neutralizar esta temporada a hombres como Steph Curry (43.5% de acierto con él en pista) o John Wall (apenas 33.3%), Irving ha superado el 50% (51.9 concretamente) en sus enfrentamientos en temporada regular. Por no hablar de los Playoffs, donde el nivel del base de los Cavs creció exponencialmente y logró un 61.1% de éxito en sus lanzamientos con Bradley en la cancha.

Por tanto, no es de extrañar que el nuevo jugador de Detroit Pistons se deshaga en elogios ante Irving. Los Pistons quisieron acercar más a Bradley a su nueva afición, y abrieron un bloque de preguntas y respuestas en Twitter, para que sus aficionados pudieran conocer mejor a la nueva estrella de la franquicia.

Lo interesante vino cuando fue preguntado por el jugador más difícil de defender de la liga. Su respuesta fue directa:

“Kyrie. Ni tan siquiera cerca (del resto)”.

Ilusionado en su nueva etapa

Bradley, que llevará el ’22’ en Detroit, habló de muchas más cosas en su breve entrevista por redes sociales. El jugador se mostró con ganas de jugar ya con sus nuevos compañeros, especialmente con Reggie Jackson. Además, aseguró estar preparándose a fondo para esta nueva experiencia, siguiendo un duro entrenamiento.

Entre sus objetivos a corto plazo, el escolta puso por encima de todo dos logros personales que buscará de nuevo este año: ser el mejor jugador defensivo de la temporada, y participar en un All-Star Game. En cuanto a las aspiraciones del equipo, Bradley se mostró confiado en lograr un mejor papel en Playoffs que el de los últimos años, y, por qué no, tener opciones de lograr el anillo.

La 16/17 fue la mejor temporada en cuanto a números para Avery Bradley, pues batió su marca personal en puntos (16.3), rebotes (6.1) y asistencias (2.2) por partido.