Mark Cuban priorizó los objetivos a largo plazo a pesar de la acumulación de derrotas de los Mavs – JD Lasica (CC)

Luego de la noche de la lotería en la que se determinó el orden de selección de los primeros 14 jugadores en el próximo draft de la NBA, el dueño de los Dallas Mavericks volvió al centro de la escena para declarar públicamente cuál había sido la estrategia de los Mavs en el tramo final de la temporada. Perder juegos con el simple propósito de adquirir una mejor chance de adjudicarse una posición más elevada en la noche del draft es el pequeño gran secreto que utilizan algunas franquicias que no fueron capaces de alcanzar los playoffs. A pesar de no estar familiarizado con la costumbre de acumular una gran cantidad de derrotas en los últimos años, Mark Cuban admitió que la franquicia texana debió priorizar sus objetivos a largo plazo, desarrollando jugadores jóvenes durante el cierre de la fase regular dejando de lado la cantidad de victorias logradas.

Tal es así que, tras la confirmación en la lotería del draft que determinó que los Mavs se adueñarán de la novena elección, el dueño de la franquicia texana admitió la decisión que había tomado el equipo cuando sus chances de trepar posiciones y alcanzar los playoffs fueron perdidas por completo:

“Hicimos todo lo posible para perder partidos, y lo hicimos bien. Sabíamos que era una temporada de reconstrucción y debes saber qué clase de equipo tienes a disposición. De todas formas, cada jugador que salió a la cancha, jugó seriamente. Especialmente los jóvenes porque tienen algo que demostrar. Teníamos muchos este año y queríamos que cada juego cuente”.

Los Mavericks finalizaron con su peor registro desde el ingreso de Dirk Nowitzki a la liga, concluyendo la temporada regular con 33 victorias y 49 derrotas. Ya con la novena selección confirmada en el próximo draft, Cuban y el resto de los dirigentes ejecutivos de la franquicia texana confían plenamente en que conseguirán a “un gran jugadordebido a la variedad de talento que tendrán los próximos protagonistas. Luego de las Finales de la NBA, será el turno de conocer en primer plano a la nueva generación de jugadores que se presentarán para ser elegidos en el draft el próximo 22 de junio.

Para Dallas, la opción más realista podría asociarse a la elección de Lauri Markkanen, ala-pivot finlandés de 2.13 metros proveniente de la Universidad de Florida. Por lo pronto, los Mavs deberán ejecutar correctamente su decisión en el draft para comenzar un verano y un mercado de pases que será determinante para conocer en detalle sus planes en la próxima temporada.