Por | Twitter: @Fran14Pinta | 17 mayo, 2017
Isaiah Thomas ha dado el visto bueno al que podría ser pronto su compañero, Markelle Fultz - Keith Allison (CC)
Isaiah Thomas ha dado el visto bueno al que podría ser pronto su compañero, Markelle Fultz – Keith Allison (CC)

Para todos aquellos despistados a la actualidad de la liga estas últimas 48 horas han sido de las mejores vividas para los Boston Celtics desde hace tiempo. El lunes los de Brad Stevens conseguían pasar a las finales de conferencia tras superar en el séptimo partido a los Wizards en una eliminatoria bastante igualada, la mejor de todo los Playoffs que llevamos a día de hoy. Ni 24 horas después se celebró la lotería del draft y los verdes poseían la mayor de las posibilidades para caer en el pick 1 y sorprendentemente esta vez la suerte irlandesa cayó de su lado y consiguieron ese pick número 1.

Como bien han ido informando desde todos los lugares a lo largo de la temporada, esta “camada” del draft es una de las mejores que se recuerdan en esta década. Nombres como Markelle Fultz, Lonzo Ball, Josh Jackson o Malik Monk han ido sonando con fuerza de cara a este draft.

El favorito para la mayoría , excepto Lakers , es Markelle Fultz. El jugador de la Universidad de Washington apunta a ser el jugador con más proyección de todos. Un base de un gran potencial ofensivo: lectura y finalización justo lo que los Celtics necesitan. Como se ha visto en estos Playoffs, los Boston Celtics necesitan una referencia ofensiva que haga estar atenta a la defensa, así que podríamos vaticinar que son Thomasdependientes en gran parte de sus encuentros. Markelle tiene grandes aptitudes ofensivas, pero se le ven pequeños detalles defensivos que pueden llegar a ser de un nivel top si se le muestra la senda del arte de la defensa. ¿Qué mejor equipo para ello que uno que entrena Brad Stevens?

Al conseguir el número 1 de este draft , los medios de los Celtics se centraron en Fultz y se empezó a preguntar si la elección de este jugador podría llegar a disgustar a Thomas puesto que es su propia posición. Thomas vino también de esa universidad a la liga y reconoció que estuvo con Markelle este pasado verano y quedó sorprendido por lo que dio su visto bueno para su selección. También afirmó lo siguiente:

“Él es especial. Es especial. Se puede decir que es un profesional. Todo lo que hace lo hace a su ritmo. Puede tirar y puede pasar el balón realmente bien. Es un base grande y atlético. Todo lo que los bases son hoy, lo tiene él”.

Thomas es un excelso anotador, pero no es un organizador puro y eso se está echando de menos en estos últimos partidos, sobre todo durante el bajón que sufrió Marcus Smart en la parte ofensiva de la cancha, y al draftear a Markelle podríamos estar hablando de pasar a jugar con Thomas off-ball. Se le proporcionarían más espacios, incluso tiros abiertos y no dependería tanto de sus penetraciones csai imposibles.

Se están viviendo muy buenos momentos para ser aficionado de los Boston Celtics. Ahora solo queda esperar al draft y jugar contra los Cleveland Cavaliers.