Por | Twitter: @cafederick | 20 abril, 2017
Jae Crowder está siendo uno de los jugadores más señalados en esta eliminatoria (Foto: SomosBasket)
Jae Crowder está siendo uno de los jugadores más señalados en esta eliminatoria (Foto: SomosBasket)

Los Boston Celtics están dando asco y pena en estos Playoffs. Y al menos para mí, esto es una sorpresa mayúscula. De todas las personas que escribimos en este Despacho sobre la franquicia de Massachusetts, o hablamos sobre ella en el podcast hermano, a lo largo de esta temporada me he ido ganando la fama de ser el más optimista, o el que tiene la cabeza más llena de pájaros. A principio de temporada pronostiqué 52 victorias y caer en Finales de Conferencia.

Lo primero ya se ha logrado, lo segundo pintan bastos.

Porque los Playoffs son otra canción.

Como me dijo todo el mundo.

Y no escuché a nadie.

En mi defensa he de decir que no había muchos motivos que invitasen a la desconfianza, el equipo había realizado la mejor temporada regular desde los inicios del Big Three pese a las numerosísimas lesiones sufridas a lo largo de curso; parecía que se había aprendido a cerrar los partidos – una de las cuentas pendientes de año pasado, a nivel de la élite; Isaiah Thomas estaba haciendo una campaña digna del MVP; Brad Stevens había al fin conseguido establecer un sistema ofensivo Top-10 de la liga; y todo el mundo llegaba sano en el mes de Abril.

Sí, el problema del rebote seguía ahí, más grave aún que el año pasado tras las salidas de Jared Sullinger e Evan Turner. Pero tras el All-star, el esfuerzo compartido entre Jae Crowder y Avery Bradley había sacado a los Celtics del pozo de la NBA en este aparatado. Además, las voces que clamaban que este equipo estaba fallando en ciertos momentos clave de la temporada como el partido del luto contra los Wizards, el último contra Raptors o el último contra Cavs, eran fácilmente silenciadas recordando otras tantas victorias de igual o mayor mérito e importancia – contra los Rockets tras hacer en Washington, las fiestas anuales en Oakland y Ohio.

Vamos, que muchos aficionados de los Boston Celtics nos las prometíamos muy felices y, lo mejor de todo, parecía justificada la algarabía. Entonces sucedió lo impensable.

El luto de Isaiah Thomas

Poco más de 24 horas antes de comenzar la serie contra los Chicago Bulls – junto a Atlanta, el peor rival que se podían encontrar los Celtics en primera ronda, se conocía que Chynda J. Thomas, hermana de Isaiah Thomas, fallecía en un accidente de tráfico. Tras los minutos de shock y condolencias, a todo seguidor de los Celtics le asaltaba la cabeza la siguiente pregunta ¿podrá jugar el enano?

Y la verdad es que te temías lo peor. Lo más normal, lo lógico, lo entendible y lo que haríamos el 90 % de nosotros sería no jugar. Y en caso de jugar, el 99 % de los que lo hiciesen estarían emocionalmente destrozados. Hasta ese pésimo analista que trabaja en TNT, antaño gran jugador, hablaba de que él sufría solo de ver a Isaiah Thomas llorando en el banquillo mientras era consolado por su compañero Avery Bradley. Pero el enano está hecho de otra pasta y juega como si nada raro hubiese pasado fuera de la pista: 53 puntos en dos partidos y porcentajes de tiro calcados a los de su temporada regular – salvando los tiros libres.

El problema, como ya comentamos en este otro artículo, es que sus compañeros están ‘jugando’ como si todos ellos hubieran sufrido una desgracia igual o mayor que la del base. O estamos ante el equipo más empático de la liga, donde uno duerme mal y todos bostezan a las 12 de la mañana siguiente; o, como lleva augurando dos meses Andrés Villar: este equipo tiene una cabeza aún demasiado joven, demasiado débil para los Playoffs.

Quererlo más que el rival

Y es que el principal problema de los Boston Celtics en Playoffs, no están siendo tanto los números – que no hay ninguno que juegue a favor del primer equipo de la Conferencia Este como bien analiza aquí Andrés Monje – como su actitud en la pista.

Vamos a ser claros: este grupo, perpetrado por Danny Ainge y elevado a la categoría de equipo por obra y gracia de Brad Stevens, es una banda. Una auténtica banda en la que solo hay dos jugadores con un talento evidentemente por encima de la media en el costado ofensivo – Isaiah Thomas y Jaylen Brown, y otros dos en el defensivo – Avery Bradley y Marcus Smart. Entonces, ¿cómo han logrado auparse hasta el trono del Este?

Una pista, no es porque Cleveland se lo haya regalado.

Aprovechando que los Cleveland Cavaliers han bajado un par de peldaños tras conseguir el anillo el Junio pasado (4 peor defensa de la NBA pese a sacrificar a LeBron James jugando más de 40 minutos por partido), los Boston Celtics han conseguido la primera plaza gracias a una única cosa: a jugar cada partido como si fuera el último, o al menos queriendo ganarlo más que el contrario.

Esto, en temporada regular funciona, porque si presionas a un equipo durante 48 minutos en el mes de Enero, por ejemplo, en algún momento el rival va a ver bien claudicar y ahorrar piernas para el siguiente partido porque qué narices, estamos en Enero. Puede que parezca una simpleza y quizás lo sea, pero es una de las principales razones del éxito del equipo durante las dos últimas campañas.

En 2017, una Conferencia más debilitada en la parte alta – pese a los magníficos traspasos realizados en Washington y Toronto, ha permitido a los Boston Celtics ascender más de una posición por cada partido que ganaron a mayores con respecto al año pasado (5os con 48 y 1os con 53). Al final, con mucho genio desde los banquillos y sudor en la pista, los Boston Celtics conseguían lo que parecía imposible tras el ‘no’ de Kevin Durant: desbancar a los Cavaliers.

El pequeño problema es que en los Playoffs ambos equipos suelen querer la victoria por igual. Y eso hace que el rendimiento de los equipos se igualen y todo pase a depender del talento. Y ahí amigos no pasa nada por reconocer que, aunque el de Chicago huela un poco rancio, como a naftalina, el frasco del talento está más lleno.

Pero no mucho más. Es aquí donde llegamos al segundo y gran problema: que la serie ni siquiera depende del talento porque por alguna razón hasta ahora desconocida, no parece que los Boston Celtics quieren tanto la victoria como los Chicago Bulls. Sirvan como ejemplo el segundo cuarto del Game 1 o todo el maldito Game 2.

Sospechosos nada habituales

Si el pasado viernes tuvieses que apostarte una cena a qué jugador de los Boston Celtics iba a ser el primero en pelearse en esta serie, ahora mismo estarías cenando gratis porque la respuesta de Marcus Smart era obvia (no tanto que la pelea iba a ser con su propia afición). Pero justo antes de decir ‘Smart’, un alero de 100 kilos de peso y el 99 a la espalda te iba a hacer dudar unos segundos. Porque todos sabemos que Jae Crowder no es Gordon Hayward (sí, este ejemplo es premeditado y con toda la intención posible de hacer daño), pero es un ala más que correcto con el que siempre puedes contar y que si tose, los Celtics se constipan.

Y si en lugar de toser, lo que le pasa es que tiene el pecho más frío que la sangre de Kelly Olynyk, pues los Boston Celtics es fácil que entren en un coma que les lleve a perder los dos primeros partidos en casa en una serie de Playoffs. Porque el problema de Jae Crowder no es que esté jugando mal, que lo está haciendo; que no pueda defender a su par, que no puede; o que no le estén entrando los tiros, que no le están entrando; es que juega sin pasión. ¿Saben lo que pasa cuando a Jae Crowder le quitas la pasión? Que se le pone cara de Jeff Green, pero sin talento.

Otro que también se te pasaría por la cabeza en esa apuesta sería Avery Bradley, no porque provocase él la pelea, pero sí porque podría acabar recibiendo un puñetazo del jugador al que estuviese asfixiando en ese momento. Vamos a hacer un par de preguntas ¿saben cuál fue uno de los principales motivos por los que Ray Allen se acabó yendo de los Boston Celtics a los Miami Heat? Porque un sophomore llamado Avery Bradley le había quitado el puesto, y ¿saben cómo lo hizo? Pues secando a Dwyane Wade en su prime.

Entonces, si alguien entiende cómo es posible que un jugador que tras temporada y media en la liga es capaz de secar a todo un Hall of Fame en el mejor momento de su carrera no es capaz de molestar siquiera a este cuando es él quien está en su pico de forma y el segundo en plena decadencia, por favor, llámenme y me lo explican.

Yo ahora mismo estoy borrando todos aquellos tweets y artículos en los que defendía y celebraba el contrato máximo dado a Al Horford por el evidente salto, principalmente mental y de madurez, que nos iba a dar en post-temporada.

 

  • P C Reims

    Gran articulo. Yo es que quiero que pierdan, y mal, porque el anio que
    viene eso les va a hacer crecer. Es un equipo muy joven aun y necesitan
    palos. Claro que con lo que esta pasando Thomas comentar todo esto parece irrelevante. Que coraje…

    • JCarlos

      Bueno,porque perder?,tercer año sin pasar la primera ronda?,no,hay que jugar con intensidad y pasar esta eliminatoria.

      • P C Reims

        Bueno, las.otras temporadas nadie daba un duro por ellos asi que perder era lo ‘esperable’, este año seria mas decepcionante y pienso que les motivaria mas de cara a la siguiente temporada. Claro que si ganan y pasan estaran jugando mas partidos a este nivel y eso tambien les dara mas experiencia…

        • JCarlos

          No estoy de acuerdo,hay que querer ganar siempre.

  • Premier Picks

    Todo esto que comentas puede ser cierto pero no está comprobado. Puede ser que el equipo haya sufrido por el mal trago del fallecimiento de la hermana de Thomas pero no sería explicable que fuera así sobre todo viendo la actitud de Thomas al respecto.

    Es decir si tú estás mal por que a un compañero se le ha muerto su hermana de manera trágica un día antes de empezar unos playoffs pero el principal protagonista de todo sale a jugar y lo hace al mismo ritmo, honestamente no tiene mucha lógica que ellos se hayan visto afectados. Debería de servir como resorte para todos y salir con las mismas ganas, fortaleza y fuerza que el afectado demuestra. No hay lógica a pensar que eso ha podido afectar y por eso creo que no es así.

    La actitud puede deberse al estado de shock que el equipo y su entrenador están sufriendo al ver como 5 tios están destrozando todo un año en cuestión de 20 minutos y sin hacer nada extraordinario. Para mí es una cuestión de baloncesto y de que Hoiberg ha ganado tácticamente a Stevens en algunos aspectos. Están usando a Rondo en el poste ante Thomas ( superioridad física) y les está funcionando a la perfección ya que están jugando bloqueos ciegos con Butler y Wade en el perímetro para aniquilar y generar ( de nuevo) más ventaja física. Stevens no sabe como parar eso.

    Los problemas en el rebote ( que si podían deberse a la falta de actitud) están siendo el principal motivo de que un tipo como Robin López esté destrozando a la pintura. Y digo destrozando por que literalmente esta cepillándose el solo a todo Boston al completo. Va como Pedro por su casa, lanza solo desde media distancia y siempre llega antes a todo. Stevens no sabe que hacer ante eso.

    Y después ocurre lo que sí ha pasado durante la temporada regular ( faltan piezas ofensivas) que puedan dar la cara en los momentos claves. Sólo Thomas está ejerciendo ese rol y oye, que es muy bueno, pero joder que mide 1,75 y en Chicago hay talento para aburrir ( además de más altura). Hace falta que Crowder deje de deambular por la pista lanzando triples sin demasiado lógica, Smart y Avery tienen que apretar el culo en defensa y por supuesto Hordford tiene que parecer lo que es, una estrella y no un pecho frio devorado por el hermano malo de los “Lopez”.

    Estoy muy triste y preocupado por esta imagen y sobre todo por la actitud del equipo. Es muy decepcionante ver como el equipo anda shockeado de una manera tan bestial y también deja muchas dudas ver las caras de Stevens y sus pocas y malas soluciones al respecto. No sé que pasará, pero la cosa pinta bastante mal y precisamente Chicago no es el mejor escenario dónde últimamente hayamos conseguido muchas cosas.

    Saludos y buen artículo!

    • Muchas gracias por la lectura y sí, ya decía tanto en twitter como en el artículo que hay muchos problemas tácticos y de números, pero creo que el más sangrante y realmente el que más está afectando al equipo es el mental. A este equipo le he visto hacer barbaridades tanto en tempordada regular como en Playoffs el año pasado – remontar una ventaja de 23 puntos en el 3Q con dos jugadores titulares lesionados, simplemente por tener confianza en sí mismos.

      Y si Robin López te gana un rebote o mil porque es más alto, pues te rascas. Si Rajon Rondo y Wade te cargan bien el rebote y se lo llevan un par de veces, te rascas otra vez. Pero que haya tres tíos mirando, sin ganar la posición ni hacer el boxout, mientras el equipo contrario te acribilla, pues eso ya no lo entiendo.

      Sobre la batalla táctica, están muy bien esos detalles que comentas y no te faltan razón. Pero tampoco podemos culpar a Stevens cuando vemos que el equipo en ataque está intentando heroicidades de tiros sin sentido, cuando ninguno de ellos salvo Thomas ha visto un all-star de cerca. Juegan apresurados, no siguen el sistema, no marcan las jugadas… es un auténtico despropósito, y eso en ataque. En defensa salvo Thomas (THOMAS!) que hace lo que puede siguiendo a Rondo hasta los vestuarios, Smart que hace lo de siempre, Amir que aguanta el tirón, y Rozier que se ha comido a Jaylen, el resto es de vergüenza ajena. Y estamos hablando de gente como Avery Bradley (quinteto defensivo el año pasado), Jae Crowder y Al Horford…. por no repetirme con Bradley, lo de Crowder es de traca. En el primer partido se carga de faltas tontas y en el segundo desaparece. Mientras tanto, Horford compensó en ataque su agujero en defensa en el primero, pero en el segundo… no pelea con nadie en el poste, no es capaz de frenar una penetracion y sigue sin ser capaz de cubrir a los cuatros móviles; entonces ¿qué está haciendo en defensa? Andar deprisa mientras sube y baja las manos.

      En fin. Menos mal que van a ganar los dos en Chicago, que si no..

      • Jhonny Franco Aranibar

        Ahora quiero ver a los fans Celtics que sobrevaloran a sus jugadores, esos que dicen que para traer a Butler o George basta y sobra con rozier y olynick y una de las segunda rondas protegidas. Y hasta se están arriesgando.
        Dónde están sus monstruos amir, Jae, avery, etc?
        Un equipo que sólo tira del esfuerzo puede ganar juegos, pero el talento all Star gana campeonatos.
        Para mí ya dieron lo que podían dar, están quemados, pasó su prime de 1.5 años por que no tienen talento salvo alguno por ahí que está en las mismas, no tienen jugadores que lleven años descollando, sólo buenos jugadores a los que stevens en estos meses sacó lo que podían dar.
        Es como el boxeador que empieza lanzando buenos golpes pero termina noqueado por que el rival tiene mejor preparación.
        Y no digan que es un equipo joven, salvo un par que juega poco.
        Hasta smart tiene más de 23 años, ya no es un chico. Thomas? 28 creo, crowder 27, avery 27, amir 30, horford más de 30.
        No es falta de experiencia ni de años en la Liga, de hecho están en su prime, es falta de talento.

        • Hola Jhonny, muchas gracias por leer y comentar, pero la verdad es que no odías estar más equivocado en tus análisis, por partes:

          1. Los Boston Celtics son un proyecto joven, tanto que son la plantilla de Playoffs más joven del este – más incluso que los jovencísimos Bucks.

          2. Marcus Smart, con 23 recién cumpilidos, lo siento, es joven. Es dos años más joven que un candidato al ROY como Brogdon, y algo 20 días mayor que ese jugador que algunos pedían en el draft para los Celtics: Chriss Dunn.

          3. Yo soy uno de esos que no querían dar ni nueces por Jimmy Butler, y me reafirmo en mi opnión. ¿Sabes por qué? Porque este proyecto de los Celtics no es para ganar un anillo, y si crees que con Butler eso iba a cambiar, poco has visto a los Rockets o los Warriors. La idea no es ganar con Thomas, Bradley, Crowder y Horford. La idea es ganar con los Smart, Jaylen, el pick de este año y el del que viene. Por eso, llegar a las finales de la NBA o caer ahora en primera ronda es lo mismo, porque nadie ha hablado nunca de que haya opciones de ganar ahora.

          Un saludo

          • Jhonny Franco Aranibar

            Hola Javier, entiendo que smart es joven, pero no es titular, tampoco es rockie, yo hablaba de la plantilla titular más smart que es su sexto hombre y no es proyecto joven, no al estilo de los verdaderos proyectos jóvenes como minessota, Lakers, sixers , etc. En los cuales sus titulares si son menores de 23 años, más suplentes igual jóvenes, con un par de veteranos de relleno.
            Y pienso que si el verdadero proyecto son smart, jaylen y el pick de este año estarán muy detrás de minessota, Lakers, sixers, porque estos equipos tienen jugadores que pintan para estrellas o superestrellas y también van a tener picks altos este año, y por la lotería quizá obtengan un pick más alto que Celtics. (salvo Lakers que está en veremos, pero si lo retienen….).
            Porque smart y jaylen parecen buenos jugadores, con potencial aún por desarrollar eso si, no parece que vayan a ser estrellas, van a tener que traer estrellas para ellos.
            De brogdon y dunn, no digo nada en contra de tu opinión, igual me parecen tipos que por ser muy mayores a los otros rockies medio destacan. Pero la mayoría de estos casos se diluyen en un par de años, son mayores que hasta la clase de 2014 (randle, vonleh, Gordon, wiguinns, exum, y muchos más tienen 22 años) y otros 23 años (smart, embild, etc)
            Incluso la mayoría de su misma clase tienen 19 o 20 años. (Ingram, jaylen, simmons, etc.

          • Perdóname por ver más los esperanzadores las estadísticas de Marcus Smart y Jaylen Brown en un equipo ganador, con balones y minutos restringidos, sabiendo que si no están bien en defensa se van al banquillo; que las de unos jugdores que cuentan con todos los minutos y oportunidades que necesiten para crecer. Quizás, cuando ellos sean los líderes del proyecto tengan una ventaja en cuanto a experiencia y bagaje con la que los jugadores de los SIxers o Lakers no pueden ni soñar, tampoco en Minnesota. Sobre lo que dices de que Jaylen no va a ser una estrella mientras parece evidente que esos jugadores de otras franquicias incapaces de conseguir 25 victorias lo van a ser… bueno, yo bola de cristal no tengo. Pero sí he visto partidos de los Celtics, Lakers, Minnesotta, Sixers y de más esta temporada, y salvo el caso evidente de Towns, no te cambiaba a Jaylen por nadie, Al menos ya sabe defender a nivel competitivo, cosa que ninguno de amarillo ha demostrado, Wiggins no va a hacer nunca, y quizás solo Saric pueda superarle.

            De todos modos, para qué discutir, el tiempo dirá. De momento, de este draft, Brogdon y Jaylen ya se han apuntado un tanto.

        • JCarlos

          Primero,escribes cosas que yo jamas he leido,Rozier y Olynyk…..,segundo,si se cambia Butler por Crowder + 1 pick como mucho puede ser,pero aunque muchos decis que pedian menos no es verdad,los Bulls pedian media plantilla y por lo menos un Pick,tercero,las regatas son para tierra,haber si cambian las cosas te atreves a escribir,o desapareces como hacen muchos,cuarto,el proyecto es el proyecto,con el cambio que pedian los Bulls el futuro de ellos iba a ser mejor que el nuestro.

          • Jhonny Franco Aranibar

            Bueno, si pedían media equipo por Butler, ¿ Cuál es tu fuente de información? Algun pedido formal de Chicago?.
            Lo cierto es que no hay ninguna oferta ni de uno ni de otro lado, nadie ofreció y nadie rechazó nada, todo eran inventos. Quisiera que alguien cite una fuente oficial, aunque sean palabras de un alto directivo,¿quien hizo alguna oferta? No leí ninguna
            Lo que si creo es que los posibles compradores intuyen el precio que pedirían por tal o cual estrella y prefieren ni ofrecer.
            También creo que los equipos que tienen una estrella piden demasiado cuando alguien pregunta por el precio y también creo que muchos directivos piensan que tienen derecho a “robar” así que cuando llaman nadie quiere ni siquiera sentarse a conversar.
            Lo que me daba chiste eran lo que los fans Celtics opinaban que se debería ofrecer por Butler o George, ofertas francamente ridículas.
            Y acepto tu reto , si cambia la serie lo diré, por que me gusta el baloncesto del bueno, de hecho estoy escribiendo luego del gran juego que hizo Celtics hoy y me gustó.

          • JCarlos

            Segun declaraciones de directivos de los Celtics era inasumible lo que pedian,y fuentes cercanas eso comentaron,y creo que tienen credibilidad,unos tienen derecho a pedir (Bulls) y otros a no dar (Celtics),pero lo que esta claro que los Celtics van a armar mucho mejor equipo sin ese trade.

    • Ah, se me olvidaba: Chicago no es para nada el sitio ideal para ir a jugarse nada. Los Boston Celtics llevan sin ganar allí un partido de baloncesto desde el año 2014.

      • Premier Picks

        Sí, lo decía en tono irónico 😉

  • tino g

    Uff pero como están llorando ahora y ni termino la serie.
    Ya me los imagino panquequeando si la llegan a dar vuelta…

    • Nadie está llorando. Se están analizando dos partidos que se han perdido… como algunos ya habían avisado en este mismo despacho o en el podcast…

  • Txingudi

    Al leer que THOMAS ha hecho temporada de MVP he dejado el artículo Javier….. demasiado subjetivo!!!!

    • Pues muy mal, Txingudi, porque los números de Thomas son de MVP. No lo merece este año porque hay dos monstruos en la liga, pero compáralos por ejemplo con el de Derrrick Rose. Y claro que es subjetivo, si te das cuenta está en la sección de ‘Opinión’ de la web.

      • Txingudi

        Dos monstruos???? hay 5 o 6 monstruos mucho mejores que THOMAS!!!!! y me quedo corto.
        NUNCA en la liga se ha premiado a un jugador que solo juegue en un lado de la pista!!!!! es IMPOSIBLE.
        ROSE era el lider de los Bulls en 2011!!!! lideraba a la mejor defensa de la liga!!!! y lo hacía siendo el mejor defensor del equipo. Por eso le concedieron el MVP, no por meter 25 pts. Thomas por contra desequilibra absolutamente la defensa de su equipo. Es un gran arma ofensiva, punto.
        Y claro que TODOS somos subjetivos, siempre.

        • Sí, tienes razón, el MVP es un premio que siempre ha reconocido la defensa, tanto antigua como recientemente. No hay más que ver los dos últimos de Curry, una auténtica bestia, o los conseguidor por Magic Johnson – por poner el ejemplo más evidente… en fin.

          • Txingudi

            No, no….. de hecho siempre se le da el MVP al mejor anotador….
            En serio me estás comparando la defensa de MAGIC con la de Thomas???? estás de broma????
            Y desde luego CURRY, sin ser un gran defensor, ya me contarás cuando has visto que desequilibre a GSW por NO defender??? para ser un defensor correcto no hace falta ser ninguna bestia. Curry se adaptó a un sistema y defiende más que aseadamente. Thomas, cuando jugó sin sistema defensivo NO defendía nada!!!! y hoy que está en un buen sistema lo desequilibra!!!!! y sus ratios defensivos lo demuestran.

      • JCarlos

        Javi,con Thomas no hemos hecho mas que el año pasado,alguna victoria mas como era de esperar,pero no por Thomas,si no por la proguesion natural de todos los jugadores + Horford + Jaylen,a mi me han decepcionado gran parte de los partidos,muy malas defensas y pocos partidos ganados con autoridad,y lo peor,en postemporada somos peor equipo que el año pasado,teniendo mejor equipo,Thomas mete puntos pero como dice Txingudi no es un jugador completo,y para mi lo peor es que abusa mucho de el juego ofensivo,dejando a los demas jugadores en un segundo plano y esperando a que sea El quien las meta,eso hace a un equipo muy previsible.

  • ComoLarryNoHayNinguno

    Yo voy a ser muy simple en mi razonamiento. La vida es infinitamente más importante que el basket, por mucha NBA que sea, y por mucho que nos moleste que esa desgracia afecte al rendimiento de nuestro equipo.

    Esta página está creada para hablar de basket, de las tácticas, pero en estas circunstancias creo que no se puede separar una cosa de la otra. Este tipo de desgracias y dramas es imposible que no afecten. Bajan el rendimiento de cualquier persona en cualquier profesión, y de la gente más cercana que le rodea, en mayor o menor medida. La preparación de los partidos está viciada. No puedes concentrarte en el partido al 100% si tu mejor compañero está llorando en el vestuario la pérdida de su hermana pequeña. He tenido la suerte de competir a alto nivel, y creo que es básico, fundamental, preparar desde la motivación este tipo de partidos tipo finales o playoffs. Y es imposible que los Celtics pudieran preparar en condiciones ese partido. Imposible, al menos desde este aspecto, el cual considero vital para Celtics.

    Thomas, como los puertos del Tour de Francia, está fuera de categoría en cuanto a carácter. Tiene un carácter y una personalidad increíblemente fuerte (sólo de esa manera alguien de 1,75 m. puede tener esa media de puntos en el 4Q y hacer oposiciones a ser tenido en cuenta como MVP de la NBA). Aun así, y con sus números, no muestra el carácter fuerte de siempre, su mirada es completamente distinta. Pero sólo faltaba que le exigiéramos más, que nadie lo hace, por cierto. Pero el resto de jugadores no son tan fuertes de carácter como el bueno de Thomas, salvo Smart, diría yo, quien sin ese carácter estaría jugando en el Manresa, con todos mis respetos hacia ese equipo. No hay más que verles. Como bien decís Bradley, Hodford y hasta Crowder (una sorpresa para mí), parecen deambular por el campo, ni pelean los rebotes (aspecto del juego donde más influye en el basket el tema actitud). Y no les culpo por esa falta de actitud, creo que está justificado, es demasiado reciente. Sin la cabeza, el cuerpo no responde. Es la vida misma, y al basket, todavía, lo juegan personas, por mucho dinero que ganen.

    No soy psicólogo, pero no descartéis que algunos de los jugadores no se sientan culpables porque Thomas no viajase con su familia tras el fallecimiento de su hermana. Fue antinatural. La decisión de no viajar fue suya, pero el resto de jugadores una de dos, o “saben” que sin Thomas no tendrían nada que hacer, o se han sentido infravalorados por la gente decía que sin él no tenían nada que hacer.

    Ojalá el viaje de Thomas a ver a su familia les permita cambiar el chip y el signo de la serie y empiecen, al menos, a competir casi en plenitud de condiciones. Compitiendo a un alto nivel pueden salvar todavía la serie, los Bulls no son los Warriors, ni mucho menos. Y si ahora parecen mejores es porque no han tenido apenas oposición.

  • ComoLarryNoHayNinguno

    Yo voy a ser muy simple en mi razonamiento. La vida es infinitamente más importante que el basket, por mucha NBA que sea, y por mucho que nos moleste que esa desgracia afecte al rendimiento de nuestro equipo.

    Esta página está creada para hablar de basket, de las tácticas, pero en estas circunstancias creo que no se puede separar una cosa de la otra. Este tipo de desgracias y dramas es imposible que no afecten. Bajan el rendimiento de cualquier persona en cualquier profesión, y de la gente más cercana que le rodea, en mayor o menor medida. La preparación de los partidos está viciada. No puedes concentrarte en el partido al 100% si tu mejor compañero está llorando en el vestuario la pérdida de su hermana pequeña. He tenido la suerte de competir a alto nivel, y creo que es básico, fundamental, preparar desde la motivación este tipo de partidos tipo finales o playoffs. Y es imposible que los Celtics pudieran preparar en condiciones ese partido. Imposible, al menos desde este aspecto, el cual considero vital para Celtics.

    Thomas, como los puertos del Tour de Francia, está fuera de categoría en cuanto a carácter. Tiene un carácter y una personalidad increíblemente fuerte (sólo de esa manera alguien de 1,75 m. puede tener esa media de puntos en el 4Q y hacer oposiciones a ser tenido en cuenta como MVP de la NBA). Aun así, y con sus números, no muestra el carácter fuerte de siempre, su mirada es completamente distinta. Pero sólo faltaba que le exigiéramos más, que nadie lo hace, por cierto. Pero el resto de jugadores no son tan fuertes de carácter como el bueno de Thomas, salvo Smart, diría yo, quien sin ese carácter estaría jugando en el Manresa, con todos mis respetos hacia ese equipo. No hay más que verles. Como bien decís Bradley, Hodford y hasta Crowder (una sorpresa para mí), parecen deambular por el campo, ni pelean los rebotes (aspecto del juego donde más influye en el basket el tema actitud). Y no les culpo por esa falta de actitud, creo que está justificado, es demasiado reciente. Sin la cabeza, el cuerpo no responde. Es la vida misma, y al basket, todavía, lo juegan personas, por mucho dinero que ganen.

    Ojalá el viaje de Thomas a ver a su familia les permita cambiar el chip y el signo de la serie y empiecen, al menos, a competir casi en plenitud de condiciones. La baja de Rondo también puede ayudar. Compitiendo a un alto nivel pueden salvar todavía la serie, los Bulls no son los Warriors, ni mucho menos. Y si hasta ahora parecen mejores es porque no han tenido apenas oposición.