Por | Twitter: @theadwins | 20 Abril, 2017
Draymond Green nunca defiende a dos jugadores igual - Nil Alemany (SB)
Draymond Green nunca defiende a dos jugadores igual – Nil Alemany (SB)

Como ya dijimos esta semana, Draymond Green ha puesto el “modo playoffs”. Con actuaciones como la del domingo, está más que demostrado que se pueden contar con una mano los jugadores que se encuentran al nivel defensivo del nacido en Michigan. Con 5 tapones y 3 robos, llevó en volandas a los Golden State Warriors a poner el 1-0 el pasado domingo en la serie contra los Portland Trail Blazers, pero, ¿cuál es su secreto?

Según Draymond Green, todo empieza estudiando el lugar de tiro preferido para el mejor anotador del equipo rival. Una vez ya ha interpretado cuál es la “zona roja” del enemigo, dice que todo es coser y cantar. Lo que no resalta a la luz es que tras la defensa que Draymond Green hace hay un intensísimo trabajo de estudio en vídeo sobre sus rivales, donde marca cuáles son sus movimientos preferidos para librarse de marca o bien para crearse un tiro cómodo para anotar con facilidad. Pero no todo es baloncesto. También ayuda mucho el juego de palabrerías que desconcentra al rival. En contraposición, poco o nada ayudan las patadas que se le escapan “involuntariamente”. Con baloncesto o sin él, si crea una técnica para frenar a su rival, intenta no abusar de ella para que se confíe y crea que lo tiene dominado:

“El jugador no ha tenido tiempo a lo largo del partido para ajustarse a la buena defensa porque tú no lo has hecho otra vez. Probablemente lo hiciste en las cinco primeras jugadas. Lo que es seguro, es que para el último cuarto, no se va a acordar de esa defensa inicial buena” Sin embargo, el plato fuerte es la defensa que tiene preparada para robar el balón. “A lo largo del partido no podrás llevarte el balón siempre porque nadie es tan rápido. No puedes arriesgar que te piten falta cada vez que intentes robar el balón, pero en la última jugada, sabes que el tío te va a enseñar el balón. Siempre ayuda si estamos sólo dos puntos arriba porque luego podemos tener el último tiro y anotar otra vez.”

Parece que Green tiene una enfermedad o una obsesión con la defensa, pero si eso no ha sido suficiente, mayor sorpresa es que tiene una mentalización defensiva distinta para cada una de las grandes estrellas de la liga, como pueden ser Russell Westbrook, James Harden o LeBron James, entre otros.

LeBron James

Para el rey de Ohio, LeBron James, dice Draymond Green que nunca plantea dos jugadas seguidas la misma defensa:

“LeBron James es un jugador que sabe jugar en todas las distancias y los tipos de juego ofensivo Por tanto, se basa en hacer una mezcla. No puedes ponerte a presionarlo desde la bombilla, pero tampoco puedes recluirte atrás. Hay que mantenerlo incómodo, nunca mostrarle dos veces la misma cara de la moneda. Es uno de los jugadores más listos que jamás hayan pisado una cancha de NBA”.

El método con LeBron James es bastante complicado, pues aun siendo el objetivo defensivo claro en las Finales de 2015, fue todo un estorbo para Green y sus compañeros, mientras que en 2016 una excesiva obsesión con LeBron James le privó de jugar el partido decisivo para cerrar las Finales cuando más cerca estuvieron de ganar los de Golden State.

James Harden

Con Harden el juego defensivo va por otro ritmo totalmente distinto. James es un jugador que no puedes dejar que se caliente, pero tampoco puedes anticiparte a sus movimientos y meter la mano donde no debes, porque aprovechará la mínima oportunidad para sacar petróleo de la torpeza de su defensor:

“A Harden lo que no puedes hacer es dejarlo hacer dribblings, porque una vez que hace uno, y el siguiente, y el siguiente, tu probabilidad de pararlo, que ya era mínima de por sí, se reduce a la mitad con cada movimiento que haga en la jugada. Por otro lado, tampoco puedes anticiparte y querer robarle el balón, porque de un modo u otro sacará la falta. Se ha construido esa reputación, y en caso de duda, se la van a acabar dando”.

A Harden sin embargo parece tenerlo más calado Draymond Green, pues en los tres años que ya se han cumplido con los Warriors siendo los primeros del Oeste en la temporada regular, siempre ha sacado buenos partidos defensivamente hablando contra él, y también secándolo en las dos series de playoff que los Warriors han disputado contra los Rockets estas dos últimas temporadas, donde los de Texas cayeron 4-1 las dos veces.

Russell Westbrook

Russell Westbrook es el jugador más explosivo de la liga. De ello no cabe ninguna duda. Si ve el hueco para hacer su jugada y anotar, da igual que el defensor lo intente o no, va a entrar con fuerza y con fuerza va a introducir el balón en la canasta. Pero no todo son penetraciones, Russ tiene rango de tiro, y de ello es consciente nuestro defensor favorito de la bahía. Con ello, la defensa de Russell Westbrook es la que “menos” medita de las súperestrellas de la liga:

“Con Russ el juego no va de estar encima de él, lo que hay que hacer es echarse atrás y dejar que emplee un juego de suspensión de tiro. Es lo que quieres de él, forzarle a hacer tiros en suspensión, que vea más cómodo colocar los brazos en posición que dejarlo llegar al aro. Tampoco puedes dejarte llevar, porque, como digo, tiene tiro, y no quieres dejar que se ponga cómodo con su tiro. Hay que calibrar dónde quieres tenerlo tirando a canasta”.

  • Roller

    Que este tío todavía no haya ganado un DPOY por mucho Kawhi Leonard que haya suelto… de delito, qué grande eres, un tipo al que amas o odias por su forma de ser pero su defensa ahí esta!