Por | Twitter: @RubenNYK10 | 20 abril, 2017
A Phil Jackson se le está cerrando la persiana en su gestión en los Knicks.
Keith Allison (CC)- A Phil Jackson se le está cerrando la persiana en su gestión de los Knicks.

Yo era de los que confiaba en Phil Jackson. Yo era de los que siempre he creído en el proyecto. Dudé cuando eligió a Porzingis y tuve que tragarme mis palabras después al verle en la Summer League. Pero se acabó. Lo que empieza mal suele acabar mal. Así ha sido hasta ahora la etapa de Phil Jackson como General Manager de los New York Knicks. Bien es cierto que su movimiento de elegir a Kristaps Porzingis en el Draft de 2015 fue muy bueno, el problema es que ha sido el único buen movimiento. Y creo que hay más que razones suficientes para que presente su dimisión tras lo dicho en su única rueda de prensa este año. Se puede estar descontento con cualquier jugador, y se puede querer traspasarle, pero no se puede ni se debe ridiculizarle como si estuviéramos hablando del peor jugador de la liga. Ni aunque lo fuera.

Es inaceptable e irrespetuoso que tu presidente te acuse directamente no haber sido capaz de ganar. Imaginen a cualquier presidente de cualquier deporte admitir que su estrella es el causante de sus desgracias. Es caer muy bajo. Lo primero porque no es verdad. Desde la llegada de Phil Jackson, los New York Knicks llevan tres temporadas sin alcanzar los Playoffs, ni siquiera acercarse. Pero es interesante recordar que antes que él, Carmelo Anthony ha jugado tres veces los Playoffs con la franquicia neoyorquina. Y el equipo funcionaba mucho mejor que ahora sin Phil en el cargo, y con igual o incluso menos nombre (en cuanto a jugadores) que a día de hoy.

Pero los errores de Phil Jackson en el cargo van más allá, y aquí van varios motivos:

1- Contrato de 72 millones en 4 años a Joakim Noah. No es ser oportunista, es ver lo que todo el mundo vio cuando le fichamos. Fichaje incógnita, que había sido defensor del año en 2013, y le fichas 3 años más tarde ofreciéndole incluso más de lo que cobraba. Creo que el resultado lo conocemos todos y nos lo podemos ahorrar. Joakim Noah, lesionado, acusado de dopaje, sancionado 20 partidos y 6 meses de baja. 72 millones de dólares. Te tienes que reír.

2- Los New York Knicks esta temporada han sido un calvario, tanto dentro como fuera de la pista. Y NADIE HA DADO LA CARA. Nadie desde la organización ha salido a hablar de los temas que iban ocurriendo en el Madison Square Garden y daban la vuelta al mundo. Phil Jackson ha dado una rueda de prensa antes de empezar la temporada y otra al terminarla. Y todo esto ha pasado entre medias:

-Derrick Rose desapareció del partido en el MSG frente a los Pelicans, nadie sabía nada, y fueron los propios jugadores y un sorprendido Jeff Hornacek los que tuvieron que dar la cara. Tras esto, Phil Jackson y el club deciden no sancionar a Rose deportivamente e incluso comentó que puede darle una nueva oportunidad. Sí, pretende echar a Carmelo y renovar a Rose que es agente libre. Y sí, ojalá fuera una broma.

-El incidente de Charles Oakley. El ex- jugador de los Knicks tuvo que ser expulsado del Madison Square Garden debido a sus intentos de atacar a James Dolan, propietario del equipo, y una vez más, se hizo viral como los New York Knicks seguían siendo la risa de la NBA. Por cierto, nadie salió a dar la cara, como de costumbre.

3- El trato a un jugador como Carmelo Anthony. Porque es la superestrella de la franquicia. La cara, la imagen, el timón, y lleva dando la cara y luchando por la ciudad durante 6 años. A pesar de ser pitado por el Madison Square Garden (y ovacionado de manera tremenda en el último partido), Carmelo Anthony es y debe ser el líder de los New York Knicks. Phil Jackson lleva intentando traspasar a Carmelo por la espalda desde octubre, hablando a través de sus conocidos en famosas páginas, y haciendo lo imposible por tenerle fuera de Nueva York. Y Carmelo callado. Ha respondido en la pista siendo otro año más el máximo anotador del equipo y un gran mentor para los jóvenes.

Esta es la foto subida por Melo a las redes sociales tras la rueda de prensa de Phil:

4- Los jóvenes se han puesto del lado de Melo. Porzingis no acudió a su cita habitual a final de temporada con el equipo en señal de protesta, y se rumorea que son varios los jugadores que quieren tener a Carmelo en su equipo. Y todo esto sin saber la opinión de Jeff Hornacek.

5- Las actuaciones de Phil Jackson espantan a los agentes libres. Si hay un verano clave para que siga la reconstrucción de los Knicks es este. Y serán pocos los jugadores de la liga que consideren a los Knicks como su primera opción vistas las actuaciones del que podría ser su presidente.

En resumen, sigue habiendo lío en la ciudad de Nueva York, y va para largo, el Draft es la próxima fecha importante, en la que los New York Knicks han vuelto a perder el desempate frente a Minnesota Timberwolves. En caso de no estar en el Top 3, serán el séptimo equipo a la hora de escoger en el Draft.

Quizás estemos viviendo una de las etapas más duras en la Gran Manzana, y mucho deben y tienen que cambiar las cosas para intentar ser, al menos, un equipo competitivo la próxima temporada.

  • Maria Elena Reyes

    si tan solo Phil, tratara bien a MALO o se hiciera dela vista gorda, seria perfecto, pero es el Presidente….MALO ha tenido sus oportunidades de DEMOSTRAR, pero….no se le puede pedir peras a un manzano

  • @DCrack91

    Estoy deacuerdo con algo, Phil se tiene que ir, pero tambien coincido con lo que dijo sobre Melo, en NYK no ganara el campeonato que quiere y lo mejor es que lo busque en otro equipo. Después todas las razones que das para que se vaya que son verdad, solamente le quiero reconocer dos cosas. La primera es que se metió en la franquicia cuando en el futuro había solo mierda, en el sentido que el equipo se desarmaba, Carmelo terminaba contrato, se venian los años sin rondas que habíamos hipotecado anteriormente. La segunda está en que más allá de ir a aquel Draft del 14 sin tener una pvta idea de quien se presentaba y que fue a elegir al nombre (por eso dejó pasar a Jokic), tienen gran capacidad para reconocer el talento joven y eligió muy bien en su mayoría.

    Concluyendo creo que se tiene que ir, tanto el como Carmelo.