Por | Twitter: @AlbertoPilo | 14 julio, 2017
Tony Parker (San Antonio Spurs)
Tony Parker espera poder regresar a principios de 2018. | Keith Allison (CC)

A estas alturas del verano es habitual ver a jugadores NBA elogiar a otros, pero es especialmente significativo que surjan elogios a un jugador lesionado por su ética de trabajo.

Es el caso de Danny Green y Tony Parker. El base francés se está recuperando de la rotura del tendón del cuadríceps de la pierna izquierda sufrida en la serie ante los Rockets hace un par de meses. Sobre su recuperación, Danny Green ha dicho lo siguiente:

“Tony (Parker) es el tipo más trabajador que conozco. Siempre que vuelvo a San Antonio y voy al gimnasio él está allí. Nunca he visto trabajar a nadie tanto. Pretende volver más fuerte y demostrar a todos que sigue teniendo nivel NBA”.

Aunque el escolta de 30 años nacido en Nueva York suele estar en los últimos veranos incluido en los rumores de traspaso de la franquicia texana, Green ya piensa en la siguiente temporada, a sabiendas de que es algo que no puede controlar y debe ajustarse a lo que le depare el futuro.

Falta por ver la importancia de ambos en la rotación para la temporada que viene, ya que la actuación de Danny Green fue discreta en algunos partidos de los últimos Playoffs, y la acumulación de bases en el roster hace que Popovich pueda verse obligado a darle minutos como escolta a Forbes o a Murray, además de los rumores de renovación de Jonathon Simmons y de fichaje de Brandon Paul (la temporada pasada en el Anadolu Efes).