Aaron Jackson inicia una penetración. El Pais Deportes.

CSKA sentencia en Vitoria su pase a la Final Four

BASKONIA 88-90 CSKA MOSCÚ

Aaron Jackson inicia una penetración. El Pais Deportes.

CSKA llegó a Vitoria mostrando, una vez más, la arrogancia y la extrema autoconfianza que caracteriza al gigante ruso. La entidad moscovita solamente había reservado estancia en el hotel de la capital vasca hasta el miércoles por la mañana, pactando así también el vuelo de vuelta poco después de abandonar su alojamiento. En esta ocasión, el ejército rojo sí sentenció en la primera oportunidad que tuvo, venciendo en un partido envuelto en polémica por 88-90.

El partido comenzó vibrante, deslizando que se convertiría poco después en un gran espectáculo. Nikita Kurbanov anotó los 5 primeros puntos de los rusos, respondidos inmediatamente por Chase Budinger, que sumaría 9 de los primeros 11 puntos de los baskonistas. El envite, rápidamente encendido por discutibles señalizaciones de los colegiados, se adentraba en un ritmo trepidante que los espectadores congregados en el Buesa celebraban y espoleaban. Baskonia comprendió rápidamente que podría encontrar gran beneficio en contraataques y transiciones veloces, en contraposición con el róster ruso, que apostó por el juego en estático. Entre las polémicas decisiones arbitrales estuvo la segunda falta de Shane Larkin en el tercer minuto de juego, circunstancia que lastraría enormemente la participación del playmaker americano en los minutos restantes de la primera parte. El carácter mostrado por los jugadores vitorianos, realizando un juego bello, se veía contrarrestado por la precisión de los moscovitas en la ejecución del bloqueo directo. Al final del primer período, Baskonia lideraba en el electrónico por 24-22.

Jaka Blazic, recién incorporado a la contienda, abrió la veda del segundo cuarto con un lanzamiento triple al contraataque, seguido de un robo y canasta de Hanga que estiró la ventaja hasta los 7 puntos y provocó que Itoudis solicitara su primer tiempo muerto. En este caso, el parón del coach griego sí surgiría efecto, endosando los rusos un 1-12 de parcial protagonizado principalmente por Higgins(10 puntos en el segundo cuarto), acertado en el tiro exterior y contundente en sus penetraciones. Sito Alonso paró también el partido para frenar el ritmo de los pupilos de Itoudis, consiguiendo calmar la tormenta rusa y llegar al descanso por delante en el marcador después de un meritorio triple de Hanga. (44-43)

Baskonia
Beaubois realiza un rectificado para evitar el tapón. El Mundo.

Como en los dos choques previamente disputados en Moscú, el CSKA inició el tercer cuarto con una marcha más que sus rivales en búsqueda de una renta que permitiera el transcurso tranquilo del partido. Sin embargo, esta vez Baskonia sí supo «aguantar el chaparrón» y por medio de un excelso Toko Shengeila se mantuvo en el partido. El georgiano, impetuoso y acertado, consiguió anotar 17 de los 26 puntos que los verdes anotaron en el tercer período. En respuesta anotaron 29 los rusos, registrando un excepcional movimiento de balón y con Milos Teodosic y Nando de Colo al timón de la embarcación roja. La anotación del tercer cuarto constituyó la segunda mejor marca de la historia de la Euroliga, encestando entre las dos plantillas 55 puntos.

Shengeila busca opciones de pase. Lainformacion.com

Una vez más en la Euroliga de esta temporada, todo quedó pendiente para el último asalto. CSKA consiguió frenar el ritmo de los vascos, pero, a pesar de encontrar situaciones cómodas de tiro, no pudo despegarse y sentenciar antes de los últimos minutos. Aprovechando el atasco baskonista(6 puntos en los primeros 6 minutos del cuarto), los moscovitas lograron establecer 10 tantos de diferencia en el electrónico, comandados por una excelente versión del ex-Bilbao Aaron Jackson. No obstante, el carácter Baskonia resurgió y por medio de un sensacional mate de Adam Hanga, la grada despertó y los vitorianos volvieron al partido. En ese preciso instante emergió la figura del líder del Buesa Arena, Shane Larkin, desaparecido hasta entonces. El americano anotó 10 puntos consecutivos que, unidos a la agresiva defensa empleada por los de Alonso, acercaron a Baskonia a 2 puntos a falta de 6 segundos para el final del encuentro. Como no podía ser de otra manera, Larkin fue el encargado de ejecutar, lanzando un triple desde la esquina que no llegaría a buen puerto, después de ser punteado por Kurbanov. Las imágenes, igual que en otras muchas acciones de las que el cuadro baskonista no salió favorecido, muestran como el alero ruso toca claramente a Larkin en su lanzamiento. Por si no fuera suficiente, Hanga capturó el rechace recibiendo también sendas faltas que no fueron señaladas. Baskonia cedía ante el gigante ruso y el público se resignaba ante la victoria visitante y un arbitraje muy polémico que perjudicó gravemente a los vitorianos. El CSKA de Moscú, como en 14 de las últimas 15 ediciones de la Euroliga, volverá a disputar la Final Four, donde el campeón defenderá su trono ante el vencedor del cruce entre Olympiakos y Anadolu Efes.

Leave A Reply

Your email address will not be published.