Erik Drost (CC)

Tristan Thompson será baja al menos un partido más

Llevaba disputados 447 partidos seguidos hasta la lesión

TRISTAN THOMPSON ESPERA ESTAR DISPONIBLE LA PRÓXIMA SEMANA. - ERIK DROST (CC)
TRISTAN THOMPSON ESPERA ESTAR DISPONIBLE LA PRÓXIMA SEMANA. – ERIK DROST (CC)

Tras la contundente victoria ante Boston Celtics, los Cavs viven un momento de felicidad al haber demostrado a sus detractores que no están tan muertos como muchos se empeñaban en afirmar. Con cuatro victorias consecutivas, los de Tyronn Lue han vuelto a colocarse como líderes de la Conferencia Este a falta tan sólo de cuatro partidos para dar por cerrada la regular season. Si la felicidad no es completa es por la lesión de Tristan Thompson, que, al no disputar ni un solo minuto ante los Celtics, rompía así una espectacular racha de 447 partidos seguidos jugando para la franquicia de Ohio, la racha más larga de la NBA en la actualidad. Para hacernos una idea, no se perdía un encuentro desde febrero de 2012. Por eso, decirle que no iba ni a viajar con el equipo a Boston fue una tarea complicada.

Como bien cuenta Joe Vardon, de Cleveland.com, a Thompson no le sentó nada bien la medida que tomó la organización; llegando a discutir acaloradamente porque él quería jugar, más que por el récord, por ayudar a los suyos en un partido tan importante.

El problema es que sufre un esguince en el pulgar de su mano derecha y, de cara a unos PlayOffs que están a la vuelta de la esquina, seguir forzando a Thompson podría ser perjudicial para el único center de la plantilla (aparte de Larry Sanders). Como aseguran fuentes de los Cavs, si el partido hubiera sido en unas Finales de Conferencia se le hubiera vendado el dedo y habría jugado; pero ahora lo mejor es descansar.

Finalmente, lograron convencer a Tristan, que mandó este mensaje vía Twitter a los suyos tras la fundamental victoria:

«!Gran victoria chicos! ¡A seguir por este camino!»

El pívot será baja también en el choque de este viernes ante Atlanta y en función de cómo mejore el dedo se perderá o no algún duelo más.

No ha comenzado abril de la mejor forma para TT, entre la lesión y la bronca con LeBron James ante los Pacers. No obstante, a sabiendas de lo importante que es en el vestuario y en la cancha, su entrenador quiso acordarse de él en la sala de prensa del TD Garden:

«Me siento mal por Tristan, porque es el hombre de acero y quiere jugar cada noche».

También el propio LeBron habló sobre Tristan Thompson, aunque aprovechó para destacar la fortaleza que demostró el equipo sin él:

«Siempre ha sido un esfuerzo extra para nosotros la tarea del rebote, más aún cuando un tipo tan importante en ese aspecto como Tristan está fuera. (…) Pero Channing le sustituyó y logró ocho rebotes, estuvo enorme».

No le falta razón a James en eso último. El partido de Frye, que entró como ‘5’, fue descomunal, con ocho rebotes en los diecisiete minutos que disputó. Cuando no estaba en la pista, LeBron (10 rebotes) o Love (16) hicieron de ‘5’ con gran éxito, lo que les permitió terminar el partido con un balance de 51-38 en el apartado reboteador.

Ahora que parece que las aguas vuelven a su cauce tras un marzo tormentoso, sólo falta recuperar al pívot para que los Cavs lleguen de nuevo a la postemporada aspirando a todo.