Por | Twitter: @muertedeatenas | 17 mayo, 2017

Según declaraciones de Donatas Motiejunas al periodista lituano Donatas Urbonas, los Utah Jazz son uno de los cuatro equipos para los que le gustaría jugar en la 2017-18 si decide quedarse en la NBA. El ex de Rockets y Pelicans también dijo que está abierto a todas las ofertas y que podría regresar a Europa si no ha firmado en los Estados Unidos en agosto.

Motiejunas no cree que vaya a seguir en New Orleans tras haber recalado en el Bayou en enero tras resolver la tortuosa situación creada entre él y Houston al convertirse en agente libre restringido al término de la temporada pasada. En su lugar preferiría ir o bien a Utah, o bien a Spurs, Warriors o Wizards, de los que dice no sólo que le gusta cómo juegan sino que también existe interés por parte de dichos equipos.

El lituano, originalmente escogido por los Timberwolves con el número 20 de la primera ronda en el draft de 2011, no tuvo un paso muy lustroso por New Orleans tras no haber competido desde abril de 2016. Allí al menos no pasó por la enfermería, un problema que le ha perseguido a lo largo de toda su carrera y que ya truncó un traspaso a Pistons en febrero del año pasado, cuando con todo cerrado Detroit se echó atrás después de que Motiejunas no pasara con éxito un examen médico.

El ex de Zalgiris mostró en 2015 lo que podía hacer en plenitud, no sólo disputando más de 45 partidos – algo que sólo ha logrado en dos de las cinco temporadas que lleva en EEUU -, sino promediando 12 puntos y casi seis rebotes por encuentro con casi 37% de acierto en triples. Si fuera capaz de emular consistentemente ese nivel sería un chollo para cualquier equipo, incluyendo los Jazz. El pero es que Motiejunas tiene problemas de espalda y ese historial médico en un hombre de 2,13 metros de altura no es muy prometedor. Además de eso ya cuentan con Trey Lyles, que si bien desapareció a lo largo de la segunda parte de la temporada en curso fue escogido en primera ronda del draft hace dos y tiene sus mismas características. Sería complicado que Utah bloquease la progresión de su joven jugador para darle minutos a un veterano cuando ya trajeron al francés Boris Diaw este pasado verano.

Si bien Motiejunas puede ser una adición interesante por su combinación de altura, movilidad y tiro exterior, lo cierto es que los Jazz ya cuentan con alguien bastante más joven en su lugar y probablemente tengan que dirigir sus esfuerzos en el mercado hacia otros asuntos, como las renovaciones de Gordon Hayward y George Hill primordialmente. Con Derrick Favors, Rudy Gobert y los ya mencionados Diaw y Lyles en plantilla no habría lugar para Motiejunas y su situación sería parecida a la que se dio en New Orleans cuando los Pelicans adquirieron a DeMarcus Cousins, jugando apenas 14 minutos por noche.

La presencia de mucha gente con experiencia en Europa en Utah, desde el entrenador Quin Snyder a Joe Ingles pasando por Raul Neto seguro que ha contribuido al interés al que se refiere Motiejunas en sus declaraciones, pero personalmente me cuesta creer que haya mucho más teniendo en cuenta lo explicado arriba.

El lituano, que recientemente desmintió haber denunciado a los Rockets por cómo habían llevado el asunto de su contrato, seguramente recibirá llamadas de equipos NBA, pero Salt Lake City no parece que pudiera ser su destino ideal. Si no dice que mantiene buenas relaciones con la gente del Barcelona, y los catalanes bien podrían hacer uso de sus servicios tras un año decepcionante.

Fuente:

Twitter

  • Xabier Marco Aguilar

    No le necesitamos

  • Cristian Sanchez

    Que vaya a Europa, los Jazz ya tienen jugadores de ese rol. Lyles va a mejorar!

    • Txingudi

      Motejiunas vive demasiado bien como para cruzar el charco…. en EUROLEAGUE sus carencias quedarían al aire!!!!!